Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco muertos en un choque entre un coche y un camión en Castellón

El turismo en el que iban los fallecidos invadió el carril contrario en una peligrosa curva

Restos del accidente ocurrido en Castellón. / D. C. (EFE)

Cinco jóvenes senegaleses murieron en la madrugada de este viernes en un brutal accidente de tráfico, al chocar el vehículo en el que viajaban contra un camión articulado, en la carretera nacional N-340 a su paso por el municipio de Alcalà de Xivert (Castellón). Tráfico tuvo que cortar la circulación en ambos sentidos hasta bien entrada la madrugada.

Es el segundo accidente más grave del año en las carreteras españolas, tras el ocurrido el 22 de julio en Cox (Alicante), en el que murieron ocho personas (tres hombres, tres mujeres y dos niños) cuando un camión colisionó contra la furgoneta en que viajaban las víctimas y quedó envuelta en llamas. Los fallecidos eran de origen rumano.

Los cinco senegaleses viajaban en un Peugeot 406 de 15 años de antigüedad y se dirigían a su residencia en Vinaròs, también en Castellón, después de una larga jornada dedicada a la venta ambulante en los municipios turísticos de Benicàssim y Oropesa. Cuando sufrieron el accidente pasaban las dos de la madrugada y circulaban por uno de los tramos más peligrosos, un punto negro, según la Guardia Civil.

La principal hipótesis que barajan los investigadores es que el conductor, de 30 años, se durmió o se despistó e invadió el carril contrario en una curva, chocando contra un tráiler. Mor, Mohamed, Bara, Ibrahim y Modou fallecieron en el acto. Tenían entre 30 y 36 años de edad.

Gora Dioum, secretario de la Asociación de Inmigrantes Senegaleses de Valencia, colaboró el viernes con el consulado de Senegal en la ciudad para recabar datos del siniestro. “Los cinco venían de Oropesa e iban a su pueblo de Vinaròs para descansar. Eran jóvenes y se dedicaban a la venta ambulante. Debían aprovechar a tope los meses de verano”, declaró.

Según explicó Dioum, quienes se dedican a la venta ambulante en la costa castellonense se levantan a primera hora para aprovechar al máximo a los turistas de la playa y regresan a casa de madrugada tras recorrer todos los puntos calientes del mercado de calle.

La Guardia Civil, no obstante, indicó que todos los fallecidos venían de la vecina Benicàssim porque allí vive el familiar de uno de ellos y porque la ciudad estaba en vísperas de celebrar el Rototom Sunsplush, un festival de reggae y cultura jamaicana y africana que atrae a unas 30.000 personas diarias. Un mercado potencial nada despreciable.

El trayecto de al menos media hora en la peligrosa carretera nacional acabó en el kilómetro 1.028, en el límite de Alcalà de Xivert y Santa Magdalena de Pulpis. El turismo no tomó la curva y se empotró contra el camión que venía de frente. No había posible reacción.

Cinco muertos en un choque entre un coche y un camión en Castellón

El conductor del vehículo pesado, un hombre de 48 años que iba en dirección a Valencia, resultó ileso. Dio negativo en la prueba de alcoholemia y drogas que le practicaron los agentes de la Guardia Civil de Tráfico que acudieron al lugar del siniestro. Los tres ocupantes que iban en la parte de atrás del Peugeot no llevaban puesto el cinturón de seguridad, según la agencia Efe.

El camión, apartado y medio volcado en el arcén de la carretera, era el viernes por la tarde el único signo de la tragedia. No sería retirado hasta que estas labores se pudieran realizar sin tener que cortar la circulación.

La Guardia Civil todavía no ha podido determinar la causa del siniestro, aunque está confirmado que fue el viejo turismo ocupado por los senegaleses el que invadió el carril por donde circulaba el camión.

Tras el choque, el turismo, matriculado en 1999 en Tarragona, quedó atravesado en la calzada y el camión inclinado en el arcén.

La alta siniestralidad de la N-340 en la provincia de Castellón llevó al Ministerio de Fomento, después de una serie de siniestros en los que estuvieron implicados camiones, a ordenar el desvío de todos los de más de 7,5 toneladas por la CV-10, una vía paralela de doble carril. La medida entró en vigor la pasada Semana Santa. El desvío se produce desde la localidad de Nules (al sur de Castellón) hasta Torreblanca (norte). El camión Scania que se vio implicado el viernes en el accidente todavía no había llegado al punto del desvío obligatorio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información