Un ‘paseíllo’ que el duque sí recorrió

El duque de Palma ha bajado a pie dos veces la rampa que este sábado recorre la Infanta

El duque de Palma, antes de contestar a las preguntas del juez y del fiscal, leyó un alegato para desmarcar al Rey y a la Casa del Rey de cualquier actuación de amparo a sus negocios: "Antes de someterme a las preguntas en este Juzgado, quiero declarar que, [...] la Casa de S. M. el Rey no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades que yo desarrollaba en el Instituto Nóos".Vídeo: ATLAS

La rampa que ha bajado en coche este sábado la infanta Cristina hacia los juzgados de Palma, para declarar sobre su supuesta implicación en el caso Nóos, es la misma que su marido, Iñaki Urdangarin, ha recorrido en un par de veces. Al final de camino ha estado y está este sábado esperando, el juez José Castro y el fiscal Pedro Horrach. 

La última vez que Undargarin recorrió el paseíllo repleto de periodistas, vecinos, indignados y manifestantes fue el 23 de febrero de 2013. La comparecencia fue más rápida que la primera. Cuatro horas después de su llegada a los juzgados de Palma, Urdangarín estaba fuera. Llegó, igual que la última vez en coche hasta la rampa y después caminó hacia los tribunales. El exjugador de balonmano declaró, una vez más, por su implicación en el caso Nóos

El 25 de febrero de 2012 fue la primera vez que el duque de Palma recorrió esta rampa. Imputado por supuesta corrupción en el caso Palma Arena, Urdangarin declaró por más de nueve horas el sábado, y por más de 14 horas el domingo. El coche que llevó a Urdangarin lo dejó antes de la cuesta, desde ahí caminó hasta la puerta. Esto lo repitió los dos días.

25 y 26 DE FEBRERO DE  2012. Estas fueron las primeras palabras del duque de Palma antes de su declaración ante el juez: "Comparezco hoy para demostrar mi inocencia, mi honor y mi actividad profesional. Durante estos años he ejercido mis responsabilidades y he tomado decisiones de manera correcta y con total transparencia. Mi intención en el día de hoy es aclarar la verdad de los hechos y estoy convencido que la declaración de hoy contribuirá a demostrarlo. Muchísimas gracias a todos, muchísimas gracias por su atención".

Ahora la infanta Cristina ha hecho el mismo paseíllo que su marido, pero en coche. La policía había recomendado que bajase la cuesta en automóvil, y así lo ha realizado, a diferencia de Urdangarin que lo hizo caminando. En realidad ha sido una modalidad mixta: la mayor parte del recorrido en coche y unos 15 pasos desde el coche hasta la puerta del juzgado, sin precipitación, sonriente, saludando...El caso Nóos es más que un fraude de corrupción, es la imputación de la hija del Rey como parte de una trama que comenzó hace 15 años, y donde existe una sola rampa: la que lleva a los juzgados de Palma.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS