LA RENUNCIA DE MAYOR OREJA

La dirección del PP intenta rebajar la tensión con la derecha del partido

Cospedal minimiza la renuncia de Mayor: “Es una forma de seguir” Pujalte: "Cuando alguien decide marcharse no abre ninguna brecha" Sánchez-Camacho: "Mayor no haría lo que ha hecho Vidal-Quadras"

Foto: atlas | Vídeo: TAREK (EFE) / ATLAS

La dirección del PP se emplea este martes en rebajar la tensión ante el nuevo varapalo a la unidad de la formación, tras la "renuncia" de Jaime Mayor Oreja a encabezar la lista del partido a las elecciones europeas y formar parte de la candidatura. Nadie niega que hay un sector del partido que se muestra incomodo con las decisiones del Gobierno, sobre todo en materia antiterrorista, e, incluso, decide marcharse, como Alejo Vidal-Quadras. Pero los máximos dirigentes populares, con la secretaria general, María Dolores de Cospedal, a la cabeza, tratan de minimizar la polémica. "La decisión de Mayor Oreja puede parecer un revés, pero esto no es un revés sino una forma distinta de continuar", ha asegurado la número dos de los populares en una entrevista en la Cope.

El partido no le dio mayor importancia a la aparición de Vox, que supone una primera pequeña escisión dentro de sus filas. De hecho, en términos electorales nadie llega a temer de verdad su efecto con vistas a las elecciones europeas del 25 de mayo. No obstante, la creación de esa formación tiene para muchos dentro del partido un valor simbólico. Y ahora, tras la renuncia de Mayor Oreja, "alejado de la línea de la dirección y absolutamente enfrentado al PP vasco", las divisiones internas adquieren otra dimensión. "Personalmente, siento mucha pena. Jaime es un referente en el PP y en la lucha contra el terrorismo", ha manifestado Esperanza Aguirre. En cualquier caso, hay un sector del PP que incluso se alegra de que la derecha se desgaje del núcleo duro. Mientras tanto, hoy se ha despejado la última  incógnita: el expresidente José María Aznar no participará finalmente en la convención nacional que se celebra este fin de semana en Valladolid.

San Gil acusa al PP de "consentir la pesadilla" que vive Euskadi"

EL PAÍS

La expresidenta del PP vasco, María San Gil, ha acusado al Partido Popular de "consentir" la "pesadilla" que vive Euskadi "en relación con el entramado etarra", y ha emplazado a Covite a seguir "alzando la voz" para que "no se diluyan las responsabilidades de los asesinos".

San Gil ha realizado estas reflexiones en un balance que realiza en relación con la actividad del pasado año realizado por el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, presidida por Consuelo Ordóñez, hermana del dirigente popular Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA.

"Covite ha realizado, desde su origen, una labor encomiable, tanto desde el punto de vista de apoyo y cariño a las víctimas, como desde el trabajo sin denuedo por la memoria, la dignidad y la justicia", ha aseverado.

A su juicio, "hoy su trabajo, esfuerzo y dedicación son más necesarios que nunca porque lo que está ocurriendo en el País Vasco en relación con ETA, Batasuna, los presos, Sortu, Bildu y demás entramado etarra es más propio de una pesadilla que de una realidad". En este sentido, ha criticado que esta "realidad política" es "consentida, además, por el partido que tuvo siempre claro que si matar no tenía premio, dejar de matar tampoco podía tenerlo", en alusión al Partido Popular.

Aun así, Cospedal ha insistido hoy en restar importancia a esa decisión. "La decisión de Mayor Oreja es personal y la respeto. Va a permanecer en el PP europeo. No era un verso suelto, formaba parte Comité de Dirección y compartimos las cuestiones básicas", ha considerado la máxima responsable del PP después de Mariano Rajoy. A esas palabras, la secretaria general ha añadido otras con las que ha tratado de calmar los ánimos: "En España es muy fácil formar un partido político y existe la libertad de formarlo. Eso no hace daño". Una declaración que se produce apenas unas horas después de que el vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, atacara públicamente a Vidal-Quadras por su marcha. El dirigente popular recriminó al catalán que se haya marchado del PP "haciendo daño" al partido y sin renunciar a sus cargos.

