Cae una banda que usaba avionetas para introducir hachís desde Marruecos

Los agentes arrestan a 16 supuestos miembros de la banda, que usaba aeródromos de Cádiz

Una de las avionetas interceptadas en la operación.Vídeo: guardia civil

La Guardia Civil ha desarticulado en Cádiz una organización criminal que utilizaba avionetas para introducir hachís en España desde Marruecos. La operación se ha saldado con la detención de 16 personas, que partían de noche desde fincas privadas y aeródromos gaditanos —como el de Trebujena— para recoger la droga en puntos cercanos a las ciudades de Tánger y Larache, en el país africano, y regresar a la Península. Viajaba sin planes de vuelo, sin señales de localización y a escasa altura para evadir los radares, han señalado los investigadores.

Más información
Una banda de 'narcos' utilizaba seis aviones para traficar con hachís
Incautada una flota de lanchas rápidas usadas para el narcotráfico en Cádiz

Los arrestados recibían supuestamente ayuda del personal de los aeródromos para preparar el vuelo y dirigirse después a Marruecos, donde cargaban la mercancía. Una vez de vuelta en España, aterrizaban en puntos diferentes al de partida, utilizando fincas forestales o sembrados. Para ello, usaban unas avionetas del tipo Cessna, que les permitía aterrizar en cualquier lugar, sin necesitar una pista de aterrizaje asfaltada. Allí, descargaban el material y tras subirlo en vehículos todoterreno, ocultaban la aeronave en los hangares de los aeródromos.

La operación policial se aceleró tras un intercambio de información con la Gendarmería Real marroquí, que permitió vincular un accidente aéreo ocurrido en el país vecino con las investigaciones del instituto armado. La avioneta siniestrada estaba siendo vigilada por la Guardia Civil.

El paso decisivo se daría después, en la madrugada del 14 de junio. Dos aeronaves partieron desde Cádiz con la intención de cargar droga y regresar a la zona sur de la Península para alijarla, por lo que se informó puntualmente a las autoridades de Marruecos. Los agentes españoles localizaron las dos avionetas cuando regresaban. Interceptaron a una e identificaron a la otra, que logró huir "debido a las maniobras arriesgadas que realizó su piloto".

En esta actuación se incautaron 240 kilos de hachís y detuvieron a 3 personas. E, inmediatamente, trasladaron a los agentes norteafricanos la información conseguida, que permitió arrestar a otros dos ciudadanos españoles que se habían trasladado a Marruecos para coordinar la carga de la droga.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Posteriormente, la Guardia Civil registró 12 domicilios en la provincia de Cádiz, donde detuvieron a 11 personas de nacionalidad española. Además, interceptaron tres avionetas más, entre ellas la que en un primer momento consiguió escapar. Los agentes también se han incautado de 23 vehículos, siete motocicletas, dos motos de agua, dos embarcaciones, dos armas cortas simuladas y 40.000 euros en efectivo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS