Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roldán guarda el botín a buen recaudo

Los investigadores afirman que Luis Roldán esconde 14 millones de euros en paraísos fiscales

Luis Roldán saluda a altos cargos de la Guardia Civil el día de su relevo, en 1993, acosado por el escándalo sobre su patrimonio.

Luis Roldán, disfruta de su libertad desde 2010, tiene una nueva vida y sigue sin devolver el botín— más de 14 millones de euros en propiedades en el extranjero y en cuentas en infranqueables paraísos fiscales— que atesoró durante su mandato al frente de la Guardia Civil mediante el cobro de comisiones ilegales a una legión de constructoras.

 Ha recuperado su pasaporte y viaja varias semanas al año fuera de España en compañia de su tercera mujer Natacha, una atractiva rusa de 58 años, según confiesa a sus amigos. Es un hombre libre y en el extranjero ningún funcionario español rastrea sus huellas pese a los 17 millones de euros que adeuda a la Justicia. “No hay ninguna investigación abierta mientras no aflore su patrimonio, que sabemos es mucho, pero estamos atentos”, afirma una fuente policial. La pieza civil no ha prescrito y en España no puede abrir una cuenta o efectuar un solo pago sin que se le embargue. Los jueces lograron recaudar solo 1. 6 millones con la subasta de 6 de sus 15 pisos, un 8.7% de la deuda total.

Roldán salvó mediante una cohorte de testaferros el grueso de su botín. Los 10 millones de euros que escondía en 1993 en un banco ginebrino de la calle del Rhone recalaron en el Overseas Union Bank de Singapur —paraíso fiscal— y continúan en paradero ignoto cuando se van a cumplir dos décadas de un formidable escándalo de corrupción que contribuyó a terminar con los mandatos socialistas de Felipe González. De su colección de pisos y chalés conservó las dos joyas de la corona: un elegante piso en París de 255 metros cuadrados en el número 3-5 de la calle del General Detrié, frente a la Torre Eiffel, y la villa Marie Blanche (María Blanca), que regaló a su segunda mujer Blanca Rodríguez-Porto, en la isla de San Bartolomé (Antillas francesas). Cuando la juez Ana Ferrer, instructora del caso y hoy presidenta de la Audiencia Provincial de Madrid, intentó embargarlas ya habían sido vendidas a las sociedades Emeraude Vert y Emeraude Bleu [esmeralda verde y esmeralda azul].

Mover el dinero fuera es facilísimo. Roldán no tiene ningún crédito"

Fiscal Alejandro Luzón

“Este tipo tenía problemas, buscaba soluciones a cualquier precio. Me propuso que comprara las dos casas con su propio dinero y me convirtiera en fiduciario”, declaró el testaferro Roland Costacurta al juez suizo Paul Perraudin cuando se descubrió la farsa escenificada en la notaría Barralier-Moyne-Picard en Annemasse, un pueblo francés cercano a la frontera suiza. Una vez vendidas, la Justicia fue incapaz de embargarlas. Las dos valían 3,7 millones de euros. Hoy la villa Marie Blanche, en el exclusivo barrio de Marigot, en el que descansan algunas de las principales fortunas de Francia, se llama villa Majagua. “Mandé a San Bartolomé a dos de mis agentes, un inspector y una policía, pero cuando llegamos ya estaba en otras manos. Hicimos lo que pudimos”, se lamenta Rafael Bermejo, el comisario que persiguió el botín y que hoy está destinado en la Fiscalía Anticorrupción.

Roldán vive en el piso de sus padres, de 70 metros cuadrados, en Zaragoza, viaja en autobús, acude al auditorio a escuchar música clásica en compañía de su mujer, toma vinos en bares con su amigo Arturo Beltrán, un empresario aragonés con el que tuvo negocios —la persona que le ofreció trabajo para acceder al tercer grado penitenciario—, y no exhibe signos de riqueza. Desde que salió de la prisión de Zuera asegura que no tiene un euro, pero los jueces, fiscales, peritos y policías que participaron en la investigación no le creen.