El veterano dirigente Vicente Martínez-Pujalte ha abundado, por su parte, en el mensaje de tranquilidad, aunque ha calificado la renuncia de Mayor de "marcha". "Cuando alguien decide marcharse no abre ninguna brecha dentro del partido", ha considerado en los pasillos del Congreso de los Diputados. Pujalte se ha pronunciado también sobre el futuro candidato a las elecciones europeas. Miguel Arias Cañete "es un gran candidato para todo, para comisario, para cabeza de lista y hasta par alcalde de Madrid, como se oyó ayer. Pero, de momento, es un magnífico ministro de Agricultura", ha enfatizado. El portavoz del PP en la Cámara baja, Alfonso Alonso, también ha incidido en la misma idea. La decisión, ha dicho, ha dependido de él. "Tiene pasado, tiene presente y futuro por escribir", ha señalado el dirigente popular.

La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho también ha hecho alusión a la crisis generada por la decisión de Mayor. En su opinión, no tiene mayor trascendencia. "Estoy absolutamente convencida de que seguirá formando parte del partido, porque es un referente en él y no haría lo que ha hecho Alejo Vidal-Quadras", ha afirmado en una entrevista en Antena 3.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, cree que el exministro del Interior "se ha quedado anclado en el pasado de la política vasca y de la española y, probablemente, él mismo sabe que no es una persona para la política del futuro", así se ha expresado en una entrevista en los desayunos de TVE. "Tantas veces que decimos que a los políticos no se nos echa ni con agua caliente de los sitios, y para uno que se marcha y se quiere marchar, hay que ponderar su decisión", ha destacado.

Más información
Mayor abre un boquete en la derecha
Rajoy descarta que Mayor se vaya a Vox: “Jaime sigue con nosotros”
Cuidar el centro
Vidal-Quadras: “No hablo con Rajoy desde que es presidente”
Cospedal, sobre la marcha de Vidal-Quadras: "Es un tema personal"

Paralelamente, María Dolores de Cospedal también ha aprovechado su entrevista en la radio para referirse al conflicto político de Cataluña: "El Gobierno lleva dando mucho tiempo mensajes muy claros hacia Cataluña". "Lo de la colonización de Cataluña es, con todos mis respetos, una estupidez e ignorancia histórica", ha aseverado la miembro de la ejecutiva nacional del partido. "Si el bilingüismo en Cataluña no se cumple, el Gobierno tendrá que aplicar medidas para ejercer ese derecho", ha añadido. "El Gobierno lleva dando mucho tiempo mensajes muy claros hacia Cataluña”.

Cospedal, representante del ala menos dura del partido en lo referente a la reforma de la ley del aborto, tampoco ha eludido el asunto. "En este tema, estoy con el sentido común. El Gobierno quiere consenso parecido al del año 85", ha comentado la dirigente del PP, que ha asegurado que su formación es "muy amplia" y representa a la gran mayoría de españoles. "Somos un partido plural. No me sorprende que haya muchas sensibilidades hacia el aborto. Lo importante es que el resultado final lo acaten todos", ha afirmado.

"La política antiterrorista no ha cambiado"

En esa brecha interna de la derecha también ha incidido la pugna entre el PP vasco y un grupo de víctimas de ETA. Una pelea que se materializó ante la tumba de Gregorio Ordóñez el pasado 23 de enero, cuando la hermana del exconcejal del PP asesinado hace 19 años se enfrentó a los dirigentes populares de Euskadi para reprocharles un discurso más blando en su lucha contra la banda armada. Una postura de la que ha discrepado este martes Cospedal: "La política antiterrorista no ha cambiado de la que ha sido siempre, en ningún aspecto".

La secretaria general de la formación ha calificado de "hechos desgraciado" el fin de la doctrina Parot. "Pero el Gobierno ha reaccionado para que no vuelva a pasar", ha subrayado, antes de hacer hincapié en que el PP cuenta con "una gran credibilidad" en la mayoría de las asociaciones de víctimas. "No se puede politizar el movimiento en defensa de las víctimas del terrorismo", ha concluido.

Sobre la firma

F. M.

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS