Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez envía a prisión al cabecilla de la célula yihadista con vínculos con el EI

El grupo, dice el auto, preparaba su "marcha inminente" para integrarse en el Estado Islámico

Uno de los presuntos terroristas detenidos el pasado viernes.
Uno de los presuntos terroristas detenidos el pasado viernes.

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha acordado prisión provisional, comunicada y sin fianza para Mohamed Said Mohamed, presunto cabecilla de la célula terrorista vinculada al autodenominado Estado Islámico (EI o ISIS, en sus siglas en inglés) desarticulada el pasado viernes en una operación contra el yihadismo desarrollada en las ciudades de Melilla (España) y Nador (Marruecos). El magistrado le acusa de un presunto delito de terrorismo.

Según el juez, el estado actual de la investigación acredita indiciariamente con visos de "alta probabilidad" que el detenido es el líder de un grupo de carácter yihadista establecido entre la ciudad de Chiker, Farkhana y Melilla. Dos de los miembros de ese grupo, integrado principalmente por marroquíes, viajaron el 21 de julio a una zona indeterminada de Siria o Irak controlada por el Estado Islámico, EI), con el que comparten el ideario, según fuentes jurídicas.

Los miembros del grupo se dedicarían a hacer adoctrinamiento y proselitismo, "teniendo como fin último emigrar para unirse a la organización EI", dice el auto de Gómez Bermúdez. En el caso del detenido, se ha encontrado en su casa un cuaderno con alusiones a esa "inmigración", con un texto con alusiones a lo que podría interpretarse como una despedida.

Mohamed Said Mohamed incurrió en contradicciones e hizo una declaración poco congruente —dijo desconocer, por ejemplo, a los miembros del grupo de detenidos en Marruecos, cuando ha sido visto en reuniones con ello— y la policía se incautó de instrumentos peligrosos en su domicilio, un disco duro dañado "a propósito", tarjetas de teléfonos y cajas de teléfonos que no reconoció como suyos.

Por todo ello, además de la información suministrada por Marruecos, el juez concluye que los miembros de la célula "preparaban su marcha inminente para integrarse orgánicamente en el grupo terrorista Estado Islámico".

El auto del magistrado recoge que Mohamed Said Mohamed, con antecedentes desde 2004, ha cumplido pena de prisión entre febrero y agosto de 2014, así como que le constan "numerosas detenciones policiales en Melilla debido a una serie de delitos de tipo violento"cometidos en los últimos años. "Robo con fuerza, robo con violencia, amenazas, lesiones, detención ilegal y desobediencia y resistencia, pudiendo ser el móvil de dicha actividad delictiva la obtención de recursos económicos para el grupo", precisa el auto del juez.

Gómez Bermúdez indica también que Mohamed Said Mohamend "no tiene vinculación real con el territorio español" porque, aunque es nacional, "su comportamiento pone de manifiesto su intención de marcharse de España". Además, señala la existencia de una orden internacional de detención dictada por Marruecos por delitos de asociación en bandas armadas con vista a preparar y cometer acciones terroristas. Por el alto riesgo de fuga y la necesidad de evitar la ocultación o destrucción de pruebas y la reiteración delictiva, el magistrado Gómez Bermúdez ha acordado su ingreso en prisión.

Said Mohamed es hermano de Zakaria Said Mohamed, un exmilitar español al que se le suponía combatiendo en Malí y que presuntamente ya estaba asesorando a los ahora detenidos en el manejo de armas y explosivos. Su arresto fue solicitado por Marruecos para su extradición al país vecino del sur. La detención se produjo a espaldas de la llamada Mezquita Blanca, en el barrio de la Cañada de Hidum.