Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PEDRO SÁNCHEZ | Ganador de las elecciones para dirigir el PSOE

“Haré posible un giro a la izquierda que permita ganar elecciones”

Pedro Sánchez, de 42 años, tiene el apoyo de 65.000 militantes para ser secretario general del PSOE

Pedro Sánchez, en un momento de la entrevista.
Pedro Sánchez, en un momento de la entrevista.

Sólo han pasado unas horas desde que Pedro Sánchez, madrileño de 42 años, recibiera el apoyo de 65.000 militantes para ser secretario general del PSOE, organización a la que se afilió en 1993. Y han pasado siete meses desde que anunció a su esposa sus planes. “Begoña, voy a intentar ser candidato a las primarias del partido”. ¿Y qué le respondió? “Adelante”. El futuro secretario general del PSOE, así será el sábado 26 tras la votación de los delegados en un congreso extraordinario, recibe a EL PAÍS en unas dependencias que le ha facilitado el aún secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba. Tantas semanas de campaña con un discurso muchas veces repetido le llevan a trasladar de nuevo los mensajes de lo que quiere hacer, como es “cambiar el PSOE para cambiar España”. Su primer día tras la victoria se ha visto perturbado por el debate sobre cuándo va a convocar las primarias para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno.

Pregunta. Sus dos adversarios se comprometieron a convocar primarias para el mes de noviembre. ¿Y usted?

Respuesta. Habrá primarias abiertas para que voten el partido y los ciudadanos, claro que las habrá.

P. ¿En noviembre o es usted partidario de que sean después de mayo, tras las elecciones municipales y autonómicas?

R. Lo decidiremos entre todos y la ejecutiva marcará el calendario aunque será consensuado.

P. ¿Pero antes o después de las municipales?

R. Cuando mejor convenga al interés electoral del PSOE. Yo quiero hablar mucho más de los españoles y lo justo del PSOE, lo que quiero es ganar las elecciones municipales y autonómicas y la fecha de las primarias estará supeditada a ese objetivo de victoria. El PSOE debe recuperar el sello de partido ganador. Debemos tener, como siempre, vocación de gobierno.

Mis referentes son Felipe González y Renzi, de izquierdas y reformistas”

P. ¿Esa vocación de gobierno significa irse al centro o a la izquierda?

R. Yo reivindico el espacio de la izquierda, que es el del PSOE, que ha sido y debe ser capaz de atraer al centro.

P. ¿Los militantes que le han votado le pedían que recuperara señas de identidad de la izquierda?

R. El partido lo que quiere es ganar elecciones y también otra forma de organizarse. Sus inquietudes coinciden con las de buena parte de la sociedad española.

P. ¿Qué les dice al 50% de los militantes que suman los apoyos de Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias?

R. Que voy a ser el secretario general de todos, que no sobra nadie, que falta mucha gente.

P. ¿Y esa intención en qué se traduce?

R. En devolver el poder de decisión a los militantes de base, en que los dirigentes rindan cuentas entre ellos, en rejuvenecer la organización y que los jóvenes y las mujeres tengan un mayor papel…

P. ¿Coincide el modelo económico y social que le han pedido los militantes con los millones de votos perdidos por el PSOE?

R. Los militantes y la sociedad van a aceptar el modelo de socialdemocracia reformista que defiendo. Se ha ido mucho talento de este país, se están yendo los jóvenes, y la generación de mayores de 40 años está en el paro.

P. Cuando se le piden detalles sobre su modelo económico y social alude a la Conferencia Política en la que trabajaron cientos de expertos y a la que contribuyó. ¿Ese va a ser el manual?

R. En ese trabajo hay un caudal muy importante de ideas y de proyectos, pero seguiremos trabajando y profundizando en la oferta para la sociedad.

P. ¿Esa oferta está en la izquierda por el influjo de Podemos?

R. Nosotros tenemos que construir una alternativa socialista, esperanzadora y solvente, sin populismos ni demagogias, porque, por ejemplo, no pagar la deuda pública es agravar la crisis.

Las primarias serán cuando más convenga al interés electoral del PSOE”

P. ¿Ustedes van perdiendo elecciones porque se les va el voto más por el centro que por la izquierda o, como ocurrió en 2011, se les dispersa por todas partes?

