Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tráfico puso en 2013 cuatro millones de multas, medio millón menos que en 2012

La mitad de las sanciones tramitadas por la DGT fueron por exceso de velocidad

La nueva ley de Tráfico,que entrará en vigor el próximo 9 de mayo, se publica en el BOE

 La directora general de Tráfico, María Seguí, y el portavoz de CiU en el Congreso, Pere Macias, durante la comparecencia en la Comisión de Seguridad Vial. Ampliar foto
La directora general de Tráfico, María Seguí, y el portavoz de CiU en el Congreso, Pere Macias, durante la comparecencia en la Comisión de Seguridad Vial. EFE

Tráfico puso en 2013 "en torno a cuatro millones de multas, alrededor de medio millón menos que en 2012", según ha desvelado este martes la directora general de Tráfico, María Seguí, tras su comparecencia en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso para explicar las cifras de la siniestralidad de 2012 y la nueva ley de Tráfico. "Es una consecuencia lógica de trasladar los radares a las carreteras secundarias", ha añadido Seguí, que ha aclarado que la mitad de las sanciones son por exceso de velocidad.

No obstante, según ha confirmado la máxima responsable de la DGT, la recaudación no se ha visto mermada, aunque no la ha concretado, ya que "se ha perseguido mejor" el procedimiento para cobrar las sanciones y "se responde en plazo a los recursos". Según los Presupuestos Generales del Estado de 2013, el año pasado se esperaba recaudar por multas de tráfico 384 millones de euros, frente a los 432 de 2012.

La recaudación podría haber sido mayor si se hubieran podido a multar a los más de 250.000 infractores por exceso de velocidad que no pudieron ser sancionados porque sus vehículos habían sido matriculados en el extranjero, según ha confirmado la directora de la DGT. Precisamente, uno de los cambios que supondrá la nueva ley de Tráfico, que este martes ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que entrará en vigor el próximo 9 de mayo, es la obligatoriedad de matricular en España los vehículos de extranjeros residentes. Será el reglamento de circulación el que concrete este artículo de la ley.

Seguí ha descartado en la Comisión de Seguridad Vial que la caída en las multas suponga un paso atrás en el control de la velocidad. Según ha revelado, cuando fue nombrada directora de la DGT encontró en su “despacho un plan para aumentar hasta 2.000 el número de radares”. “Obviamente no se ha hecho”, dijo. En lugar de eso, su equipo arregló los aproximadamente 400 radares estropeados, de los 750 aparatos que existen, y trató de reubicar “todos los que se pueden”, es decir, los móviles, en las vías convencionales.

El diputado socialista Juan Carlos Corcuera ha criticado que Seguí comparezca en la comisión para contar los datos de 2012, que se conocen desde hace meses, y después de que se haya aprobado la ley. "No parece la mejor forma de propiciar un debate, nos parece que comparece cuando necesita la comisión como sala de prensa de la DGT", le ha espetado Corcuera, que le ha agradecido "su labor de marketing necesaria, a pesar de que tanto la criticó en su antecesor".

La Izquierda Plural y CiU también han cuestionado "la celeridad" con la que se ha tramitado la ley. "La tramitación se podría haber hecho de una manera más sosegada, pedimos que traiga a esta comisión las reformas antes de ser aprobadas", ha señalado el diputado de CiU Jordi Jané.

España cumple con Europa en la reducción de accidentes

España ha alcanzado en 2012 dos de los 13 objetivos establecidos por la Unión Europea para reducir en un 50% los fallecidos por siniestro de tráfico, dentro del ámbito del decenio 2011-2020. En concreto, se han reducido ya un 25% el número de muertos y heridos graves entre los conductores de 18 a 24 años en fin de semana, y en un 20% las víctimas de usuarios de motocicleta.

Todavía no se ha alcanzado, aunque se está muy cerca de conseguirse, la reducción del 30% de los fallecidos por salida de vía en carretera convencional y el indicador de la tasa por millón de habitantes inferior a 37 —en España en 2012 fue de 41—. En la misma línea progresiva se sitúan los otros seis indicadores: reducción de un 35% en el número de heridos graves, reducción de un 30% de fallecidos por atropello, cero fallecidos en turismo en zona urbana, 30% menos de fallecidos en las rutas de ida o vuelta del lugar de trabajo y la reducción en un 50% del porcentaje de vehículos ligeros que superan el límite de velocidad en más de 20 kilómetros por hora.

Sin embargo, hay tres indicadores que muestran un retroceso. Todavía no se ha logrado que ningún menor muera sin sistema de retención infantil —en 2012, 15 menores muertos iban sin ningún sistema de retención—. Además, ha habido un aumento en el número de víctimas mayores de 64 años, frente al objetivo de reducirlas en un 10%, y no se puede constatar que aumente el número de ciclistas en un millón sin que se eleve su tasa de mortalidad, según ha asegurado María Seguí.