Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

21 inmigrantes entran en Melilla tras enfrentarse con la policía

Un centenar de personas intenta saltar la valla fronteriza de Melilla

Entre seis y diez subsaharianos han logrado entrar en la ciudad en los primeros momentos

Unos 40 inmigrantes se encaraman al techo del puesto fronterizo del Barrio Chino

Una veintena entra tras forcejear con la policía

Un inmigrante trata de escapar tras el salto.

Aproximadamente un centenar de personas de origen subsahariano ha intentado saltar a las siete de la tarde de este jueves la valla fronteriza de Melilla por la zona del Barrio Chino. Unos 45 inmigrantes se han encaramado en el techo del puesto fronterizo (situado entre las dos vallas), donde han permanecido durante más de una hora hasta que la policía y la Guardia Civil han intentado bajarlos. Una veintena de ellos, al ver que iban a ser descendidos y detenidos -y, posiblemente entregados a Marruecos-, se ha enfrentado a la policía, que ha utilizado sus porras para intentar evitar que entrasen. Sin embargo, entre 12 y 20 de los inmigrantes han conseguido penetrar en la ciudad autónoma. Otra decena de subsaharianos había logrado entrar en Melilla en los primeros momentos del salto, que se produjo a las 19.00. La Delegación del Gobierno asegura que han entrado en la ciudad 21 africanos.

Los subsaharianos que se habían encaramado en el techo del puesto fronterizo -un canal habilitado solo para el paso de personas pero no de vehículos- corearon cánticos como "Libertad" o "Bosa Bosa", una frase habitual en los subsaharianos, que es símbolo de victoria. La zona fue rodeada por un importante cordón policial. Tras más de una hora de espera, miembros del grupo especial de la Guardia Civil (GRS, grupo especialista en el control de masas) acercaron vehículos y escaleras para bajar a los inmigrantes subsaharianos.

Los antidisturbios intenta controlar a los inmigrantes que han saltado la valla. ver fotogalería
Los antidisturbios intenta controlar a los inmigrantes que han saltado la valla.

Los agentes se acercaron a negociar con los extranjeros. Varios de ellos fueron bajados por ese método e introducidos en un furgón de la Guardia Civil. Sin embargo, un numeroso grupo de personas bajó a la carrera y se topó con la fuerte presencia policial. En ese momento se produjo un duro enfrentamiento entre los subsaharianos y la policía, que se empleó a fondo con las porras para detenerlos. Un número indeterminado de ellos fue reducido, esposado e introducido en vehículos policiales. Pero entre 12 y 20 inmigrantes consiguieron librarse y salieron corriendo por el descampado circundante buscando la dirección del CETI. Agentes y extranjeros se enfrentaron rodeados de un centenar de curiosos y policías e incluso un grupo de turistas de Corea del Sur.

Unos cinco subsaharianos de los que se encontraban subidos en el techo fueron atendidos por sanitarios de Cruz Roja en una ambulancia que desplazaron hasta el lugar. La Delegación del Gobierno ha confirmado oficialmente que 21 inmigrantes de origen subsahariano han logrado acceder a Melilla durante la tarde de este jueves tras un intento de salto protagonizado por un grupo de un centenar.

Este es el segundo intento de salto en lo que va de mes. El último intento de salto conocido se produjo el pasado 3 de abril, cuando unos 200 subsaharianos acometieron la barrera fronteriza. as fuerzas de seguridad marroquíes impidieron que la mayoría de ellos cruzara a suelo español, excepto 27 que se quedaron encaramados en la verja, donde corearon gritos de “Libertad, libertad, libertad” y “Bosa, bosa”. Uno de ellos fue llevado al hospital y los otros 26 fueron devueltos a Marruecos sin identificación previa, tras permanecer más de seis horas subidos al vallado.

El nuevo intento de entrada masiva a la carrera se ha producido después de que un grupo de 83 inmigrantes llegase a primera hora de este jueves al puerto de Málaga para descongestionar el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla, que sigue saturado. Este viernes se prevé la llegada de 33 sirios a la capital de la Costa del Sol.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información