Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 52% del gasto de las tarjetas opacas es de fines de semana y vacaciones

Los consejeros de Caja Madrid cargaron a la entidad más de dos millones en las Navidades de 2002 a 2012

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa,en el Congreso en 2012.
El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa,en el Congreso en 2012.

La coartada de que las tarjetas opacas de que disfrutaban los consejeros de Caja Madrid y Bankia, y a las que, entre 1999 y 2012, se cargaron 15,5 millones de euros servían para gastos de representación de la entidad no solo se desmorona viendo el tipo de bienes y servicios que adquirieron aquellos con ese medio de pago, principalmente viajes, ropa, joyas y compras en El Corte Inglés. Un análisis de los extractos de las tarjetas revela que el 52% del gasto se realizó en fines de semana y en las vacaciones de verano y Navidad.

La entidad bancaria facilitó la semana pasada al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu un CD con los extractos de las tarjetas de los 86 consejeros de Caja Madrid y Bankia entre los años 2003 y 2012. En ese periodo, los cargos de las tarjetaa fantasma —ocultas al fisco pese a ser técnicamente rendimientos del trabajo, y, por tanto, sujetas a tributación— ascendieron a 11,6 millones de euros, tanto en compras directas como en retiradas de efectivo en cajeros automáticos y ventanillas de la entidad. De esta cantidad, 6,02 millones de euros corresponden a sábados y domingos de todo el año, a los meses de julio y agosto y al periodo comprendido entre el 22 de diciembre y el 8 de enero de 2003 y 2012.

En Navidades el gasto de las tarjetas opacas se disparaba, con un total de 2,03 millones de euros. En esas fechas, el regalo estrella eran los viajes, que ocupan nueve de los 15 cargos de mayor cuantía de ese periodo. El ex director general Ildefonso Sánchez Barcoj ostenta el récord, con un viaje contratado a El Corte Inglés por valor de 16.921 euros en la Nochevieja de 2009. Un año antes, Estanislao Rodríguez-Ponga, secretario de Estado de Hacienda en el Gobierno de José María Aznar, pagó 11.000 euros en otro viaje con la tarjeta fantasma. El expresidente de la entidad Miguel Blesa contrató otra escapada el 27 de diciembre de 2007 por 6.397 euros.

Los regalos navideños eran espléndidos con la tarjeta opaca que Miguel Blesa otorgó a sus consejeros para asegurarse su fidelidad. Carlos Vela, uno de los hombres más cercanos al presidente de Caja Madrid y responsable de Empresas de la entidad, se permitió, el 29 de diciembre de 2003, realizar compras por 4.690 euros en la joyería Suárez, una de las más prestigiosas de Madrid. Este establecimiento fue visitado en 2004 y 2005 por el propio Blesa, que gastó 4.450 en total.

Los consejeros acudieron en 558 ocasiones a El Corte Inglés durante las Navidades de aquellos años. En los grandes almacenes, tanto en sus distintos departamentos —excluyendo la agencia de viajes— como en los supermercados, hicieron gastos por 94.754 euros. Muchas compras coinciden en los días previos a la noche del 24 de diciembre y a la festividad de los Reyes Magos y se realizaron en tiendas como Loewe, Imaginarium o la FNAC.

Una de las mayores sumas navideñas —134.029 euros— corresponde al capítulo de restaurantes, muchos de ellos de cuatro y cinco tenedores. Según los extractos de las tarjetas opacas, Mercedes de la Merced, ya fallecida, acudía cada noche de Reyes entre 2004 y 2009 a cenar a Zalacain, donde hizo cargos de hasta 700 euros. Otra visita tradicional la realizaba cada año al restaurante Ainhoa el consejero Ignacio Navasqües Cobián. Otro miembro de la cúpula de la caja fiel a sus costumbres era Rodolfo Benito. El dimitido secretario general de CC OO Madrid acudía cada enero a la sastrería Yusty, donde hizo pagos por 7.691 euros.

Los consejeros eran amantes de los viajes. Y si esto queda de manifiesto en Navidad, en verano, mucho más. En los meses de julio y agosto, los cargos de las tarjetas ascienden a 2,01 millones de euros. De los 25 cargos a la tarjeta de mayor cuantía, 21 son de agencias de viajes, hoteles, billetes de avión. El principal gasto corresponde a Miguel Blesa, que en julio de 2006 gastó 13.148 euros en la agencia de viajes de El Corte Inglés. En hoteles de lujo se gastaron 188.274 euros, a los que hay que sumar 12.179 euros en Paradores. Establecimientos de grandes cadenas como Marriot o Melià u hoteles de gran lujo de la Costa del Sol como el Marbella Club o el Guadalmina Golf o el Elba Estepona figuran en el listado. Los consejeros iban de viaje bien pertrechados: Matías Amat, número tres de la entidad, compró el 31 de julio de 2008 artículos de maletería Hermès —por valor de 1.500 euros. Otros aprovechaban para decorar su casa y dedicarse al bricolaje: en la lista hay cargos por 4.426 euros en el Leroy Merlin.

Sábado de compra

  • Los fines de semana suponen el 21,8% del gasto de las tarjetas opacas, con 2,4 millones de euros entre 2003 y 2012. Los sábados eran días de compra. Así, el exjefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno abonó 13.148 euros en la sastrería Yusty en 2008.
  • El domingo era el día de salir a comer. El 21 de mayo de 2006, el consejero Juan Manuel Astorqui lo recordará como el día en que comió en ElBulli, el restaurante de Ferran Adrià. La cuenta, cargada a la caja, fue de 1.798 euros.

Más información