Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE se entrega a la precampaña europea para recuperar a su electorado

La ejecutiva federal aprueba por unanimidad la candidatura de Valenciano

Valenciano en la rueda de prensa de este lunes.

El PSOE se sumergió ayer, con meses de anticipación, en una larguísima precampaña electoral que culminará en los comicios europeos del 25 de mayo, la cita que los socialistas ven ahora como su piedra de toque. Después de dos años de calvario, de no despegar en las encuestas a pesar de los aprietos de todo tipo en los que se encuentra el PP, el resultado de las europeas, en un sentido u otro, será fundamental para marcar el rumbo del partido: si el PSOE gana, tomará mucho oxígeno de cara al año electoral de 2015 (autonómicas y municipales en mayo, generales en noviembre); si se desploma, todo el partido entrará previsiblemente en combustión. Y por medio estarán las primarias de otoño.

La ‘número dos’ de los socialistas promete dar la “batalla ideológica”

Por eso el acto de presentación de Elena Valenciano como cabeza de lista a las europeas —una designación adelantada el domingo con una nota oficial y aprobada ayer por unanimidad en la ejecutiva federal— se convirtió directamente en un mitin de inicio de la precampaña. Valenciano, vicesecretaria general del partido, afirmó varias veces que enviarla a ella al Parlamento Europeo es un “gesto” para subrayar “la importancia que el PSOE da a estas elecciones”; abogó por cerrar “la brecha entre el norte y el sur de Europa, que está dando pie al crecimiento de los populismos”, y concluyó que lo que Europa y España necesitan urgentemente es “una fuerza progresista tirando del carro”.

“La batalla ideológica se perdió en su momento y hay que recuperarla. Europa ya no es un campo de batalla militar, pero sí un gran campo de batalla ideológica. Lo que suceda en estas elecciones tendrá efecto durante décadas. Es la última oportunidad de corregir la política económica europea. El PSOE va a poner toda la carne en el asador”, insistió la vicesecretaria general del PSOE. El resumen, dijo, es que el PSOE tendrá “a su número uno en la carrera de San Jerónimo [sede del Congreso de los Diputados] y a su número dos en Bruselas”.

El PSOE pretende dar a esta campaña un carácter marcadamente ideológico que les reconcilie con buena parte del electorado socialista que huyó en desbandada en 2011 y también con un sector de la militancia que reprocha a su partido haberse plegado a los mercados en la legislatura anterior. “Vamos a enarbolar tres banderas en esta campaña: la socialdemocracia, el europeísmo y la defensa de los derechos y libertades”, señaló Valenciano, que prometió una candidatura socialista “importante, potente y poderosa”, con pesos pesados. La composición final de la lista la decidirá el comité federal en marzo.

La número dos del PSOE compatibilizará ese cargo con el de eurodiputada —“Voy a poder hacerlo porque soy muy trabajadora”, dijo—. Y eso dejará al secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, en una situación mucho menos arropada de lo que ha estado en estos dos años, porque Valenciano no solo es su vicesecretaria general —encargada de temas tan importantes como las relaciones con el PSC catalán y portavoz en muchas batallas importantes del partido— sino la persona que centraliza todo el trabajo de comunicación de los socialistas.

“No se la juega Rubalcaba, se la juega el PSOE”, dice la cabeza de lista

Preguntada por la posibilidad de que su marcha se interprete como un signo de que Rubalcaba está pensando ya en dar paso a otra dirección tras las primarias de noviembre, Valenciano afirmó: “No se la juega Rubalcaba, se la juega el PSOE. Europa, España y el PSOE, por ese orden”. Ni ella ni el secretario de Organización, Óscar López, contestaron con rotundidad a la pregunta de si la dirección federal seguirá al frente hasta 2016, cuando culmina su mandato, aunque López afirmó: “La dirección federal mantiene su hoja de ruta. Piensa llegar hasta el final y cumplir con sus objetivos”.

Valenciano ya fue eurodiputada —su primer cargo en política— entre 1999 y 2008. Ayer, dirigentes socialistas de varias federaciones y socialdemócratas europeos mostraron su respaldo a la designación de la cabeza de lista. El Presidente del Parlamento Europeo, el socialista Martin Schulz, y el presidente de los socialistas europeos, Sergei Stanishev, emitieron una nota conjunta en la que se felicitaban por la noticia y subrayaban la pelea política de Valenciano contra el proyecto de ley del aborto (que será una de los temas estrellas de la campaña). También aplaudieron la designación el presidente del grupo socialista en el Parlamento Europeo, Hannes Swoboda, y la presidenta del PES Women (Mujeres Socialistas Europeas), Zita Gurmai. Javier Solana, exministro español, ex secretario general de la OTAN y exjefe de la política exterior y de seguridad de la UE, escribió en Twitter: “Vuelve una buena parlamentaria europea. Se te recordaba. Buen ánimo Elena”.

Otras tres primarias adelantadas

Tres federaciones del PSOE —Aragón, Murcia y Baleares— lograron ayer la autorización de la ejecutiva federal del partido para salirse del calendario común de primarias y adelantar las suyas, como ya había hecho la federación valenciana. Las celebrarán entre finales de marzo y principios de abril.

Las primarias para elegir a los candidatos socialistas a las elecciones autonómicas de mayo de 2015 se celebrarán, por regla general, en septiembre de este año. Así lo decidió el comité federal, máximo órgano de dirección del partido, el pasado enero. Pero ese mismo comité federal, ante la dificultad de poner a todas las federaciones de acuerdo, resolvió dejar abierta la posibilidad de ir cambiando el calendario en función de las “especificidades” de cada federación.

Los primeros que pidieron autorización —y la lograron— fueron los socialistas valencianos, que celebrarán sus primarias el 9 de marzo (y serán, además, los primeros que permitirán votar a los ciudadanos no militantes). Ayer recibieron también permiso de la ejecutiva las federaciones de Aragón, Murcia y Baleares. Aragoneses y murcianos elegirán a su candidato el 23 de marzo, en primarias solo entre militantes; los socialistas de Baleares votarán a principios de abril, y abrirán la votación a ciudadanos no militantes.

Quedarán así nueve federaciones que celebrarán primarias en septiembre (o más tarde, ya en 2015, si lo piden y se lo autorizan). Hay también cuatro grandes federaciones —Andalucía, País Vasco, Cataluña y Galicia— que no harán primarias, porque no tienen elecciones autonómicas en 2015. Las primarias nacionales, abiertas a no militantes, serán en noviembre de este año.

Más información