Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU y los nacionalistas vascos reprochan al Ejecutivo su“ejercicio de cinismo”

La suspensión de la consulta catalana da con una rápida respuesta de los partidos minoritarios

El recurso de inconstitucional presentado por el Gobierno contra la ley de consultas catalana ha encontrado la rápida respuesta de los partidos minoritarios de la oposición, que evidenciaron dos visiones enfrentadas: por un lado, una muy crítica con el Ejecutivo, representada por los nacionalistas vascos e Izquierda Unida; por otro, un respaldo al presidente, Mariano Rajoy, con UPyD a la cabeza.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha arremetido contra el “ejercicio de cinismo” practicado, según él, por el Ejecutivo. En una rueda de prensa celebrada en Bilbao, el político vasco ha afirmado que ningún artículo de la Constitución impide celebrar una consulta en Cataluña y que, el caso de que así fuera, cabría plantearse si la Ley Fundamental es “poco democrática”.

Esteban ha rechazado el argumento del Ejecutivo de que la independencia de Cataluña es una cuestión que afecta a todos los españoles. Ha señalado que en el referéndum escocés no votaron ni los ingleses ni los galeses, igual que ocurrió en los de Quebec o Eslovenia. “¿Quién si no los ciudadanos catalanes tiene que opinar sobre el futuro de Cataluña? Luego, si hay que llegar a acuerdos para reformar la Constitución, sí opinará el resto”, ha remachado el parlamentario.

Además del PNV, el otro grupo nacionalista vasco presente en el hemiciclo, Amaiur, también se ha manifestado con gran dureza. El diputado Xabier Mikel Errekondo ha asegurado que el recurso del Gobierno representa “una agresión directa a la democracia”, además de subrayar que la legalidad española “no tiene legitimidad alguna porque está dirigida a enterrar la voluntad de la ciudadanía y de los pueblos”. “El recurso es la muestra más palpable de la incapacidad del Estado de abordar una cuestión política desde el ámbito del diálogo y el acuerdo”, ha continuado Errekondo en una rueda de prensa en San Sebastián.

La línea argumental de IU también ha estado llena de reproches al Ejecutivo del PP. El portavoz de Justicia de la formación en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha destacado primero que su formación no comparte la “política de veto” del Gobierno contra el referéndum soberanista. A su vez, ha reclamado “más negociación política” para hacer posible la celebración de una consulta legal y “con garantías democráticas”, tal y como defiende su grupo parlamentario, que espera que de ese referéndum salga la decisión de los catalanes de “seguir viviendo juntos” en España.

UPyD respalda al Ejecutivo y ataca a CiU por “chulear la Constitución”

Por ello, ante este escenario, Llamazares ha comentado que no comparte la postura del Gobierno de recurrir la convocatoria, “adelantando” además ya que será rechazada. “No se puede preestablecer o indicar lo que va a fallar el Tribunal Constitucional”, ha añadido el portavoz de IU, quien ha acusado a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría de pronunciarse como si fuera “la presidenta del Tribunal Constitucional”.

El Gobierno sí ha encontrado el respaldo de UPyD. La portavoz de la formación magenta, Rosa Díez, ha reiterado su apoyo “incondicional” al Ejecutivo para que “proteja a los ciudadanos de los desmanes de un gobernante despótico”, en referencia a la decisión del presidente de la Generalitat, Artur Mas, de convocar la consulta soberanista.

“UPyD no escatimará esfuerzos para defender la legalidad y a los ciudadanos catalanes a los que su gobierno les priva de libertad”, ha advertido Díez, quien ha arremetido contra Mas por “chulear la Constitución y la democracia” y conseguir “que muchos catalanes se encuentren como extranjeros en su propia tierra”.