Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No somos un movimiento oportunista que aprovecha la popularidad de alguien”

"Cañete representa todo lo malo de la España más casposa y machista", afirman los verdes

La nueva coalición Primavera Europea confía en conseguir representación en Estrasburgo

Los candidatos de Primavera Europea. De izquierda a derecha, Jordi Sebastià, Ángela Labordeta y Florent Marcellesi. Ampliar foto
Los candidatos de Primavera Europea. De izquierda a derecha, Jordi Sebastià, Ángela Labordeta y Florent Marcellesi.

La cita se fija en la estación de Atocha, punto de encuentro durante décadas de una España de provincias que aterrizaba en la capital. Jordi Sebastià (Compromís), Florent Marcellesi (Equo) y Ángela Labordeta (Chunta) llegan por separado. En sus caras ya se aprecia el cansancio de la primera semana de campaña electoral [la entrevista se hizo el pasado viernes]. Las ojeras asoman. El cuentakilómetros se dispara. Pero los tres mantienen "la ilusión". Confían en que el 25 de mayo uno de ellos, al menos, saldrá elegido eurodiputado. La coalición Primavera Europea los ha unido en esta carrera hacia Estrasburgo como números uno, dos y tres, respectivamente.

Pregunta. ¿Cómo tienen pensado movilizar a un electorado que, como demuestran las encuestas, no le interesa estas elecciones?

Jordi Sebastià: Queremos convencer a los ciudadanos de que tratamos de recuperar su Europa. La gente está muy desafectada con la UE. Pero Europa no es la enemiga, sino que se la han robado. Está en manos de unos especuladores.

Florent Marcellesi. Debemos recordarles que Bruselas impacta en sus vidas. El 80% de las leyes en España vienen de allí. Si queremos combatir las políticas de austeridad, tenemos que cambiar Europa. Es muy importante pasar del voto indignado al de la alternativa. Nosotros proponemos cosas concretas, reales, creíbles y serias. Somos un voto alternativo al bipartidismo. Y, al mismo tiempo, útil, lo que no ocurre con muchos partidos emergentes; porque nosotros mandaremos a uno, dos o tres eurodiputados al cuarto grupo político del Parlamento Europeo.

Ángela Labordeta. Apelamos a que el voto pase de la indiferencia al compromiso. El voto ahora es la rebeldía. Aunque nosotros también tenemos otro componente: el territorial. Representamos un partido que es Aragón. Ahí no tenemos competencia. PSOE, PP, IU y UPyD tienen que girar su propio discurso para acercarse a Aragón.

P. También han aparecido otros partidos nuevos a la izquierda, ¿creen que va a fragmentarse el voto y que les podría perjudicar?

"En Aragón el independentismo no se entiende"

P. En las anteriores elecciones europeas, la Chunta fue en otra coalición, ¿por qué han roto con esos partidos, como ERC?

Ángela Labordeta. En Aragón el independentismo es un mensaje que no se entiende. Al final, te quita más votos, que los que te da. En Aragón es un discurso complicado. Preferimos trabajar con otras fuerzas. Yo, personalmente, estoy más cómoda.

J. S. Nosotros no somos un partido nuevo. Somos una coalición nueva, con gente que tiene mucha experiencia. Sumamos actualmente unos 1.000 cargos institucionales —contando Chunta, Equo, Compromís, etc.—. Yo soy el alcalde de mi pueblo, Burjassot (Valencia), con casi 40.000 habitantes. No somos un movimiento personalista, todos somos sustituibles. No somos un movimiento espontáneo, recién nacido, oportunista, ni que aprovecha la popularidad de una persona. 

F. M. Yo le diría a la gente que está dudando, que este voto indignado tiene que ir canalizado hacia alguien que tenga capacidad de actuar. En eso, jugamos a un nivel que el resto de emergentes no puede.

P. Pero, si son eurodiputados, ¿cuál será su primera iniciativa?

A. L. Lo más importante ahora mismo es solventar el problema de la gente que no tiene qué comer, que no tiene luz y agua. Lo primero, una renta básica que asegure a las personas su dignidad. Hay estudios que dicen que, en los países donde más dinero público se dedica, las desigualdades son mucho menores.

J. S. El gran problema es el empobrecimiento de muchas capas de la población. O Bruselas se centra en ello o habrá una fractura social.

P. ¿Apuestan entonces por mayor inversión pública?

J. S. No tenemos ningún problema en decir que la inversión pública es necesaria y apostamos por ella. Sabemos que para los neoliberales es tabú. Pero vemos que, en aquellos países donde se ha mantenido, la crisis ha golpeado menos o ni la conocen. 

Sabemos que para los neoliberales es tabú,  pero la inversión publica es necesaria

Jordi Sebastià, cabeza de lista de la coalición Primavera Europea

F. M. Tenemos que acabar con las políticas de austeridad impulsadas por conservadores y socialistas. Aquí lo hace el PP y en Francia los socialistas. En Europa, el 70% de las leyes las votan de forma conjunta. Son la gran coalición.

A. L. Un país que prioriza el pago de la deuda por encima de lo demás comete un error de base. Ese dinero no está yendo a los ciudadanos, está yendo a una deuda que no es legítima. La política aplicada por el PP e impuesta desde Europa es absurda. Va contra los ciudadanos y a favor de los mercados y capitales.

