Felipe VI abre el curso político con responsables institucionales

Recibe a los presidentes del Tribunal de Cuentas y del Consejo de Estado

Felipe VI con el presidente del Consejo de Estado.
Felipe VI con el presidente del Consejo de Estado. Emilio Naranjo (EFE)

El verano de Felipe VI ha sido atípico. Como monarca proclamado casi al comienzo del estío, el Rey apenas ha podido interrumpir el trabajo durante estos meses. En Palma de Mallorca se le ha visto combinar la agenda con el descanso; las audiencias con el timón del velero Aifos. Así que don Felipe no ha tenido una vuelta oficial de vacaciones, dicen en La Zarzuela, donde indican que ya venía trabajando “a velocidad de crucero”. Ayer reanudó la ronda de entrevistas con los representantes institucionales que abrió en junio, al poco de su proclamación. El otoño “intenso” que afronta el jefe del Estado tiene como punto clave en el horizonte inmediato su presentación al mundo en la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York, a finales de este mes de septiembre. Ya trabaja en el discurso que pronunciará.

Más información
Felipe VI primero recepción; después vela
El Rey: “Hablar de futuro es siempre complicado”

El viaje a Nueva York será el primero fuera de España de los Reyes en el nuevo curso político. En octubre es posible que visite algún país europeo, apuntan fuentes de la Casa del Rey, y el año lo cerrará en México, en la 24ª Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará en diciembre en la ciudad de Veracruz. Antes, Felipe VI continuará con su trabajo de despacho, las audiencias y los actos de inauguración del curso, como la apertura del año judicial, el próximo 10 de septiembre.

Tras los representantes de los poderes del Estado, ahora es el turno de dar continuidad a la ronda de encuentros de toma de contacto con el resto de instituciones: ayer recibió en el Palacio de La Zarzuela al presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, y al del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda.

El presidente del órgano fiscalizador dio explicaciones al Rey sobre los problemas de nepotismo de la institución revelados por EL PAÍS. Según informó el Tribunal de Cuentas en un comunicado, Álvarez de Miranda compartió con el Rey los proyectos impulsados por la institución para “fomentar la transparencia y el buen gobierno”, así como “la reforma de los procesos selectivos de personal” y “la fijación de criterios en la composición de los tribunales de selección para evitar cualquier apariencia de discrecionalidad”.

El alto porcentaje de lazos familiares entre sí, con altos cargos y con representantes sindicales (casi un centenar) que existen en este organismo han obligado a la institución a reformar su proceso de contratación. La Zarzuela no informó de qué comentó el Rey al respecto. Tampoco de los asuntos que trató en el encuentro con el presidente del Consejo de Estado, Romay Beccaría.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Felipe VI recibirá hoy, también en su despacho, al fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, y a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril.

Sobre la firma

E.G. DE BLAS

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS