Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ONG difunde informes médicos con lesiones de los sin papeles de Tarajal

Los inmigrantes denuncian que los disparos de bolas de goma causaron las heridas

Los partes de los doctores no certifican la relación entre las pelotas y los traumatismos

"Es absolutamente falso lo que se aporta", se defiende la Unión de Guardias Civiles

Un camerunés de 23 años herido, según indica, en la tragedia de Ceuta.
Un camerunés de 23 años herido, según indica, en la tragedia de Ceuta.

En la fotografía se observan los párpados hinchados del ojo derecho de un camerunés de 23 años. "Cuando llegué a la playa, en las rocas había un guardia que puso el arma sobre mi cabeza. Me dijo que me volviese. Entonces tiró [disparó]. Y volvió a tirar dos veces de nuevo. Toda mi cara se hinchó de repente", ha relatado este subsahariano a la ONG Caminando Fronteras, que ha difundido este viernes un dossier con más testimonios de los supervivientes de la playa de Tarajal (Ceuta), donde 15 inmigrantes murieron el 6 de febrero. El documento incluye, además, informes médicos que acreditan las "lesiones graves" que presentaban, al menos, ocho sin papeles después de la tragedia. Aunque, en ninguno de los partes, los doctores relacionan las heridas con los disparos de pelotas de goma efectuados por la Guardia Civil.

En sus dictámenes, los médicos consultados se limitan a verificar la existencia de brechas, traumatismos e hinchazones en las extremidades y rostros de los sin papeles. Según la versión de los inmigrantes, estas contusiones fueron causadas por las bolas de goma que les lanzaron los agentes españoles cuando se tiraron al mar para llegar a nado a Ceuta.

"Ninguna de los heridos que alcanzó Tarajal recibió asistencia sanitaria de las autoridades españolas", ha denunciado Caminando Fronteras; que ha añadido como, en cambio, la policía marroquí sí atendió a los subsaharianos y decidió el traslado de 19 a hospitales cercanos. "Aunque no les dieron un parte médico de sus lesiones o del tratamiento dispensado. Uno reclamó un certificado de su hospitalización, pero las autoridades del centro médico se lo denegaron argumentando que era una persona indocumentada", apostilla la organización.

El informe también identifica a 12 de los 15 muertos: un senegalés, un costamarfileño, un guineano y nueve cameruneses —dos de ellos, de la etnia Houssa—. Y, a su vez, en la reseña sobre uno de los fallecidos, Armand Ferdinand Souop Tagne, camerunés de 23 años, se aporta un parte médico que detalla las lesiones de la cara y cabeza que el doctor aprecia en una fotografía enviada por el padre de la víctima y que, según él, muestra el cadáver de su hijo.

Pero la investigación de la ONG sobre los muertos no se reduce a este caso. Porque la organización destaca que los familiares de las víctimas vieron los cuerpos y "advirtieron" que varios presentaban heridas en la cabeza y cara. Además, uno de los trasladados a la morgue de Mdieq tenía la cabeza "totalmente vendada".

Caminando Fronteras ha insistido en que "todos los testimonios" recogidos señalan que los antidisturbios dispararon contra los flotadores que llevaban algunos inmigrantes y que "muchas de las balas de caucho" alcanzaron partes vitales de sus cuerpos. Unas palabras que han encontrado una rápida respuesta de la Unión de Guardias Civiles (UniónGC): "Es absolutamente falso que hayamos utilizado balas de caucho. Nunca se ha tenido ese tipo de munición".

La herida en la frente de uno de los inmigrantes.
La herida en la frente de uno de los inmigrantes.

La asociación del instituto armado, que ha hecho hincapié en que los agentes cumplen órdenes, ha subrayado que "es falso lo que se aporta". "Si se hubiera utilizado material antidisturbios a dar, como pelotas de goma, los inmigrantes tendrían los moratones característicos que dejan", ha recalcado en una nota de prensa, donde ha amenazado con emprender acciones legales contra "los inductores" que empujan a los sin papeles a hacer "declaraciones falsas".

Y en las tesis de la UniónGC ha incidido también el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, que ha vuelto a repetir que no se ha demostrado relación causa-efecto entre la actuación de la Guardia Civil y las muertes de los sin papeles. Esta declaración la ha hecho tras el Consejo de Ministros y después de que el secretario de Relaciones Institucionales del PSOE, Antonio Hernando, acusara de nuevo al Gobierno de "mentir" sobre lo ocurrido el día de la tragedia. Por su parte, la ONG Caminando Fronteras concluye: "Las condiciones de entrada de los inmigrantes suponían ya una situación objetiva de riesgo para su integridad física, por lo que el uso de la fuerza determinó una situación de peligro concreta y evitable".

El delegado en Ceuta anima a querellarse contra la ONG

ROCÍO ABAD / CEUTA

El delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González, ha animado a las asociaciones que representan a los agentes de la Guardia Civil a querellarse contra el colectivo Caminando Frontera. El representante del Ejecutivo en la ciudad ha dudado de la credibilidad de los testimonios recopilados por la ONG y ha defendido, de nuevo, la actuación de los agentes que esa mañana estaban en la playa del Tarajal

"Nosotros tenemos información proporcionada por Marruecos que señala que todas las autopsias, hechas por forenses profesionales, determinan que las muertes fueron por ahogamiento. Así que no sé qué informes son esos o qué buscan, aunque creo que solo pretenden atacar a la Guardia Civil y criminalizar su actuación. Esa es la única intención de todo esto ", ha afirmado González Pérez, que también se ha mostrado "preocupado" porque desde los medios de comunicación "se de pábulo a este tipo de informes que están sin contrastar".

 "Decir que los guardias disparaban a bocajarro las pelotas de goma a los inmigrantes que llegaban a la playa, eso es una barbaridad. ¿Dónde se ha visto eso? Yo desde luego no lo he visto en ninguna imagen y no hay ni un solo guardia civil que haga eso jamás", ha añadido. El delegado en Ceuta espera que alguna de las asociaciones del instituto armado presente una querella criminal "y se obligue a los profesionales que han firmado ese informe a que lo ratifiquen en una sede judicial y a ver si son capaces de mantenerlo delante de un juez".

González Pérez está convencido de que los informes que la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta, que investiga lo sucedido, ha autorizado que se entreguen a los grupos parlamentarios "aclarará que todo lo que estamos diciendo y repitiendo es solo la verdad y que no se ajusta a esa criminalización a la que se está sometiendo a la Guardia Civil". 

Más información