Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pierde en enero la tendencia al alza en voto de los últimos barómetros del CIS

Los populares obtendrían un 32,1% de los votos y el PSOE se estanca en el 26,6%

IU se mantiene en el 11,3% y UPyD sube del 7,7% al 9,2%

Aumenta aún más la preocupación por el paro y la corrupción

La Monarquía solo es motivo de preocupación para el 0,6%

La ley del aborto se cuela como la octava preocupación, pero muy lejos de las dos primeras

ATLAS

Los ciudadanos han empezado el año con una actitud de desapego hacia el PP, que pierde casi dos puntos en intención de voto en relación a un estudio correspondiente al pasado octubre. El barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de enero, realizado entre el 3 y el 14 de este mes, con una muestra de 2.500 personas, otorga a los populares una intención de voto del 32,1% frente al 34% anterior, y con ello le coloca en su peor resultado desde las elecciones de 2011, que ganó con el 44,6% de los votos.

Mientras el PP cae, el PSOE no crece, sino que se estanca a la baja con un 26,6%, tres décimas menos que en el pasado otoño y dos puntos por debajo del resultado que tuvo en 2011. Los populares reivindican que, pese a las duras medidas que han tomado, seguirían siendo el partido más votado. La muestra se realizó después de que el PP aprobara su polémica ley del aborto, algo que podría haber influido en su caída.

Ninguna variación experimenta Izquierda Unida, que se mantiene como la tercera fuerza política con el mismo 11,3% que obtuvo en el mes de noviembre; en tanto que UPyD sube casi dos puntos, los mismos que pierde el PP. Ahora, le votarían el 9,2% de los electores.

Mientras hay alivio en la dirección del PP, aunque también preocupación por el cambio de tendencia —los populares venían en una racha ascendente— los socialistas escudriñan los datos para afirmar que la elaboración no es correcta, ya que con las ponderaciones más objetivas, el PSOE se colocaría por encima del PP.

El PSOE se fijó especialmente en los cuadros que reflejan el voto directo que responde a la pregunta de por qué partido se inclinaría si las elecciones fueran mañana. Un 11,8% señaló que apoyaría al PSOE y un 10,8% al PP pero con un 21% de indecisos. El llamado voto más simpatía también coloca a los socialistas por delante con un 17,1% y por detrás queda el PP con un 14,2%. Con estos datos, el secretario de Organización socialista, Oscar López, no dudó en proclamar que “el PSOE sale por delante en todas las encuestas y datos directos, pero una vez que entran en la cocina, no se sabe si en la de Master Chef o una Pesadilla en la cocina, el PP acaba por delante”, bromeó.

Desde el PP se trata de justificar el retroceso “por el desgaste de las medidas” que se han visto “obligados” a tomar, pero se congratulan de que estén a 5,5 puntos de distancia del PSOE.

Todos los políticos suspenden

No hay remontada en absoluto del juicio que merecen los políticos a los ciudadanos. Todos suspenden aunque sigue a la cabeza Rosa Díez

con un 4,15. El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba baja de nota y obtiene un 3 frente al 3,13 anterior. También baja el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que de un 2,42 desciende al 2,22.

Cayo Lara, coordinador general de IU, obtiene un 3,72. Los ministros obtienen muy mala nota aunque a la cabeza se mantiene el titular de Agricultura, Miguel Arias Cañete, con un 3,17. Ningún otro ministro llega al 3. Ana Mato, titular de Sanidad se queda con un 1,97; Cristóbal Montoro, titular de Hacienda obtiene un 1,8% y los ciudadanos mantienen el castigo al ministro de Educación, José Ignacio Wert que suspende con un 1,4. .

Los datos de confianza son pésimos tanto para Rajoy como Rubalcaba. El presidente no inspira “ninguna confianza” para el 63,3% de los encuestados y poca para el 24,8%. El político socialista no tiene ninguna confianza del 56,2% y poca confianza para el 34,7%.

El CIS no refleja el supuesto de participación en el que basa su “cocina”, es decir, la proyección y ponderación de datos. Los expertos recalcan que para convertir la intención de voto en el resultado final estimado no es lo mismo que vote un 55% o un 70%, toda vez que la abstención no se reparte proporcionalmente entre los partidos. En el último estudio de Metroscopia para EL PAÍS del pasado mes se refleja una ligera ventaja del PSOE sobre el PP de un 1,6% para las elecciones europeas.

No remontan ninguno de los dos grandes partidos ni sus líderes. Un 88,1% no confía en el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y un 90,9% no lo hace en Alfredo Pérez Rubalcaba, líder de la oposición. El político socialista saca un 3 en el examen de los ciudadanos y Rajoy se queda con un 2,22. Ningún político aprueba, aunque Rosa Díez sigue a la cabeza con un 4,14, seguida de Cayo Lara, de IU con un 3,72.

El paro sigue creciendo como primer problema de España para los ciudadanos. En este sondeo lo es para el 78,5% cuando el anterior mes fue mencionado por el 77%. La corrupción y el fraude repiten como segundo problema con un 39,5%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información