_
_
_
_

El Defensor ve “imprudente” el uso de pelotas en la valla de Ceuta

Becerril pide un protocolo de actuación para las Fuerzas de Seguridad del Estado Solicita la colaboración de la Unión Europea

Foto: atlas | Vídeo: Javier Lizón (efe)

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

La defensora del Pueblo, Soledad Becerril, considera que no fue “prudente”, aunque sí legal, que la Guardia Civil lanzara pelotas de goma contra los inmigrantes que trataban de llegar a nado a Ceuta, el pasado 6 de febrero. En el episodio murieron al menos 15 subsaharianos. “La prudencia hubiera aconsejado la no utilización de esos medios”, ha defendido en una rueda de prensa celebrada este jueves en el Congreso, a cuyo presidente, Jesús Posada, ha presentado la memoria anual de la institución.

El documento, de 496 páginas, destaca que las principales quejas que recibió durante el 2013 respecto a la entrada de inmigrantes por Ceuta y Melilla se centran en las devoluciones en caliente. Estas, según el Defensor, no cumplen con la legislación de extranjería ni con el Convenio de Ginebra sobre los refugiados. La respuesta que recibió por parte de la Dirección General de la Guardia Civil fue que su actuación es correcta, según los convenios entre España y Marruecos.

Más información
Una tragedia de 10 minutos y 14 muertos
Interior ordena no disparar pelotas a los inmigrantes en Ceuta y Melilla
La Guardia Civil entrega los vídeos grabados en la frontera de Ceuta
30.000 inmigrantes aguardan en Marruecos para saltar a Ceuta y Melilla
El hallazgo de otros dos cadáveres eleva a 15 los muertos en la tragedia de Ceuta

La defensora del Pueblo ha reclamado un protocolo de actuación para las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, con el fin de indicarles “qué pueden hacer” ante la entrada por la frontera de inmigrantes en situación irregular, y se ha mostrado partidaria, para ello, de reformar la Ley de Extranjería. Asimismo, ha recomendado al Ministerio del Interior que retire las cuchillas de la concertina de la valla, y ha solicitado el apoyo de la UE para luchar contra la inmigración irregular.

Becerril ha afirmado que las autoridades españolas deben adoptar las medidas necesarias para garantizar que cualquier solicitud de asilo sea examinada. El elemento clave para entender esto, según el informe, es que los peticionarios hayan sido interceptados por las fuerzas de seguridad españolas, “con independencia de que se produzca fuera o dentro de nuestras aguas territoriales”. Esto, según lo estipulado por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

La institución ha recordado que el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas exhortó, el pasado 26 de julio, a los Estados a que adopten medidas concretas para impedir la violación de los derechos humanos de los inmigrantes. Los agentes deben ser capacitados “para que los traten con respeto y de conformidad con las obligaciones que les impone el derecho internacional”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Respecto a las declaraciones de la comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, en contra del uso de las pelotas de goma, Becerril ha señalado que le gustaría que conociera en persona las fronteras españolas y “las condiciones en las que se trabajan los problemas humanitarios y de seguridad”.

La memoria anual presentado en 2012 ponía el acento en la situación económica que atravesaba España. Este año, según comienza Becerril el informe actual, aquellas circunstancias no han cambiado casi nada, las dificultades económicas continúan aunque "las perspectivas de los últimos meses pueden alentarnos para tiempos venideros". La institución tramitó en 2013 un total de 22.692 quejas, un 33,2% menos que el año anterior.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_