Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Margallo no descarta suspender la autonomía catalana ante una consulta

"El Gobierno usará todos los medios legales a su alcance", dice el ministro de Exteriores

Mas contesta que no detendrá el proceso soberanista: "No se frenará el curso de la historia"

El titular de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, no ha descartado este martes que el Gobierno suspenda la autonomía de Cataluña si el presidente Artur Mas sigue adelante con su propósito de convocar la consulta soberanista. "Hay líneas que no se pueden franquear", ha advertido el ministro. "El Gobierno utilizará todos los medios legales a su alcance para evitar un referéndum de secesión. Toda la ley y solo la ley", ha remachado, en un desayuno informativo organizado por Europa Press.

Ante la pregunta expresa de si, entre las medidas que baraja el Ejecutivo figura la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que prevé la posibilidad de que el Gobierno central pueda dictar órdenes a las autoridades de una comunidad autónoma que no cumpla sus obligaciones legales, Margallo ha respondido: "Incluye todo lo que haya que incluir para que ese referéndum no se celebre". El ministro ha recalcado que tanto él como el presidente catalán han prometido respetar las leyes y hacerlas respetar. Y ha señalado, respecto de lo que ocurrirá el 10 de noviembre, un día después de la fecha prevista para la consulta, que "en la política y en la vida no hay situaciones irreversibles".

El presidente catalán le ha respondido desde la tribuna del Parlament, donde este martes se celebra la segunda jornada del debate de política general. Mas ha advertido al Gobierno de que la suspensión de la autonomía no impedirá el proceso soberanista: "No piensen que con esto se frenará el curso de la Historia", ha remachado.

"Dentro del marco de la Constitución y de las leyes todo es posible, pero fuera del marco de la Constitución y de las leyes nada es posible", había subrayado antes Margallo. Unas palabras que han llegado el mismo día en que el presidente de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, ha ofrecido a Artur Mas, entrar a formar parte del Gobierno con el objetivo de “blindar la consulta” del 9 de noviembre después de que el segundo abriera la puerta ayer a unas elecciones anticipadas. "Si el Gobierno nos llama entraremos en el Gobierno", ha afirmado el líder de la formación independentista.

Margallo también ha dicho que sería un "precedente pésimo, para la UE y para todo el mundo" que Escocia votara por la independencia en el referéndum del próximo jueves y ha advertido del riesgo de "fragmentación balcánica" en un escenario internacional inestable en el que se apuesta por mantener la integridad territorial de los estados como factor de estabilización. El jefe de la diplomacia española ha negado haber mantenido algún contacto con el líder independentista escocés Alex Salmond y no ha querido pronunciarse sobre la posibilidad de que España vete el ingreso en la UE de una hipotética Escocia independiente.

Ante la polémica generada por sus palabras, Margallo ha dicho más tarde, a su llegada a la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, que "lo sorprendente es que eso [la aplicación de la ley] sea noticia en un país maduro. Para cualquier gobierno legítimo, la línea roja, el límite infranqueable es el cumplimiento de la ley. Dentro de la ley toda es posible, fuera de la ley nada es posible", ha insistido. Preguntado por las declaraciones del portavoz del PNV, Aitor Esteban, quien ha sugerido que el siguiente paso sería enviar tanques a Cataluña, ha respondido: "Eso no me parece que esté en la Constitución".

El ministro de Interior subraya que el Gobierno debe hacer “cumplir la ley”

Silvia Ayuso, Washington

Al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, no le consta que el ejecutivo de Mariano Rajoy haya amenazado con suspender la autonomía de Cataluña si el presidente Artur Mas sigue adelante con sus planes de celebrar la consulta, si bien ha subrayado que el Gobierno se asegurará que el 9 de noviembre no se haga “nada ilegal”.

“En ningún momento a mí el presidente del Gobierno me ha dicho ni le he oído hablar de la suspensión de la autonomía catalana”, ha dicho Fernández Díaz, matizando de este modo desde Washington las palabras del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel-García Margallo, que este mismo martes dijo que no se descartaba esa posibilidad.

“Lo que sí me ha dicho y sí le he oído decir es que una consulta ilegal no se puede realizar, porque es una ilegalidad”, ha acotado el titular de Interior desde la capital estadounidense, donde este martes concluye una visita de trabajo.

En este sentido, Fernández Díaz ha recordado que todo cargo público y dirigentes políticos han “jurado o prometido cumplir y hacer cumplir la Constitución y el conjunto del ordenamiento jurídico (…) y eso no tiene excepciones”.

“Yo quiero estar convencido de que evidentemente, el señor Artur Mas cuando dijo que haría una consulta a la que yo llamo referéndum legal, quiere decir que lo hará si es legal, y si no es legal no lo hará”, ha continuado, subrayando que “un gobierno que incumple la ley es un gobierno que no puede circular por un mundo en el que el respeto a la ley, a las reglas del juego, forman parte de la convivencia democrática”.

Ya sea por decisión propia de las autoridades catalanas o porque es tarea del Gobierno central “garantizar que no se hará nada ilegal”, ha insistido, “es evidente que no se va a hacer nada ilegal el 9 de noviembre”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información