P. Atacan al PP y PSOE. Pero, ¿qué hacen mal otras formaciones para no atraer el voto bipartidista, que aún mantiene el 60% del apoyo en las encuestas?

A. L. Aquí existe un problema de cultura política. En España venimos de una dictadura muy complicada y la gente se decanta por el voto al gran partido.

J. S. Los dos grandes partidos del sistema han trabajado mucho para transmitir al público que ellos son la seguridad y la estabilidad. Y mucha gente se lo ha creído y tiene miedo del cambio. Además, los medios tradicionales siempre nos han mantenido un poco aparte. Aunque también haría autocrítica. Cuando han nacido movimientos sociales, como los indignados, las fuerzas con planteamientos más progresistas no hemos sabido conectar con ellos.

P. Hablando del bipartidismo, en Europa hubo un debate entre los cuatro cabezas de lista, aquí solo entre dos...

La utopía es pensar que se puede seguir con el modelo productivo actual en Europa

Florent Marcellesi, número dos de la coalición verde

A. L. Solo con los dos, y con un 9% de audiencia.

F. M. Y, por cierto, en el otro estábamos nosotros, porque nuestra representante Ska Keller estaba allí. Una mujer joven, que representa la regeneración política, democrática; que les dio a todos un repaso tremendo. Tienen miedo, porque en un debate con nosotros saben que es muy probable que salgan…

A. L.  Y después las declaraciones de hoy [viernes] de Cañete [afirmó que fue benévola con Valenciano para no parecer machista] son para salir corriendo. Representa todo lo malo de la España más casposa, más españolista y más machista.

P. ¿Es posible cambiar el modelo económico de Europa?

F. M. No solo es posible, sino que es necesario. La utopía es pensar que se puede seguir con el modelo productivo actual, continuar con la construcción de más aeropuertos vacíos. Eso es insostenible. El mundo va a colapsar ecológicamente. Lo único realista es lo nuestro.

J. S. Cambiar el modelo es complicado, no hacerlo es un suicidio.

P. Otro punto de vuestro programa es la Europa de los Pueblos, ¿estáis a favor de que se celebre un referéndum en Cataluña?

J. S. Si Cataluña o Escocia quieren decidir cómo ubicarse dentro o fuera de un Estado, consideramos que tienen todo su derecho. Nos preocupa que, si deciden independizarse, sean expulsados de la UE. Europa no tiene que expulsar a nadie por ejercer un derecho democrático.

P. ¿Y quienes dicen que la legislación comunitaria les deja fuera?

"Frontex está militarizando las fronteras sur de Europa"

P. Y sobre inmigración, ¿cómo actuarían en el control de las fronteras sur?

F. M. La valla de Ceuta es una vergüenza. Tenemos que tener una política migratoria común a nivel europeo. Y, además, basada en valores de fraternidad, responsabilidad y solidaridad. No como hace Frontex, que militariza la frontera. Debemos abrir los trámites legales para que las personas puedan llegar de manera natural, pidiendo trabajo o asilo.

J. S. Hay que unir la cuestión de la inmigración con las políticas de cooperación al desarrollo, que actualmente dejan mucho que desear en la UE. Muchas son tapaderas para cubrir un poco la cuestión moral, pero no son efectivas. Nos equivocamos cuando pensamos que la gente que viene es la más desesperada. Vienen los que tienen más salud, energía y más potencial económico.

F. M. Es una especie de darwinismo social. Porque llegan los más fuertes. Las mujeres y niños mueren los primeros. Y eso debemos denunciarlo.

J. S. No he visto esa legislación por ningún lado. Esto es un problema de voluntad política. Deben hacerse mecanismos rápidos para que Cataluña, si se independiza, continúe en la UE.

P. ¿Cómo observáis el crecimiento en Europa del euroescepticismo y la extrema derecha?

J. S. Es un síntoma del fracaso de la política de la UE. Es consecuencia de esa falta de medidas sociales que ha dejado a mucha gente desemparada. Debería haber una reforma legal que impidiera a los grupos que hacen apología del fascismo, la xenofobia y el racismo, tener presencia en las instituciones.

F. M. Tenemos que dar también una respuesta desde la solidaridad, con perspectiva histórica, recordar de dónde venimos los europeos: todos somos migrantes en la UE.

P. La última encuesta del CIS no les da ningún eurodiputado. ¿cómo recibieron ese sondeo?

A. L. Esa encuesta no sirve para muchas zonas de España, como Aragón. Para una coalición como Primavera no es válida.

J. S. En Compromís nos las tomamos bastante con humor. El 25 de mayo invitaremos al responsable del CIS a una copichuela. En las autonómicas, nos daba durante toda la campaña, el 1,7% de intención de voto. Y le dimos la vuelta, sacamos el 7,1%.

P. El PSOE propone un cambio de políticas en Europa, pero Valls aprueba en Francia un recorte histórico. ¿Cómo ven al PSOE dentro de la izquierda?

A. L. Al PSOE lo veo muy perdido, absolutamente confundido. La gente no olvida y no es tonta. ¿Ahora el PSOE se presenta como el más de izquierdas? No les creemos.

F. M. Mientras que el PP es peligroso, el PSOE no es creíble.

J. S. El PSOE no nos preocupa en absoluto. A nosotros nos preocupan sus votantes, que se han quedado desamparados. Y aquí está Primavera Europea para lo que haga falta. Así de claro.

Más información