Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas pedirá a Fernández Díaz explicaciones sobre Ceuta

El ministro solicitará el lunes la colaboración de la Unión Europea

Cecilia Malmström.
Cecilia Malmström.

La comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, pedirá el lunes explicaciones al ministro Jorge Fernández Díaz por el episodio de las pelotas de goma en Ceuta. Tras varios reproches cruzados en forma de declaración pública o de carta privada, la representante de la Comisión Europea y el ministro del Interior mantendrán un encuentro bilateral en Bruselas, según confirman distintas fuentes comunitarias.

La entrevista se ha programado coincidiendo con la reunión que celebran ese día los ministros europeos del ramo. Malmström espera obtener información de primera mano sobre la muerte de los 15 subsaharianos que intentaban acceder a España y que murieron ahogados después de que la Guardia Civil les disparara pelotas de goma. Bruselas sospecha que el lanzamiento de esas pelotas provocó el pánico de los inmigrantes y que eso pudo desencadenar su muerte. La comisaria espera obtener explicaciones a este respecto.

Al margen de esa cita, los 28 ministros comunitarios debatirán de la presión migratoria sobre los Estados comunitarios en general, una oportunidad que Fernández Díaz aprovechará para plantear la situación de Ceuta y Melilla. El ministro tiene la intención de pedir ayuda a la Comisión Europea y a los socios comunitarios para afrontar ese desafío tras los últimos intentos de entrada en España por la frontera marroquí y el reciente informe de Interior que apunta a la presencia de unos 30.000 subsaharianos que aguardan en Marruecos para acceder a territorio español.

Hasta ahora el ministro no ha pedido oficialmente esa ayuda y es poco probable que se active un plan extraordinario a partir del lunes. Más allá de mostrar su apoyo, la Comisión y el Consejo Europeo se muestran reacios a otorgar mayor relevancia a este punto fronterizo respecto a otros del continente. Las agencias comunitarias de fronteras (Frontex) y de asilo (Easo) presentarán cifras que revelan que ni Ceuta ni Melilla son los puntos más conflictivos de las fronteras exteriores europeas, según fuentes conocedoras de esos datos. La presión es mucho mayor, por ejemplo, por la vía del Mediterráneo central, la que canaliza hacia Italia o Malta la llegada de inmigrantes del norte de África y también del este a través de Libia.

Bruselas intentará dilucidar si se puede mejorar algún elemento del acuerdo de asociación firmado entre la UE y Marruecos, que permite a España devolver de manera rápida a los extranjeros llegados a sus fronteras desde el país vecino. A pesar de los últimos casos que han trascendido sobre intentos de saltar a territorio español, la Comisión Europea considera que Ceuta y Melilla sufren una presión migratoria estructural, sin ningún pico especial en estos momentos.

Lo que sí preocupa en las instituciones comunitarias es el tratamiento que otorgan las fuerzas de seguridad a los indocumentados, en especial el episodio de principios de febrero en Ceuta. Más allá de la inquietud de la comisaria, la Comisión de Libertades del Parlamento Europeo acaba de pedir formalmente la comparecencia inmediata de Malmström para explicar las posibles irregularidades. Los eurodiputados confían en poder escuchar esas explicaciones en la semana del 10 de marzo.

“Hay una razón imperiosa: se han perdido 15 vidas y no ha sido en alta mar, sino ante una situación de pánico”, explica el socialista Juan Fernando López Aguilar, presidente de la Comisión de Libertades de la Eurocámara. Este eurodiputado recuerda que, como frontera exterior de la UE, la gestión de los flujos migratorios en Ceuta y Melilla debe ceñirse al principio europeo que impide las devoluciones en caliente, pues todo extranjero debe tener la posibilidad de reclamar asilo. Y considera deplorable que España reaccione a la ofensiva cuando Bruselas trata de aclarar lo ocurrido.