Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Melilla y Ceuta posponen su cumbre para pedir a la UE más ayuda en inmigración

El Gobierno de Juan José Imbroda, que fijó el encuentro este viernes, baraja ahora el día 13

El exministro Miguel Ángel Moratinos propone crear una sede del Frontex en Andalucía

Un grupo de inmigrantes se dirigen al CETI tras saltar la valla de Melilla, el pasado lunes. Ampliar foto
Un grupo de inmigrantes se dirigen al CETI tras saltar la valla de Melilla, el pasado lunes. REUTERS

El calendario se le resiste a los Gobiernos de Ceuta y Melilla, del PP. Las dos ciudades autónomas han pospuesto la cumbre bilateral prevista para abordar el problema de la inmigración irregular; y que, como adelantó el presidente de la segunda, Juan José Imbroda, se desarrollaría este próximo viernes para exigir a la Unión Europea mayor implicación. Según han confirmado fuentes de ambos Ejecutivos, la cita se retrasa. El departamento de Comunicación de Melilla afirma que esta se llevará a cabo el 13 de marzo. Una fecha que el equipo ceutí no ha querido concretar todavía: "Aún no está marcado ese día con boli en la agenda de Juan Jesús Vivas".

"Nosotros nunca hemos dicho cuándo sería. Por lo tanto, por nuestra parte, no se puede hablar de retraso", han añadido fuentes del Gobierno ceutí. El día de la cumbre lo anunció en solitario Imbroda, que ha visto como la Guardia Civil registraba este miércoles cuatro de sus consejerías. Un episodio que, según el departamento de Comunicación de Melilla, no ha influido en el retraso de la reunión, achacado a un problema de agenda de los presidentes. Además, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, prevé reunirse el lunes con Cecilia Malmström, comisaria de la UE, para abordar la muerte de 15 inmigrantes en la playa de Tarajal.

Esa tragedia en Ceuta, el pasado 6 de febrero, llevó el problema de la inmigración irregular a primera plana nacional. El uso de pelotas de goma por parte de la Guardia Civil se convirtió en un asunto clave para el Gobierno de Mariano Rajoy, presionado por las críticas de la oposición y la ONG. En este contexto, y tras la entrada de 150 subsaharianos en Melilla una semana después; ambas localidades norteafricanas anunciaron una cumbre bilateral para tratar la cuestión. El portavoz del Ejecutivo de Imbroda, Daniel Conesa, se mostró tajante el 17 de febrero: era un problema de hace años, pero ahora había cobrado "mayor importancia".

De hecho, el presidente melillense pidió la modificación de la Ley de Extranjería para permitir las devoluciones en caliente de inmigrantes a Marruecos. Una tesis que después hizo suya el Ministerio del Interior. Y en la que incidirá el PP este jueves, cuando se votará una resolución que ha presentado en el Congreso para modificar la normativa y adaptarla "a la realidad de un fenómeno dinámico" —en ese escenario, el PSOE ha presentado otro escrito para que se retiren las concertinas de las vallas de ambas ciudades autónomas—.

Este cambio normativo tampoco le entusiasma al exministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. El exdiputado del PSOE ha criticado en su blog la iniciativa impulsada por el Gobierno de Mariano Rajoy, al que acusado de utilizar como "coartada" la presión migratoria para "dar carta de naturaleza" a las devoluciones en caliente. El diplomático, que ha hecho hincapié en la dimensión europea de este problema, propone la creación de una sede de Frontex en Andalucía y destinar más medios materiales y humanos a Ceuta y Melilla. "Estamos a tiempo de abandonar las tentaciones de criminalización de la inmigración y su confusión con la delincuencia".

La juez pedirá a Marruecos las autopsias de los fallecidos

AGENCIAS

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta, que dirige la investigación de la tragedia de Tarajal, ha acordado pedir una comisión rogatoria a Marruecos para conocer oficialmente si el país vecino ha iniciado algún procedimiento judicial por este suceso y para acceder a las autopsias practicadas a los 10 cadáveres que fueron recuperados en territorio marroquí. La magistrada también reclamará al Ministerio del Interior los protocolos existentes para el uso de material antidisturbios y para las devoluciones en caliente.

Esta solicitud se conoce el mismo día en el que la comisaria de Interior de la UE, Cecilia Malmström, ha vuelto a amenazar a España con sanciones si se demostrase que se vulneró en Ceuta la legislación comunitaria. "No se les apuntó directamente a los inmigrantes, pero ello creó tal pánico que 15 personas se ahogaron. Esto es, por supuesto, totalmente inaceptable", ha añadido en una entrevista a la radio pública sueca.

Más información