Rajoy bromea con su indecisión sobre el candidato: “Yo no estoy encima”

Estupor en las filas del PP ante un retraso único en los grandes países europeos

Después de dos años y medio de mayoría absoluta en La Moncloa y casi 11 años al frente del PP, nadie en este partido tiene ninguna duda del poder absoluto de Mariano Rajoy. Nadie de los suyos le tose, ni siquiera osan hacerle preguntas sobre sus planes. Sin embargo, el presidente parece conservar algún deseo de exhibir un poco más esa fuerza. Solo eso, o su particular sentido del humor, según analizaban este jueves algunos dirigentes, explica la respuesta que dio a los periodistas en Bruselas cuando le preguntaron por el candidato a las europeas del 25 de mayo.

“El candidato lo aprobará el Comité Electoral de nuestro partido y será en las próximas fechas. Yo tampoco estoy encima del tema, pero tengan la seguridad de que será en las próximas fechas”, se limitó a contestar. Ese “yo tampoco estoy encima del tema” causó estupor en el PP. Rajoy es el único que está realmente encima de ese tema, tal vez con la secretaria general, María Dolores de Cospedal. Nadie más sabe nada, ni cuándo se anunciará, ni quién será, aunque la mayoría de los consultados siguen apostando por Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, que aspira a ser comisario europeo.

Más información
El PSOE, a la caza del desencantado
Rajoy aviva el suspense sobre Cañete
El letargo europeo de Rajoy irrita al PSOE
El PP prepara un “no dialogante” a los grupos catalanes que apoyan la consulta

Esa forma de gestionar la decisión, una cuestión absolutamente personal que Rajoy ni necesita consultar ni consulta con nadie, porque así funciona el PP, hace que los dirigentes que comparecen ante los medios no sepan bien qué responder.

Hace semanas que algunos barones autonómicos se atrevieron a decir que debía decidirse cuanto antes. Pero Rajoy ni siquiera contestó. Nadie parece estar contento con este retraso, único en Europa, aunque algunos marianistas defienden que Rajoy ha logrado que la campaña de Elena Valenciano esté en sordina. En el peor de los escenarios se pensaba que sería esta semana. Y ahora ya se empieza a hablar de dejarlo para después del debate catalán del día 8, aunque podría ser en cualquier momento. Técnicamente es muy sencillo. Rajoy decide, llama a la presidenta del Comité Electoral Nacional, Alicia Sánchez Camacho —él mismo o Cospedal— y esta convoca una reunión para aprobar lo que el presidente le ha dicho, aunque en apariencia se respetan las formas. Todo es cuestión de minutos. El presidente solo dejó claro que este jueves no era el día —“hoy seguro que no”—. Él decide.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS