El PP juega al equilibrio entre la sentencia de los atentados y los bulos

Cospedal mantiene que “lo mejor es que se conozca toda la verdad” González considera que lo importante es "conocer quién hizo un atentado tan salvaje" El PSOE: "Por el bien de todos sería conveniente que nadie alimente la teoría de la conspiración"

<a href="/politica/2014/03/10/actualidad/1394460214_128918.html"><b>UN RECUERDO QUE NO SE BORRA.</b></a> El ministro de Interior entrega 350 medallas a las víctimas.M. GÓMEZ-ROBLEDO / C. ÁLVAREZ / El PAIS-LIVE! (reuters_live)

Uno de los mantras oficiales del Partido Popular es el respeto a las sentencias judiciales. A ese argumento se remiten habitualmente los principales dirigentes de la formación para evitar pronunciarse sobre el 11-M. Pero cuando se cumplen 10 años de los atentados, miembros de la plana mayor del PP demuestran que siguen sin cerrar el caso y, al eludir desmarcarse de la llamada teoría de la conspiración, hacen equilibrios entre la resolución de la Audiencia Nacional y los bulos.

“Lo mejor en ese asunto y en todos es que se conozca toda la verdad”, enfatizó este lunes María Dolores de Cospedal. Preguntada al respecto, la secretaria general de los populares consideró que “cualquier luz que se vaya añadiendo a ese terrible atentado siempre va a ser buena para el PP”. E insistió: “Si hay más conocimiento de datos y se puede arrojar toda la luz que se pueda arrojar sobre un acontecimiento tan trágico en España siempre será bienvenido, no hay que cerrar la puerta a nada”.

Cospedal, que el 11 de marzo de 2004 era subsecretaria del Ministerio del Interior, a las órdenes de Ángel Acebes, no quiso evaluar el procedimiento judicial y se limitó a remitir a las entrevistas con los responsables de la investigación y de la instrucción del caso. “Ha habido un procedimiento judicial. Hoy, nada más con leer la prensa, hay múltiples entrevistas de quien puso la sentencia”, afirmó ante los periodistas después del Comité Ejecutivo del PP.

Varios cargos del partido siguen defendiendo ahora que los atentados tenían el objetivo de inclinar la balanza electoral a tres días de las generales en favor de los socialistas y evitar que el PP ganara aquellas elecciones. Y, aunque ya nadie los atribuye abiertamente a ETA, la cúpula se resiste a dar por cerrado definitivamente el caso.

Más información

Más allá fue el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que contribuyó a alimentar la visión de los que defienden la conspiración. En opinión del barón popular, existen “distintos puntos de vista” sobre los bulos, pero no se desvinculó de ellos al manifestar que “lo importante es saber quién hizo aquel atentado tan salvaje”. La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, se aferró más a la sentencia. “Yo tengo que respetar la sentencia, como siempre se ha hecho en un Estado de derecho, y la sentencia ha dicho lo que ha dicho”, razonó en una entrevista en la Cadena SER, antes de remachar: “Yo tengo que respetar esa sentencia porque estamos en un Estado de derecho y son los jueces los que determinan qué ha ocurrido detrás de ese terrible atentado”.

El presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, aseguró que él nunca dio por buena la teoría de la conspiración. No obstante, se mostró convencido de que hay aspectos del caso que no se conocerán. “Se conocen muchas cosas, hay otras que no conocemos y otras que no se conocerán nunca”, dijo, aunque sostiene que se dispone de un conocimiento de lo ocurrido “suficiente” para entender “más o menos” lo que pasó aquel día. Desde el Gobierno, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, desvinculó los atentados de ETA y afirmó que la investigación dejó claro que se trató de un atentado yihadista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción