_
_
_
_

El exdirector de la Fundación Ideas renuncia a ser diputado

Carlos Mulas fue destituido en 2013, entre acusaciones de supuestas irregularidades

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Carlos Mulas, en una imagen de 2012.
Carlos Mulas, en una imagen de 2012.Kike Para

Carlos Mulas, quien fue destituido como director de la Fundación Ideas del PSOE entre acusaciones de supuestas irregularidades, ha renunciado a tomar posesión de su escaño como diputado por Madrid. Le correspondía asumir el acta que deja vacante Alfredo Pérez Rubalcaba, exsecretario general socialista.

La nueva dirección del partido ha respirado aliviada por la decisión de Mulas, ya que tenía decidido que si asumía el escaño sería expulsado al Grupo Mixto. El exresponsable de la fundación socialista se vio inmerso en febrero de 2013 en un escándalo por presuntas irregularidades, incluidas supuestas facturaciones por artículos a nombre de Amy Martin, que resultó ser un seudónimo tras el que estaba quien había sido su pareja.

Mulas, que pidió la baja del PSOE por el escándalo, hizo pública su renuncia este viernes en su web. Asegura que hubiera sido “un honor y una culminación a una aspiración política, pero habría resucitado un episodio lamentable y sobredimensionado que quedó plenamente superado”.

“He decidido continuar con mi compromiso profesional vigente con el Fondo Monetario Internacional, y no tomar posesión del escaño vacante en el Congreso. Se trata de una opción coherente con la reorientación profesional que comencé hace tiempo, y que llevaba implícita una desvinculación progresiva de la actividad política para centrarme en mi carrera como profesor universitario y como economista asesor en organismos internacionales”, asegura.

La siguiente en la lista del PSOE por Madrid es María Virtudes Cediel Martínez, quien ya fue diputada entre 2008 y 2011.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_