Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El futuro de Cristina, en manos de tres expertos

La Sala que verá los recursos se dividió en mayo al suspender la imputación

El futuro procesal de doña Cristina de Borbón, hija del Rey, está en manos del saber jurídico de tres magistrados de una sala de la Audiencia Provincial de Palma que en mayo de 2013 ya bloquearon —por dos votos a uno— la primera imputación de la infanta Cristina que dictó el juez instructor José Castro.

Es un tribunal plural que resuelve con rapidez los recursos y que, en general, ha respaldado la compleja instrucción del juez Castro en el caso Urdangarin. La sala conoce las tripas de la causa. Los jueces se han empollado lo esencial del sumario. Hasta en Navidad. Ahora, antes del 8 de marzo, determinarán si ven factible que la hija del Rey comparezca para declarar como imputada ante el juez que lleva las indagaciones.

Diego Jesús Gómez-Reino es el presidente de la sala, un deportista gallego y cuarentón, nadador y de una familia de olímpicos. El magistrado Juan Jiménez Vidal de Alaró fue juez de lo social y antes abogado laboralista tras militar en grupos antifranquistas. Hizo en mayo el voto particular a favor de la imputación de la Infanta. La magistrada Mónica de la Serna, es de Zaragoza, fue una joven juez en la sala de perfil muy técnico que actuó de ponente, en nombre de sus colegas, de una sentencia que anuló las escuchas y registros irregulares e inmotivados que dejó sin condena a los capos de una banda de narcotraficantes. Los tres son afables, asequibles y viajan en transporte público, cosa poco frecuente en Palma de Mallorca.

En el primer episodio de este asunto, los tres magistrados argumentaron desde su propia posición técnica y sus convicciones. Para negar el tópico sobre los mimetismos entre el criterio jurídico y la opinión personal, sus votos sobre las sentencias, en la primera no-imputación de la Infanta no se correspondieron con sus perfiles por militancia en sus respectivas asociaciones profesionales.

A favor de la declaración de doña Cristina de Borbón se posicionó tan solo Juan Jiménez, que formuló un voto particular mientras que la sentencia que vetó la imputación la respaldaron y votaron Gómez-Reino y De la Serna. El presidente de la sala, Gómez-Reino, y el magistrado Juan Jiménez pertenecen a la asociación progresista Jueces para la Democracia, mientras que De la Serna está adscrita a la Asociación Profesional de la Magistratura, de talante moderado.

El esqueleto argumental del auto de Castro para la nueva imputación de la esposa de Iñaki Urdangarin es distinto al primero y las circunstancias apuntadas por el juez han mudado. El instructor, especialmente, ha cumplido con las prescripciones de indagación que le marcaron los tres magistrados de la Audiencia.

La sala de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca no se limitó a suspender la imputación de doña Cristina de Borbón, sino que señaló al juez que explorara la existencia de eventuales indicios de delitos de fraude fiscal y/o de blanqueo de capitales de los que se puede acusar a la hija del Rey.

Más información