Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precedente, ‘la crisis de los cayucos’

En los últimos 10 años, no había habido una oleada tan numerosa en 24 horas desde 2006

Una patera con 158 inmigrantes, a su llegada a Tenerife, en 2006.
Una patera con 158 inmigrantes, a su llegada a Tenerife, en 2006. Reuters

Los 299 inmigrantes rescatados la mañana de este lunes en el Estrecho de Gibraltar representan la oleada más numerosa de sin papeles llegada en patera a una costa española en 24 horas desde el viernes 18 de agosto de 2006. Ese día, 512 extranjeros arribaron en distintos tipos de embarcación a Canarias. De hecho, durante aquel fin de semana, un total de 1.268 indocumentados llegaron a algún punto de las islas: el sábado 19 llegaron 324 y el domingo 20 de agosto alcanzaron las islas 432 subsaharianos en tres barcazas que fueron conducidas al puerto de Los Cristianos (Tenerife) y otra más que arribó a Arguineguín (Gran Canaria).

Ese año se registró el número más alto de inmigrantes irregulares llegados en embarcaciones, con 39.180 personas, muy por encima de 2005 (que registró 11.781) y 2007 (18.056), durante el episodio conocido como la crisis de los cayucos. En 2013, el total de sin papeles rescatados descendió a 3.237, el número más bajo desde 2001, según datos del Ministerio del Interior.

Aunque el mes de agosto suele ser propicio para que los inmigrantes se echen al mar por las buenas condiciones meteorológicas, el siguiente registro más numeroso de entrada de inmigrantes irregulares en un día de los últimos 10 años se dio el 6 de octubre de 2009, cuando las costas de Almería, Murcia y Alicante recibieron una oleada de 21 embarcaciones con más de 230 inmigrantes a bordo en una jornada.

En cuanto a las pateras rescatadas en el Estrecho de Gibraltar, la última entrada masiva de sin papeles de la década fue el 19 de agosto de 2008. Casi 200 inmigrantes indocumentados fueron detenidos en apenas 24 horas cuando intentaban alcanzar la costa andaluza a bordo de cinco embarcaciones y en precarias condiciones. Siete de ellos, de origen magrebí, cruzaron a bordo de una colchoneta de playa.

Más información