Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro fotográfos denuncian agresiones de los antidisturbios en una manifestación

Los reporteross presentan una demanda en los juzgados por los golpes recibidos el 29M

Cuatro fotoperiodistas han presentado este martes una denuncia en los juzgados de Plaza de Castilla por "las agresiones" que sufrieron por parte de antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía. Los reporteros —Rodrigo García, Gabriel Pecot, Juan Ramón Robles y Mario Munera— informaban el pasado 29 de marzo sobre una manifestación contra la monarquía en Madrid; cuando, según han explicado, los agentes los golpearon. Al segundo de ellos se le ve, en un vídeo grabado por otros compañeros, caer al suelo mientras trata de captar una detención y comienzan a seguirle varios agentes, que impiden que varias personas le levanten y le ayuden.

Tres de las víctimas han detallado la interposición de esta denuncia en una rueda de prensa convocada por la Asociación la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión (ANIGP-TV). Una cita planteada con el objetivo de analizar "la injustificable agresión" sufrida por los fotoperiodistas a manos de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

"Creemos que la violencia vertida contra estos informadores gráficos, debidamente identificados durante el ejercicio de su labor profesional, es del todo intolerable e inexplicable en un estado democrático", ha resaltado la asociación, que denuncia una sucesión de actuaciones de las fuerzas de seguridad para entorpecer el trabajo de los periodistas mediante "agresiones, multas y coacciones". "Estas llevan a pensar que hay un interés por limitar el escrutinio público de sus intervenciones", sentencia el colectivo.

En ese sentido, la ANIGP-TV ha recalcado que este mes se ha imputado a tres profesionales en juicios de faltas a raíz de denuncias policiales cuando hacían su trabajo, siendo absueltos en todos los casos. Además, ha subrayado que otros dos fotoperiodistas fueron detenidos en febrero mientras cubrían un desahucio en la capital, pendientes ahora de un juicio penal por desacato y resistencia a la autoridad cargos —por los que se les solicitan, detalla la asociación, entre dos y cuatro años de prisión—.

Por todo ello, la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión presentó el pasado mes una denuncia dirigida a la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, donde expuso "la gravedad de la situación" de este colectivo y se solicitó la apertura de una investigación.