Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy defiende a la Guardia Civil pero Rubalcaba pide ceses

El ministro del Interior, Jorge Fernández: “Murieron en Marruecos”

PSOE: “¿Le parece bien disparar pelotas?”

FOTO: LUIS SEVILLANO / VÍDEO: ELPAÍS-LIVE

La crisis provocada por los 15 muertos en la frontera de Ceuta se ha convertido en un asunto central de la batalla política entre los dos grandes partidos. El PSOE ha decidido pasar a la ofensiva, aunque con ciertos límites. Alfredo Pérez Rubalcaba no preguntará este miércoles a Mariano Rajoy sobre este asunto en el Congreso, se centrará en el aborto, otra cuestión básica de su línea de oposición. Y el líder del PSOE, que un día antes fue muy vehemente en la exigencia de destituciones en Interior, en especial el director de la Guardia Civil y el delegado del Gobierno en Ceuta, fue más cauto a la hora de reclamar la caída del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Rubalcaba ocupó ese puesto y siempre ha estado muy vinculado a este departamento, y de momento no quiere dar ese paso aunque fue muy duro.

El Gobierno, por su parte, está indignado con la presión del PSOE en este asunto, y este martes tanto Rajoy, de manera más discreta, como Fernández, mucho más vehemente, cerraron filas y dejaron claro que no está encima de la mesa ninguna destitución, aunque el ministro no quiso contestar cuando se le preguntó expresamente por dimisiones.

Fernández Díaz: "Mientras no se demuestre lo contrario, todos murieron en aguas marroquíes"

El asunto cobra cada día más relevancia y como muestra un gesto. El presidente del Congreso, Jesús Posada, leyó una declaración institucional lamentando las 15 muertes en Ceuta y todos los diputados mantuvieron un minuto de silencio por ellos.

Poco antes, en el Senado, Rajoy trasladó su “sentimiento y pesar” por los fallecidos cuando el portavoz del PSOE, Marcelino Iglesias, le preguntó quién dio la orden de disparar pelotas de goma contra los subsaharianos. Pero enseguida el presidente utilizó las palabras de un miembro del Gobierno del PSOE en 2005, cuando murieron dos personas en la valla de Ceuta: “Hay un dicho callejero que se utiliza mucho en México, y es que cuando en este país hay algún sospechoso es la policía. Pues bien, parece que estos últimos tiempos hay determinados sectores que quieren hacer a la Guardia Civil sospechosa de no sé qué comportamientos y yo me niego totalmente”.

En la misma sesión del Senado, muy tensa por este asunto, con gritos de “dimisión, dimisión” en la bancada socialista dirigidos al ministro del Interior, este fue mucho más allá: “Confío en que se vean pronto esos vídeos que reclama la autoridad judicial. Pero mientras no se demuestre lo contrario todos los inmigrantes fallecieron en aguas marroquíes. Los guardias civiles no dispararon contra personas. 23 de ellos llegaron sanos y salvos a la costa española. ¿Usted cree que si hubiera querido impedir que llegaran la Guardia Civil no lo habría impedido? Lo que ha dicho es una calumnia contra la Guardia Civil. Es indigno lo que están haciendo con la Guardia Civil”.

Mientras, en el Congreso, Rubalcaba exigió explicaciones y dimisiones. “Nadie me va a dar lecciones de cómo defender a la Guardia Civil. Pero que digan de una vez el presidente y el ministro si les parece bien o mal que se dispare pelotas de goma hacia el mar cuando hay personas tratando de alcanzar la costa”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >