Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ceuta registra el mayor intento de salto de sin papeles esta madrugada

Hasta 1.500 subsaharianos han intentado acceder a la ciudad autónoma en las últimas horas

Los inmigrantes han tratado de cruzar el perímetro fronterizo por varios puntos

Ninguno de los sin papeles ha logrado acceder a la ciudad, según la Guardia Civil

Los agentes sospechaban desde hace 10 días que se preparaba una acción masiva

Jorge Fernández afirma que 40.000 inmigrantes esperan a saltar junto a Ceuta y Melilla

El ministro agrega que otros 40.000 aguardan en Mauritania para pasar a Marruecos

atlas

Más de 1.200 subsaharianos han intentado entrar en Ceuta en torno a las cinco y media de la madrugada a través de distintos puntos de la valla fronteriza. No han sido los únicos. Entre  esa hora y las nueve de la mañana de este martes, los inmigrantes que han intentado pisar suelo español a través de la ciudad autónoma superan el millar y medio.

Jorge Fernández Díaz ha asegurado esta mañana en Barcelona que 40.000 inmigrantes esperan a saltar a Ceuta y Melilla, y ha agregado que otros 40.000 aguardan en Mauritania para pasar a Marruecos, informa Rebeca Carranco. Una cifra que el ministro ya había avanzado el pasado 17 de febrero, después de que este diario publicara que varios informes policiales alertaban de la "enorme presión migratoria" en ambas ciudades autónomas y de que 30.000 sin papeles aguardan en el país vecino para cruzar a España.  

Los hechos se producen casi un mes después de la tragedia en la que murieron al menos 15 sin papeles al intentar alcanzar suelo español y en medio de la tormenta política provocada por la actuación de la Guardia Civil, que disparó pelotas de goma mientras los subsaharianos estaban en el agua; algo que le ha valido al Ejecutivo un duro reproche de Bruselas.

Este intento de cruzar el perímetro fronterizo es el más numeroso de cuantos se han producido hasta ahora en el enclave español. Fuentes policiales han confirmado este aspecto y se remiten al 17 de octubre de 2013 como anterior récord, cuando habían tratado de llegar a suelo ceutí unos 400 subsaharianos. Desde las cuatro, los subsaharianos se habían concentrado a las afueras de la localidad marroquí de Fnideq-Castillejos, a tres kilómetros de Ceuta.

A las cinco y media de la madrugada se ha producido el primer intento de entrada en distintos puntos del perímetro fronterizo. El más masivo de este día. Por el paso de Biutz y la ITV trataron de colarse 400 sin papeles. Otros 300 lo intentaron por el puesto de Tarajal. Las fuerzas marroquíes  colocaron  furgones bajo el puente que da acceso a la playa para evitar que se lanzaran al agua. Un tercer grupo, de unos 500, se retiró de nuevo al monte al ver que los anteriores no lo lograban.

Tres horas más tarde, sobre las ocho, otros 50 inmigrantes han intentado el acceso a través del paso del Tarajal. Y justo a continuación lo han intentado otros 400 por el paso específico de porteadores. Han sido repelidos por las fuerzas marroquíes. La frontera ha permanecido cerrada desde las cuatro de la madrugada hasta las seis, y entre ocho y nueve.

Los intentos de entrada de inmigrantes este martes en Ceuta. pulsa en la foto
Los intentos de entrada de inmigrantes este martes en Ceuta.

Ninguno de los inmigrantes ha conseguido su objetivo, según las fuerzas de seguridad. En la parte española, Cruz Roja había desplegado un dispositivo, ante la perspectiva de que se produjeran heridos o los llegados precisaran atención médica.

Según la Delegación del Gobierno, se ha movilizado prácticamente del 90% de los inmigrantes que esperaban en los montes cercanos a la ciudad española. Y decenas de inmigrantes que viven en Tánger se incorporaron anoche a los grupos que esperaban en la cercanías del perímetro fronterizo.

Las fuerzas de seguridad de la ciudad autónoma tenían desde hace 10 días información de que se preparaba un importante acercamiento a la frontera, por la alta concentración de subsaharianos en los montes marroquíes que rodean la ciudad.

Desde primera hora de la madrugada la Guardia Civil y la policía han estado en situación de máxima alerta, después de que se detectaran varios grupos que caminaban en dirección a la frontera del Tarajal, zona donde se produjeron los trágicos hechos el pasado día 6 de febrero, que acabaron con un balance de 15 fallecidos. 

Los agentes del instituto armado han intervenido para repeler los intentos consecutivos de entrada, según ha explicado el delegado del Gobierno en la ciudad autónoma Francisco Antonio González. La Guardia Civil ha actuado desde la zona internacional, la denominada tierra de nadie –franja de terreno que separa suelo español de marroquí- y en coordinación con la Gendarmería y las Fuerzas Auxiliares del Ejército Marroquí.

Los guardias civiles han contenido la avalancha “siguiendo las instrucciones sobre el uso del material antidisturbios”, ha añadido el delegado, que considera que estos intentos frustrados de llegar a Ceuta supondrán un punto de inflexión en la situación que se vive en la ciudad.

“Habrá un antes y un después. Lo que ha sucedido hoy va a cortar ese efecto llamada que se ha producido por quien desde la irresponsabilidad de instituciones y organizaciones ha criticado y ha cuestionado a la Guardia Civil”, ha subrayado González Pérez, quien se encuentra en Madrid asistiendo a una reunión convocada esta mañana en la sede de Interior junto al secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, y los máximos responsables de las Comandancias de la Guardia Civil en las dos ciudades autónomas. 

La Delegación destacó en una nota la colaboración entre las fuerzas españolas y marroquíes, "clave para evitar la entrada" e informó de que tres agentes españoles habían resultado heridos. No se hacía referencia alguna, por contra, a si algún subsahariano había sufrido lesiones. 

González Pérez ha vuelto a agradecer la colaboración de Marruecos para frenar la inmigración irregular “que lo que buscan está por encima de los Pirineos”. Por eso ha lamentado que se critique abiertamente desde Bruselas el trabajo de contencion de la Guardia Civil en la frontera “cuando lo que se está haciendo es preservar a esos países como Francia, Bélgica, Alemania o Suecia, de una inmigración no regular”.

Un grupo de inmigrantes, esta madrugada en Ceuta.
Un grupo de inmigrantes, esta madrugada en Ceuta.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información