 Paesa no se quedó con el dinero. Los que se dedican a eso no se quedan con el dinero"

Conrado Pérez, perito

El fiscal anticorrupción Alejandro Luzón, que acusó a Roldán, recuerda que la responsabilidad civil no prescribe. “Si con los fondos del cohecho compra o transfiere algo tendríamos un delito de blanqueo y le acusaríamos. Da igual que lo toque dentro o fuera de España porque no hay límite territorial. Lo hará fuera porque mover el dinero fuera es facilísimo. Hoy hasta te ofrecen tarjetas de crédito con identidad supuesta. Fuera de España puede hacer lo que quiera”. Conrado Pérez, el perito de la Agencia Tributaria que investigó la trama financiera de Roldán y sus cuentas en paraísos fiscales, lo corrobora: “Mover el dinero es muy sencillo, lo difícil es tenerlo. Este personaje es capaz de cualquier cosa. No tenemos ninguna duda de que lo conserva fuera”.

Desde que salió de la cárcel, el exdirector de la Guardia Civil afirma que toda su fortuna se la quedó Francisco Paesa, de 77 años, el exagente del Ministerio del Interior que le ayudó a huir de España, le proporcionó los testaferros que ocultaron el dinero y le convenció para que se entregara. Paesa es un tipo escurridizo que sigue trabajando junto a sus sobrinos Alfonso y Beatriz en los pozos financieros más fétidos de Europa y África, pero la historia de Roldán tampoco convence a los jueces y fiscales que desmontaron su rosario de mentiras. “Paesa cobró por sus servicios y quedaron acreditadas las sumas que recibió de Roldán por esconderle el dinero. Los testaferros que mueven el dinero de los delincuentes no se lo quedan. Si lo hicieran no volverían a trabajar jamás. La gente como Paesa mueve los fondos de sus clientes, no se los quita. Lo que dice Roldán es impensable en el mundo del crimen organizado. No lo hemos visto jamás, Nada de lo que cuenta cuadra. No tiene ningún crédito”, afirma el fiscal Luzón.

Va de hermanita de la caridad. No me lo creo. Es un mentiroso total"

Antoni Asunción, exministro

El perito Conrado Pérez, autor del reciente peritaje de la Agencia Tributaria en el caso Fabra, va más lejos. “Nadie pone los huevos en la misma cesta. Además de los 10 millones de Suiza siempre creímos que había más en otros países, pero no lo pudimos alcanzar. No me creo que Paesa se quedara con el dinero de Roldán. Los que se dedican a eso son profesionales, no se quedan con el dinero que mueven. ¿Roldán viaja a Rusia? ¡Qué casualidad! Rusia es el país candidato a relevar a Suiza cuando se suprima el secreto bancario, allí puede hacer lo que quiera”.

Antoni Asunción, el exministro del Interior que en 1994 cesó en su cargo tras la fuga de Roldán, es más rotundo. Roldán le engañó asegurándole que iba a presentarse a declarar mientras se daba a la fuga y desaparecía durante 11 meses provocando un terremoto político. “Miente más que habla y en su discurso incluye alguna verdad. Yo sí sé distinguir la verdad de la mentira. No se le puede creer nada porque no es de fiar. Va de hermanita de la caridad y no me lo creo. No va a exhibirse por ahí. Seguro que se pone el traje más raído. No hay que fiarse de Roldán”. Asunción, hoy empresario, recuerda una de las fábulas más sonadas de Roldán: cuando en el juicio aseguró que había devuelto los 10 millones en una maleta a su secretario José María Ángel en el aparcamiento del hotel Villamagna de Madrid. Una burda coartada que resultó hecha añicos. Y apostilla: “Es un mentiroso total”.

Durante los 10 años que Roldán estuvo aislado en la prisión de Brieva mantuvo un estrecho contacto con los responsables del centro. “Hablaba de todo menos del dinero. Ese era un tema tabú que jamás mencionó”, recuerda uno de ellos.

¿Aparecerá el botín? “Los paraísos fiscales son culpables de que el dinero no aflore”, se queja el fiscal Luzón. “La diabólica operativa financiera de los territorios off shore fue la responsable de que se nos escapara antes y ahora”, critica una fuente judicial.

Más información