Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberadas 11 rumanas explotadas sexualmente por compatriotas en España

Detenidas 13 personas por trata de mujeres. Las captaban en Rumanía y viajaban engañadas

Una vez aquí, las chicas eran obligadas a prostituirse en locales de Andalucía y Cataluña

Momento de la detención de los delincuentes, durante la operación policial.
Momento de la detención de los delincuentes, durante la operación policial.

La Policía Nacional ha liberado a 11 mujeres rumanas que eran explotadas sexualmente en clubes de alterne de Málaga y Gerona por un grupo de compatriotas. Los agentes han detenido a 13 personas que presuntamente captaban a las víctimas en su país de origen con falsas promesas de una vida mejor en España o bien engañando a las mujeres haciéndoles creer que mantenían una relación sentimental con el que realmente iba a ser su proxeneta, en la modalidad conocida como lover boy. La familia de una de las jóvenes había denunciado su desaparición en Rumanía.

Según informa la policía en un comunicado, la investigación comenzó con el testimonio de una persona que denunció la situación de explotación sexual en la que podrían encontrarse varias mujeres de un club de alterne de Málaga. Las primeras pesquisas apuntaban a un hombre de nacionalidad rumana. Así se descubrió una organización bien estructurada y se supo que algunas víctimas habían sido trasladadas desde Andalucía a la zona de Cataluña, donde la policía localizó a dos víctimas que habían sido trasladadas hasta la localidad de Lloret de Mar (Gerona).

Por una vida mejor

Los miembros del grupo desarticulado captaban a las mujeres en Rumanía, ganándose su confianza y ofreciéndoles una vida mejor en España, o bien las seducían y fingían una relación sentimental con ellas para conseguir que viajaran. Una vez en territorio español, las jóvenes eran obligadas a prostituirse en clubes de distintas provincias o incluso eran trasladadas regularmente a locales de otros países, para aumentar el beneficio de su explotación. 

Cada uno de los proxenetas de la organización controlaba a una o varias mujeres, que eran sometidas a un férreo control y obligadas a ofrecer sus servicios durante más de diez horas diarias. Las mantenían completamente aisladas, mediante amenazas y coacciones, e impedían cualquier tipo de relación con el exterior, especialmente con otros compatriotas rumanos.

Entre las víctimas liberadas se encuentra una joven de 18 años cuya familia había denunciado su desaparición en Rumanía. Desde que terminó el curso escolar, su familia no había vuelto a saber nada de ella hasta que ha sido liberada por los agentes.

En la operación han sido detenidas diez personas en Málaga y otras tres en Gerona, de las cuales dos son españolas y todas las demás, rumanas.Se han intervenido, entre otros efectos, dinero en efectivo y varios dispositivos electrónicos y teléfonos móviles.