Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villalobos evidencia que no hay unidad en el PP sobre la ley del aborto

La exministra recuerda que no se votó la reforma de Gallardón sino una iniciativa del PSOE

El ministro a los socialistas: “Ni vencen ni convencen, solo dividen a la sociedad”

Carmen Montón: “Ante su traición a las mujeres no nos vamos a callar”

Un día después de la votación en la que el PP mostró disciplina y unidad frente al intento del PSOE de que se marcaran las fisuras de ese partido en torno al aborto, se demuestra que la división continúa. La vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, ha dejado las cosas claras. Las diferencias continúan en el seno de su partido pero lo que se votó el día anterior nada tenía que ver con el anteproyecto del Gobierno -aún no ha entrado ni siquiera en el Congreso–, sino con la petición del PSOE de que ese documento se archive, se retire, no siga avanzando y no llegue al Parlamento.

¿Es real la unanimidad del PP que se vivió el día anterior?, se la ha preguntado a Villalobos. “Por supuesto, no es real”. Si la votación hubiera sido sobre la reforma de la ley esta dirigente política hubiera votado en conciencia. “Por supuestísimo que sí, y creo que más gente que yo”, ha asegurado. Además, ha recordado que en otras ocasiones ya lo ha hecho y en contra de su grupo. Pero el PSOE trató de poner a prueba la cohesión del PP, y eso “une muchísimo”, ha explicado la vicepresidenta primera del Congreso.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, no obstante, ha utilizado esa votación para presumir implícitamente ante la Cámara del apoyo a su reforma aunque momentos después de la votación, al filo de las diez de la noche del martes, Villalobos precisó a la pregunta de si apoyaba la ley de Gallardón. “No es eso, yo rechazo al PSOE, que no es lo mismo”. Esa cohesión se verá cuando la ley se vote en el Congreso, aunque en el PP confían en que no llegue o tarde mucho en hacerlo.

Y un día después, el debate sigue no solo en los pasillos sino también en el pleno del Congreso. Los socialistas con preguntas, e Izquierda Plural con una moción, volvieron a la carga. La responsable parlamentaria de Igualdad, Carmen Montón, ha tomado como percha el “tren por la libertad” que la pasada semana llegó a Madrid con mujeres de toda España en defensa de la actual ley del aborto y contrarias al plan del Gobierno de sustituir la ley de plazos por una de dos supuestos y su vuelta a ser un delito. “No nos van a callar”, advierten las diputadas socialistas.

ATLAS

“Ni vencen porque no pueden porque perdieron las elecciones, ni convence porque no tienen argumentos; solo dividen a la sociedad”, ha replicado el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, a la intervención de la diputada socialista. ¿La manifestación, el tren de la libertad?. “El Gobierno respeta esa u otra manifestación y por muy minoritaria que hubiera sido, tiene el respeto del Gobierno; pero ninguna manifestación está por encima de la voluntad del Parlamento”, ha replicado.

Sí quedó claro en la sesión del martes por la noche que todos los grupos rechazan el anteproyecto, aunque la intervención de la diputada del Grupo Popular, Marta Torrado, no se centró en las principales quejas contra el anteproyecto. Torrado irritó a la bancada socialista por estas apreciaciones: “Ahora dicen que hablan en nombre de las mujeres y eso no es así: hay muchas mujeres que no pensamos como ustedes, que no somos ni menos modernas ni menos formadas, que hemos superado ese feminismo rancio que algunas no pueden quitarse de encima dejando ver una animadversión casi patológica hacia los hombres”.

La oportunidad de responder a estas consideraciones la ha visto hoy Carmen Montón en la sesión de control a Gallardón: “Yo soy feminista, y no me van a callar. Ayer nos llamaron rancia, anticuada y con aversión patológica a los hombres; todos los días conocemos acciones y manifestaciones como las del tren de la libertad que quieren que retire el anteproyecto y usted, indolente y soberbio no escucha”. Y se ha advertido desde el PSOE : “La libertad no se negocia, es mía, me tengo y no me vendo”, ha dicho Montón, parafraseando a la escritora Virginia Wolf.

Gallardón ha mantenido el pulso e incluso se ha regodeado en la exhibición de unidad que el día anterior hizo su grupo. “Los electores van a castigar a quienes tratan de dividir”, ha sentenciado.

El debate sigue porque el pleno del Congreso tendrá como broche una moción del Grupo de Izquierda Plural para que se retire el anteproyecto gubernamental.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información