Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe del Ejército del Aire defiende su imagen ante conductas “impropias”

El general Arnaiz califica de "excepcionalidad" casos como los de Getafe o las falsas mudanzas

El jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire, Francisco Javier García Arnaiz.
El jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire, Francisco Javier García Arnaiz.

El jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire, el general Fracisco Javier García Arnaiz, ha salido al paso de los casos de presunta corrupción en los que están implicados militares a sus órdenes asegurando que “la intachable hoja de servicios de nuestro Ejército del Aire a lo largo de estos 75 años [en octubre se cumplen tres cuartos de siglo de su creación] no se empaña en absoluto por el comportamiento impropio que excepcionalmente haya podido cometer alguno de sus componentes”.

En una carta abierta a sus 27.000 subordinados, difundida a través de la Intranet del Ejército del Aire, García Arnaiz subraya que “por mucha relevancia que, precisamente por su excepcionalidad, tengan estos hechos en los medios de comunicación, tampoco debemos consentir que se conviertan en una losa moral”.

Aunque el general no dice a qué casos se refiere, recientemente han saltado a los medios de comunicación dos escándalos relacionados con el Ejército del Aire. Uno se refiere a la gestión del Acuartlemiento Aéreo (ACAR) de Getafe, donde un informe pericial realizado por tres interventores ha confirmado un fraude y malversación masiva de fondos públicos. Otra es el cobro indebido de la indemnización por traslado de residencia, por el que han sido procesados 45 pilotos que supuestamente presentaron facturas falsas de inexistentes mudanzas.

“Vosotros que, las 24 horas del día de todos los días del año, cumplís con ilusión, honradez y entrega ejemplares [...] contad [con] que tendréis siempre mi apoyo y el de la sociedad a la que srvimos”, les dice el jefe del Ejército del Aire a sus subordinados.