Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Restablecido el tráfico marítimo en el Estrecho tras el fuerte temporal

El temporal permanece en Galicia, el Cantábrico y Baleares

La cota de nieve en la península baja hasta los 800 metros

El viernes entra otra borrasca por el noroeste

El tráfico marítimo en el Estrecho se ha restablecido este jueves tras verse obligado a cerrar durante varias horas por el temporal de lluvia y viento que azota la península desde el martes. Así, las línea que unen Algeciras con Ceuta y con Tánger, al norte de Marruecos, están ya operativas. Sin embargo, en la zona continúa soplando el viento desde el oeste y se prevén aguaceros.

El temporal de lluvia y viento que ha dejado en la península vientos superiores a los 100 kilómetros por hora permanece en el oeste y el norte del país, aunque su intensidad ha se ha moderado. Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el viernes entrará otra borrasca que dejará lluvias persistentes en Galicia con viento fuerte. El temporal también afectará al Cantábrico y el norte de la meseta, así como en zonas montañosas del norte y noroeste peninsular.

El Ayuntamiento de Barcelona ha activado a este mediodía el Plan Básico de Emergencia por el fuerte viento, con la recomendación de extremar las precauciones con toldos, persianas y árboles. El consistorio ha pedido en un comunicado que se extreme la precaución en la conducción de vehículos y en la práctica de actividades al aire libre.

La ciclogénesis explosiva de estos días ha azotado especialmente la comunidad gallega los días de nochebuena y Navidad, dejando escenas como el incendio del emblemático santuario de Muxía, en A Coruña. En la provincia de Sevilla, Córdoba y Jaén, el servicio de emergencias 112 recibió 370 avisos por caída de árboles, adornos navideños, anegaciones de calles por el agua o cortes puntuales de luz a lo largo del miércoles. La lluvia y el viento obligó a a cerrar todos los parques y jardines de la ciudad de Sevilla  por precaución, mientras que en el municipio de Alcalá de Guadaíra el viento derrumbó un muro que provocó daños a 14 coches estacionados. Las precipitaciones han sido abundantes en toda la península, siendo la máxima en Vigo (Galicia), donde se han recogido 60,3 litros por metro cuadrado.

Este fenómeno atmosférico ha generado una mayor producción de energía eólica, gracias a los fuertes vientos, provocando un descenso en el precio de la electricidad en el mercado diario. Según destaca la Asociación Empresarial Eólica (AEE), ha traído consigo que la eólica cubriese el 47,5% de la demanda de electricidad de España el martes 24 y el 53,8% de la demanda total del miércoles 25 de diciembre.

Con la entrada de una nueva borrasca, la Aemet prevé que vuelva el viento fuerte y la lluvia a partir del viernes. Estará muy nuboso en la mitad oeste peninsular, con precipitaciones débiles a moderadas, más abundantes en el oeste de Galicia, donde pueden ser localmente persistentes.

En el resto de la península, se esperan intervalos nubosos, con posibilidad de alguna precipitación débil, salvo en el Valle del Ebro y todo el área mediterránea. El cielo estará poco nuboso en el extremo sureste peninsular y Baleares. En Canarias, a partir del viernes se esperan nubes con posibilidad de alguna lluvia débil en la isla de La Palma.

La cota de nieve subirá a partir del viernes en la península hasta los 1.500 ó 2.000 metros, mientras que en Galicia y la Cordillera Cantábrica se instalará en los 1.000 ó 1.200 en Galicia y Cordillera Cantábrica. Las temperaturas subirán de forma moderada en la península y Baleares, y experimentarán pocos cambios en Canarias.

Los vientos serán fuertes en Galicia, el Cantábrico, el norte de la Meseta y Baleares, mientras que serán moderados en el suroeste en la península. En Canarias, el viento será de flojo de componente norte.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información