Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy descarta que Mayor se vaya a Vox: “Jaime sigue con nosotros”

El presidente desvincula en Roma la renuncia del exministro del Interior de la de Vidal-Quadras

"Ni hilo ni junto las dos cosas", afirma el jefe del Ejecutivo

Rajoy despeja la duda sobre si Oreja se incorporará a Vox

Empezó con una gran tensión con la Asociación de Víctimas del Terrorismo a cuenta del fin de la doctrina Parot y se ha convertido ya en una auténtica crisis con un sector muy importante del PP con la creación incluso de un nuevo partido, Vox. La renuncia de Jaime Mayor Oreja a encabezar la lista del PP a las elecciones europeas es el último paso, el más importante internamente, de esta espiral de tensión con el sector tradicional del PP, precisamente el que más suele movilizarse en las europeas. Mariano Rajoy es consciente de que tiene un problema serio encima de la mesa y desde Roma ha querido frenar en lo posible esa vía de agua. Rajoy ha confirmado que habló con Mayor y éste le explicó que no quiere ser candidato pero enseguida ha querido dejar claro que la ruptura se queda aquí y el exministro del Interior y candidato a la sucesión de Aznar no va a dejar el PP para irse con Vox, lo que más temían en el entorno del presidente. "Jaime Mayor sigue con nosotros y estoy convencido de que seguirá en la actividad política", ha explicado Rajoy a preguntas de los periodistas, con el objetivo de despejar la incógnita de que Mayor pudiera irse a Vox. Rajoy ha separado taxativamente el 'no' de Mayor a Europa de la marcha de Alejo Vidal-Quadras a Vox. "Son dos casos distintos, ni hilo ni junto los dos casos. No se pueden ligar ambas cuestiones", subrayó.

Rajoy, durante la rueda de prensa con el primer ministro italiano, Enrico Letta, tras la cumbre hispano italiana, ha confirmado que la última vez que habló con Mayor fue el jueves pasado -el viernes dice el comunicado oficial-, aunque poco antes de la última reunión de la cúpula en Toledo -el 10 y 11- Mayor ya le manifestó su voluntad de no repetir. "Él me manifestó su voluntad y yo tengo que respetarla", expresó el presidente español, quien glosó tanto el trabajo del exministro del Interior como la larga relación que les une.

"Jaime Mayor lleva diez años en el Parlamento Europeo y tengo la mejor opinión, pero debo respetar su voluntad. Nos conocemos desde hace mucho tiempo y hemos coincidido en el Gobierno. De hecho, yo lo sustituí al frente del Ministerio del Interior", subrayó Rajoy, quien añadió que ha sido "un excelente portavoz en el Parlamento Europeo".  El jefe de Ejecutivo desvinculó totalmente la decisión de Mayor de la de Vidal-Quadras, a quien no ha querido ni citar aunque ambos dirigentes han mantenido una estrecha relación durante años y el propio Rajoy decidió mantenerlo no solo como eurodiputado sino en la cúpula del PP, el Comité Ejecutivo, de donde solo salió tras el último congreso.

Con la salida de Mayor de la primera línea Rajoy se convierte prácticamente en el único miembro del nucleo duro del equipo de José María Aznar en los años 90 que sigue en la brecha. Poco a poco, desde que Aznar optó por Rajoy como sucesor, han ido cayendo los demás. Primero fue Rodrigo Rato, después Francisco Álvarez Cascos que incluso abandonó el PP, más tarde Federico Trillo y otros muchos. De esa época solo quedan Rajoy y Javier Arenas, que sigue en la cúpula como vicesecretario general aunque ya no en una posición tan destacada desde que renunció a liderar el PP de Andalucía. Rajoy es pues el único resistente del corazón del aznarismo con otro que no es miembro del PP pero sigue en la cúpula de influencia: Pedro Arriola, que fue principal asesor de Aznar y ahora lo es de Rajoy, un caso único.

El problema para Rajoy es que Mayor se va, aunque sea de manera oficialmente pactada, porque no comparte su política, especialmente la antiterrorista. Eso lo sabe internamente casi todo el mundo, pero fuera del PP no es tan evidente. La renuncia de Mayor coloca esa tensión en primer plano. Aún así, varios dirigentes señalaban que el distanciamiento entre ellos era tan importante que esta vez Rajoy no quería ponerlo de cabeza de lista y prefería a alguien con un perfil como Miguel Arias Cañete, un pata negra del PP -antes de AP- pero fiel a Rajoy. Otros pensaban que el presidente se iba a ver obligado a poner a Mayor para cerrar el flanco que le estaba abriendo Vox a la derecha. Lo que nadie esperaba es que Mayor se rindiera, si es que la versión oficial es cierta.

De quién será el recambio de Mayor Oreja no dio ni una pista Rajoy, ni siquiera de los tiempos. "El sustituto como cabeza de lista no lo hemos decidido aún, lo decidiremos cuando toque y no tenemos ninguna dificultad en ese asunto", ha manifestado sobre quién ocupará el puesto de Mayor Oreja en la primera posición de la lista europea.

Jaime Mayor Oreja ha anunciado esta mañana no será el cabeza de lista del partido en los comicios europeos del próximo 25 de mayo ni entrará en la candidatura. Según una nota del PP, se trata de una decisión propia del exministro del Interior con José María Aznar, acordada con el presidente del Gobierno.

Rajoy volverá esta tarde a España, donde dejó una fuerte presión en el ala derecha del PP y el mundo de las víctimas del terrorismo más cercanas a los populares. La creación de Vox, por primera vez un partido nuevo que compite directamente por el electorado del PP y formado por exdirigentes populares, presiona a Rajoy para tomar decisiones inmediatas sobre el candidato a las elecciones europeas. Como se preveía, Alejo Vidal-Quadras, vicepresidente del Parlamento Europeo e histórico dirigente del PP catalán, ha decidido dejar el PP y pasarse a Vox, el partido en el que está alguien tan simbólico como Ortega Lara.

La presión ha sido muy fuerte, dentro y fuera del PP, para que Rajoy diera una satisfacción al ala dura del PP y eligiera como candidato a las europeas a Mayor; aunque este ha anunciado a primera hora de la tarde que renuncia a ser cabeza de lista de los populares. El presidente ha retrasado su decisión, prevista para Navidades, y no existen certezas sobre su opción. Él parecía inclinarse por Miguel Arias Cañete, pero este no parece en absoluto interesado en encabezar esa candidatura europea, unas elecciones de resultado incierto para el PP.

Rajoy también parece querer esperar a ver qué candidato coloca el PSOE, pero a la vez Alfredo Pérez Rubalcaba, otro veterano en batallas de este tipo, también parece aguardar a ver qué hace su rival. Rajoy tiene este fin de semana una convención política en Valladolid en la que debería estar resuelto el candidato, aunque no es seguro.

Más información