Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La Guardia Civil no hace nada en la frontera sin material antidisturbios”

"¿Recibimos a los inmigrantes con un comité de azafatas?", se pregunta Juan José Imbroda

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda. Ampliar foto
El presidente de Melilla, Juan José Imbroda. EFE

Sentado en su modesto despacho del Senado, al que llegó hace ya 13 años, Juan José Imbroda (Melilla, 1944) analiza el momento de enorme tensión migratoria al que se enfrenta la ciudad autónoma que gobierna desde 2000. Tras la muerte de 15 subsaharianos en la tragedia de Tarajal (Ceuta), él no se calla. Y propone medidas, para "defender" las fronteras, que se adopten en Madrid y en Bruselas. Con gesto serio. Con contundencia y claridad, el presidente de Melilla defiende la modificación de la actual Ley de Extranjería para que se permitan las devoluciones en caliente a Marruecos. Propuestas que, añade, conocen en Moncloa. "El Gobierno es muy receptivo a nuestras demandas".

Pregunta. ¿Esta preparada Melilla para la actual presión migratoria?

Respuesta. El CETI —un centro abierto, no de internamiento— tiene capacidad para 480 personas y allí hay mil. De hecho, tras la entrada el lunes de 150 subsaharianos, el Ejército ha desplegado tiendas de campañas. No puede ser. Imaginemos que hoy entraran otros 200 y mañana más. En varios días sería insostenible. Habría que improvisar y ya no se puede.

P.¿Qué medidas se pueden tomar?

R. Ahora mismo, no hay más remedio que enviar inmigrantes a la Peninsula. Se deben acelerar estos tramites lo suficiente. Porque, como están las cosas, no sería extraño que ocurriera otro salto.

P. ¿Y policías? ¿Necesita Melilla más agentes?

R. Siempre vienen bien más efectivos. Yo no voy a decir que no a más agentes. Pero lo que hace falta es que todos tengamos las ideas claras de que los guardias civiles están defendiendo la frontera de España ante una intromisión ilegal de inmigrantes. Hace falta que lo sepamos todos y que estemos convencidos de que ellos tienen que actuar así.

P. ¿Teme realmente un efecto llamada, como ha asegurado?

R. Sí. Van a venir muchos más inmigrantes por la presión de algunas organizaciones —partidos políticos y ONG— sobre la actuación de las fuerzas de seguridad, que puede suponer cierta relajación en la defensa de la frontera. Además, tenemos que tener en cuenta que todo esto lo manejan las mafias.

R. ¿Qué piensa de la tragedia de la playa de Tarajal?

R. No sé qué ocurrió exactamente en la frontera de Ceuta. La actuación policial allí habría que analizarla objetivamente. Lo que digo es que en dos años ha habido 100 guardias civiles heridos en Melilla. Y, desde 2000, no se ha producido ningún muerto en territorio melillense. Por tanto, la actuación de la Guardia Civil ha sido exquisita, medida.

P. ¿Cómo valora las palabras de Rubalcaba, que ha asegurado que la actuación policial en la playa de Tarajal es indefendible?

R. Los intereses de España no van por el camino de Rubalcaba. En 2005 se produjo la misma situación o peor. Se utilizaron los mismos medios o más. Y entonces, sin embargo, el PSOE y Rubalcaba aplaudían. Rubalcaba hace un flaco favor a los intereses del país.

Hace falta que todos sepamos que los agentes protegen la frontera y tienen que actuar así

P. ¿Pero usted defiende la labor de la Guardia Civil en Ceuta?

R. En general, sí. Desconozco la concreción de lo que pasó aquel 6 de febrero. Tengo entendido que todo ocurrió en aguas marroquíes. Habrá que verlo. Pero, cuando yo defiendo los intereses de la Guardia civil, lo hago con carácter general, porque conozco las caras de los agentes que están en la frontera en situaciones penosas.

P. ¿Y qué le parece el uso de material antidisturbios?

R. En la frontera se debe usar si entran ilegalmente. Se utilizan en Cádiz, en Madrid, y en cualquier ciudad; y ante cualquier manifestación ilegal y contra los mismos españoles. Lo que me extraña es que nos escandalicemos porque se usen con los inmigrantes que entran rompiendo una valla. Si no pueden utilizar medios antidisturbios, ¿qué pueden hacer?, ¿qué hacen entonces los guardias civiles en la frontera? Nada. ¿Los sustituimos por un comité de recibimiento con azafatas? Aquí el tema está en si España debe proteger sus fronteras de la inmigración ilegal. ¿Sí o no? Si no hay que defenderlas, pues hacemos un puente aéreo. Y un puente marítimo también. Y empezamos a traerlos y ya está.

P. ¿Que se permitan las devoluciones en caliente?

R. Sí. Con todas garantías de derechos humanos, pero que se pueda hacer. Que Marruecos admita la readmisión de los inmigrantes que ilegalmente entran en España.

Me extraña que nos escandalicemos porque se use  contra los inmigrantes material  antidisturbios

P. ¿En qué se concreta la próxima cumbre bilateral entre Ceuta y Melilla?

R. Hablaremos de cómo ambas ciudades se sienten perjudicadas por la inmigración. Porque somos espectadores pasivos de lo que está pasando. No es nuestra responsabilidad; pero afecta a las sociedades de Ceuta y Melilla. Esa cumbre será el 28 de febrero. El presidente Juan Jesús Vivas irá a Melilla y elaboraremos un documento conjunto. Habrá que apelar seriamente a Europa para que se implique.

P. Pero la comisaria europea de Interior fue muy crítica con la actuación de la Guardia Civil en Ceuta. ¿Qué van a hacer?

R. Tenemos que plantarnos en Europa. Ceuta y Melilla tienen que pegar en las puertas de la UE, con el gobierno nacional de la mano, y decirles que existimos. Que estamos ahí, que tenemos un problema focalizado, y que queremos que nos apoyen y defiendan.

Más información