Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elpidio Silva, las maniobras de un juez en el banquillo

El magistrado trata de retrasar el juicio por prevaricación por enviar a prisión a Miguel Blesa

Su abogado renuncia por sorpresa para suspender la vista

El magistrado Elpidio José Silva, en el banquillo del TSJM. / Foto: Samuel Sánchez | Vídeo: Atlas

El magistrado Elpidio José Silva, número 1 de su promoción, premio extraordinario de licenciatura en Derecho, y 22 años de carrera judicial a sus espaldas, recurrió este lunes a una treta desesperada para retrasar el juicio por prevaricación contra él por la investigación al expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, al que envió a prisión en dos ocasiones en mayo y junio de 2013 sin tener competencias para asumir la causa.

El abogado del juez, Cándido Conde-Pumpido Varela, tras ver fracasadas las cinco causas de nulidad de la vista oral que planteó al tribunal, optó por una salida relativamente frecuente entre los defensores de delincuentes de guante blanco: renunció a la defensa de Silva para forzar la suspensión de la vista oral. Conde-Pumpido, hijo del ex fiscal general del Estado del mismo nombre, alegó una sobrevenida “pérdida de confianza” de su cliente que, según él, le impide seguir con su defensa.

Toda esta maniobra, sobre la que el tribunal se pronunciará en la sesión de este martes, tiene un objetivo apenas velado: que el juicio no afecte a las aspiraciones políticas de Silva, cabeza de lista del recién creado Movimiento RED a las elecciones al Parlamento Europeo del próximo 25 de mayo. De hecho, el juez, suspendido de sus funciones desde el pasado 4 de febrero, tras su procesamiento, aprovechó los recesos del juicio para ser entrevistado en directo por algunas televisiones.

La decisión del letrado Conde-Pumpido de apartarse del caso para ganar tiempo fue tachada de “fraude de ley” por el fiscal del caso, Manuel Moix, y de “pirueta inaceptable” por el abogado de Blesa, Carlos Aguilar. El primero reclama 30 años de inhabilitación para Silva por prevaricación, retardo malicioso en la administración de justicia y dos delitos contra la libertad individual. El letrado de Blesa eleva a 43 años su petición de apartar a Silva del cargo de magistrado. En la causa está personado también el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán, cuyo abogado, Nicolás González-Cuéllar, pide 24 años de inhabilitación para el juez Silva.

La primera sesión del juicio, en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que le corresponde a Silva como aforado, estaba destinada al estudio de las denominadas cuestiones previas —en el que las defensas ponen de relieve defectos formales del proceso que pueden acarrear incluso su anulación—. La sesión transcurría plúmbea con la lectura, íntegra y obligatoria, de los escritos de calificación de las partes, más de 100 folios en los que el fiscal, las acusaciones particulares y la defensa de Silva exponen su relato de hechos y su petición de penas.

Silva no quiere que el juicio afecte a sus aspiraciones en las elecciones europeas

Terminada la lectura de los escritos, la sesión entró lentamente en ebullición. El tribunal, presidido por el magistrado Arturo Beltrán, admitió como prueba en el juicio el libro La justicia desahuciada, publicado por Silva a finales de enero y que según el abogado de Blesa contiene fragmentos que acreditan la “patente animadversión” del magistrado hacia el expresidente que dejó al borde de la quiebra a Caja Madrid. La defensa de Silva solicitó que se incorporen a la causa los correos corporativos de Blesa al frente de la entidad crediticia. Todas las partes rechazaron esta pretensión al considerar que estos correos no tienen relación con la causa. “No tengo ninguna duda de que dispone de copia de los correos. Su propósito es infamar aún más al ofendido”, le espetó el abogado de Blesa.

Posteriormente el letrado de Silva, que negó todas las imputaciones que pesan sobre él, presentó una batería de motivos de nulidad de la causa. Una de ellas es el hecho de que el auto del TSJM por el que se señaló la fecha del juicio y se acordaba la prueba a practicar estaba firmado por dos magistrados que rechazaron participar en la vista oral al haber participado en la instrucción de la causa por prevaricación. También señaló el letrado que Silva no puede ser juzgado por el TSJM al haber perdido el aforamiento por estar suspendido de sus funciones como magistrado. Ninguna de estas alegaciones fue atendida por el tribunal. El abogado de Silva sostuvo que la actuación del tribunal “solo puede ser explicada por las prisas existentes” de juzgar a su defendido “antes de las elecciones europeas a las que es candidato y con un claro ánimo de influir en dicho proceso electoral”.

Frustrados todos los intentos, Conde-Pumpido recurrió a la bomba atómica: “Teniendo en cuenta que he fallado, no puedo más que decir que hay una disparidad de criterios y por lo tanto renuncio a la defensa”. Está por ver si el tribunal lo acepta.

Cronología del ‘caso Blesa’

  • El origen del caso que lleva el nombre del expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, está en la investigación abierta por la concesión de un préstamo de 26,5 millones por la entidad al expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán. Estos son sus principales hitos:
  • 21-11-2012. El juez Elpidio José Silva imputa a Blesa y a Díaz Ferrán, ya entonces en prisión, por la concesión del crédito en el que podrían haber incurrido en delito societario y en falsedad documental.
  • 11-2-2013. El juez reclama a Bankia, entidad sucesora de Caja Madrid, los tres ordenadores que tenía Blesa cuando estaba al frente de la antigua caja de ahorros.
  • 16-5-2013. Miguel Blesa ingresa en prisión. Fue el primer gran banquero que entró en la cárcel durante la crisis. La decisión llegó porque, según el juez, al comprar el banco estadounidense City National Bank de Florida (CNBF) por Caja Madrid hubo delito societario, falsedad en documento público y apropiación indebida.
  • 17-5-2013. Justo un día después, Blesa sale de la cárcel tras pagar una fianza de 2,5 millones de euros.
  • 6-6-2013. El juez vuelve a enviar a Blesa a la prisión por la compra del CNBF.
  • 19-6-2013. La Audiencia Provincial de Madrid anula el caso Blesa y acusa al juez de haber abierto una “causa general” contra el expresidente de Caja Madrid.
  • 20-6-2013. La decisión de la Audiencia implica la salida de la cárcel de Blesa.
  • 11-2013. La prensa publica parte del contenido de los 8.777 correos incautados a Blesa. En ellos se ve cómo el banquero se felicitó por el éxito en la emisión de preferentes o se enfrentó con el hijo mayor de José María Aznar al no comprar obras de Gerardo Rueda, artista admirado por el expresidente.
  • 22-1-2014. El Tribunal Superior de Madrid abre juicio contra el juez Silva por creer que en la investigación sobre Miguel Blesa hubo “situación obvia de abuso”.
  • 4-2-2014. El Consejo General del Poder Judicial suspende al juez Silva, tras la apertura del juicio.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información