R. Eso ocurrió así, pero ahora haré posible un giro a la izquierda que gane elecciones. Va a haber una transición económica, y quiero una regeneración democrática profunda.

P. ¿Esa transición económica en qué se traduce?

R. Necesariamente tiene que afectar a España y a Europa. Estamos en desacuerdo con la que ha llevado a cabo la Comisión Europea y damos una primera señal mañana [(POR HOY)]cuando los eurodiputados socialistas españoles voten en contra del nombramiento de Juncker [candidato a presidir la Comisión Europea]. Con las políticas llevadas hasta ahora por la Comisión sólo aumenta la desigualdad.

P. ¿Tiene algún referente en Europa que podría dar la vuelta a las políticas llevadas hasta ahora?

R. Tengo dos referentes en mi propio partido, en España y en Europa. Para mí son referencias Felipe González y Matteo Renzi. Ambos han reunido dos cualidades: ser de izquierda y ser reformistas. Trabajaré para que vuelva el PSOE de los 11 millones de votos.

P. ¿Tendrá usted la autonomía suficiente para llevar a cabo el proyecto que quiere o siente usted que le marcarán desde el socialismo andaluz?

R. Estoy inmensamente agradecido a los socialistas andaluces por su apoyo y el partido en Andalucía va a ser central en el proceso de cambio del PSOE.

P. ¿Entonces a quienes dicen que a usted le tutela Susana Díaz que les responde?

R. A mí quien me tutela es la militancia del PSOE.

Quiero de nuevo un partido que pueda obtener 11 millones de votos”

P. ¿Cree que esa militancia le apoyará para que se presente a las primarias y ser el candidato a la presidencia del Gobierno?

R. Yo, en primer lugar, lo que tengo que hacer es cumplir con mi tarea de secretario general del PSOE.

P. ¿Y eso quiere decir que se va a presentar, o no?

R. He dicho durante mi campaña que me presentaba para cambiar el PSOE con la ambición de cambiar España. Y ahí lo dejo.

P. Usted se comprometió a incluir en su Ejecutiva a Eduardo Madina y a José Antonio Pérez Tapias, ¿se lo ha ofrecido ya?

R. Tengo que hablar con ellos, pero sería un honor que Eduardo y José Antonio estén conmigo en la dirección.

El futuro líder socialista tiene dos semanas para formar a su equipo

A.D

Dos semanas tiene por delante Pedro Sánchez para hablar y negociar sobre la formación del equipo que le acompañe. En la noche del 26 de julio, una vez que haya sido votado por el millar de delegados del congreso extraordinario que avalará su elección, empezará la liturgia de la formación de la comisión ejecutiva federal. Aunque haya días por delante, la tradición indica que las negociaciones se cierran esa noche del sábado al domingo. Incluso algunos nombres bailan hasta momentos antes de que se produzca la votación.

El objetivo de Pedro Sánchez es superar en el congreso en porcentaje el apoyo que ha recibido de los militantes (el 49% de los que acudieron a votar para elegir nuevo líder del PSOE). Para que eso sea posible, el 50% que optó por Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias debe verse reflejado en el equipo que forme Pedro Sánchez.

La ronda de reuniones con los secretarios generales, uno a uno, se producirá entre esta semana y la próxima. Y no sólo para hablar de representación en la ejecutiva y en el comité federal, el órgano de mayor representación, aunque también. Ayer, además de reunirse personalmente con los dos gobernantes autonómicos del PSOE, Susana Díaz (Andalucía) y Javier Fernández (Asturias), conversó telefónicamente con la mayoría de los barones. Todos le reconocieron su victoria sin paliativos. Así lo hizo Guillermo Fernández Vara: “Ayer teníamos tres candidatos, hoy un secretario general, de todos”.

También conversó ayer Sánchez con Patxi López, secretario general del País Vasco; Roberto Jiménez (Navarra); César Luena (La Rioja); Emiliano García Page (Castilla-La Mancha); y Óscar López (Castilla y León), muy en contacto estos días con todos los candidatos al haber sido el garante del proceso de esta consulta a los militantes. Con mayor o menor énfasis los secretarios generales tratarán de estar representados en la próxima ejecutiva, personalmente o a través de alguien de su confianza, y, desde luego, en el comité federal.

Más información