Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diputados del PSOE quieren votar la dimisión del ministro del Interior

La dirección del partido pide la abstención

La cúpula socialista tratará de evitar el jueves la ruptura de la disciplina de voto

Aún hay tiempo para que la dirección del Grupo Socialista logre aunar criterios entre los diputados socialistas para que voten en el mismo sentido la petición de dimisión del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que propone Izquierda Plural. Pero el peligro de la ruptura de la disciplina de voto no es una hipótesis imposible. La diferencia de criterios se ha puesto de manifiesto en la reunión del Grupo Socialista, en la que varios diputados han expresado la opinión favorable a sumarse al grupo de Izquierda Plural en la petición de dimisión. “No se ha tratado de diputados desafectos a la dirección sino que las opiniones a favor de la reprobación y no de la abstención han sido de compañeros totalmente afines a Rubalcaba”. Esta información aportada por una diputada es corroborada por otros interlocutores.

La cúpula socialista ha pedido la dimisión del director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, y del delegado del Gobierno en Ceuta, Antonio Hernández, pero aún no quiere pedir la del ministro porque antes pretenden tener una respuesta, una opinión, del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El problema está en que la discrepancia interna, más de formas que de fondo, pueda conducir a una ruptura de la disciplina de voto

No hay razones para la abstención cuando hay un clamor y una auténtica conmoción por la muerte de 15 inmigrantes subsaharianos el 6 de febrero en la playa de Ceuta. Esta opinión está muy extendida en el grupo, aunque quienes lo mostraron a cara descubierta fueron los parlamentarios Consuelo Rumi, responsable de Inmigración en el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, y Valeriano Gómez, exministro de Trabajo e Inmigración. Ambos son absolutamente cercanos a Alfredo Pérez Rubalcaba. Pero también el expresidente de la comunidad de Castilla –La Mancha José María Barreda y el exalcalde de San Sebastián Odón Elorza se manifestaron a favor de la moción de Izquierda Plural, estos sí, con posiciones más alejadas de la dirección. Menos evidente fue la posición del portavoz de Interior, Antonio Trevín, que a pesar de la dureza de su exposición contra el ministro por los hechos no cuestionó la decisión de la dirección de abstenerse.

¿Por qué se pide al PP que vote en conciencia sobre el aborto y en el Grupo Socialista no puedo ocurrir lo mismo? Esta pregunta de un diputado del PSOE proclive a pedir la dimisión del ministr, la hacen otros parlamentarios. Es más, al menos en la noche del martes estaban dispuestos a romper el mandato de su grupo y votar en conciencia. “No podemos decir a los ciudadanos que hemos votado en contra de la dimisión del ministro”, remachan.

Desde la comparecencia del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, el pasado jueves en la Comisión Constitucional del Congreso, la indignación de la oposición ha ido en aumento, sobre todo por el reconocimiento del ministro de la utilización de bolas de goma y botes de humo contra los inmigrantes que trataban de alcanzar la playa. La indignación la han hecho patente tanto Alfredo Pérez Rubalcaba como la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, por lo que han pedido las dimisiones del director general de la Guardia Civil y del Delegado del Gobierno. Ahora bien, aún quieren esperar a ver los vídeos de los hechos en su integridad para decidir si también piden la dimisión del ministro. Además, esperan la oportunidad de interpelar al respecto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >