Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras inicia la campaña para liderar el ‘sí’ a la independencia

El líder de Esquerra agradece al Gobierno que sea "una máquina" de fabricar independentistas. Los republicanos ratifican por unanimidad términos del referéndum

Oriol Junqueras. EFE

Oriol Junqueras dio este sábado el pistoletazo de salida a la campaña para liderar el frente del 'sí' a la independencia en el mitin más grande que ha organizado Esquerra Republicana en los últimos años, ante más de 4.000 personas en Barcelona. El acto se centró en reivindicar el derecho de los catalanes a votar y la necesidad de un doble sí a las preguntas que tendrá la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014: ¿Quiere usted que Cataluña se convierta en un Estado? En caso afirmativo, ¿quiere que ese Estado sea independiente?

“Esta pregunta es mejor, mucho mejor, que la que nosotros proponíamos”, dijo Junqueras ante un sorprendido auditorio, que todavía se hacía a la idea de la formulación doble de la consulta. “Es mucho mejor porque seremos muchos a defenderla. La imagen de todas las fuerzas políticas que firmamos la consulta es de una fuerza extraordinaria”, celebró el líder de ERC, que enfatizó la importancia del acuerdo: “Nunca habíamos llegado tan lejos, habíamos sido tantos ni habíamos tenido tanta fuerza”.

Esquerra había previsto este mitin como medida de presión al presidente de la Generalitat, Artur Mas, ante las dificultades para pactar una pregunta que incluyera la palabra independencia. “Si renunciábamos ahora [a este término], era muy difícil perder esta oportunidad”, dijo, antes de pedir comprensión para las resistencias de Mas a asumir la palabra: “Algunos se han incorporado recientemente [al independentismo] y necesitan más tiempo que nosotros para asimilar conceptos que nosotros tenemos muy claro”. Una vez logrado este objetivo, la meta de Junqueras es liderar el frente del sí a la independencia, en un momento en que los sondeos pronostican por primera vez una victoria de ERC en las autonómicas.

Junqueras pidió a CiU, Iniciativa y la Candidatura d'Unitat Popular aparcar las rivalidades para ir juntos “como compañeros, amigos y compatriotas” hasta la consulta. No concretó si su llamada a la unidad también se dirige a las elecciones europeas: CIU pide una candidatura conjunta, que ERC rechaza a no ser que incluya a todos los partidos que defienden la votación.

En el acto también abundaron las llamadas a los socialistas catalanes para sumarse al acuerdo. En las primeras filas del auditorio se sentaron destacados críticos socialistas como el dirigente del PSC Fabián Mohedano, el exconsejero catalán Ernest Maragall y el que fuera diputado autonómico Toni Comín.

Junqueras abandonó el tono conciliador para referirse al Gobierno central. Los republicanos saben que el Ejecutivo hará todo lo posible para impedir la consulta, pero confían en que la votación se celebre. “No podrá hacer nada”, dijo la secretaria general Marta Rovira, en el consejo nacional del partido, celebrado por la mañana para ratificar el pacto por la consulta. Junqueras lamentó la respuesta del Ejecutivo, que considera “amenazante”, destinada a “asustar” a los catalanes. “Creen que amenazarnos es lo mejor que pueden hacer. Nos amenazan porque no quieren a la gente”. El republicano consideró que la actitud del Gobierno beneficia a los independentistas, ya que “cohesiona” a los defensores de la consulta y convierte la defensa de la democracia en “sinónimo” de defensa de la secesión. “Cada día hay que dar las gracias a esta fábrica de independentistas que es el Gobierno español”, concluyó.

Tras los ataques al Ejecutivo, culminó su discurso tirando de épica, con la voz entrecortada por la emoción y prometiendo una victoria de la independencia: “Ganaremos”.

Más información