Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia ratifica la extradición al escolta de un opositor al régimen kazajo

Diversas ONGs critican la decisión y advierten que puede ser torturado

El kazajo Alexander Pavlov solicitó asilo político a España

La Sección segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha aceptado por 10 votos contra siete la solicitud de extradición de Alexander Pavlov, de 37 años, jefe de la escolta de Muktar Ablyazov, oligarca y principal opositor del presidente kazajo Nursultán Nazarbáyev cuyo gobierno solicitó su entrega. De nada han servido las advertencias de distintas ONG sobre las torturas que se practican en las cárceles de Kazajistán—rica república postsoviética— y la corrupción rampante del Gobierno de Nazarbáyev.

Pavlov fue detenido en diciembre de 2012 en un control policial de la estación madrileña de Chamartín cuando bajaba de un tren procedente de París y huía de una orden de detención internacional dictada por la Justicia de Kazajistán por presuntos delitos de terrorismo y estafa. El jefe de escolta de Ablyazov solicitó asilo político desde su celda en la prisión de Soto del Real y contrató a un letrado para evitar su extradición concedida por la Audiencia Nacional el pasado mes de julio, recurrida y ratificada ahora por la Sala Segunda de la Sala de lo Penal. Tanto Amnistía Internacional como la Fundación Diálogo Abierto de Polonia aseguran que Pavlov puede sufrir torturas en las duras cárceles kazajas.

Tres de los siete magistrados que se opusieron a la extradición, José Ricardo de Prada, Ramón Sáez y Clara Bayerri, han anunciado votos particulares al fallo del pleno reunido esta mañana. La decisión suscitó un "intenso y prolongado debate" entre los jueces que esgrimen el riesgo de que Pavlov sea torturado y la mayoría que "confia" en que se respeten sus derechos humanos y sea objeto de un juicio justo. El régimen en el que confía el Gobierno español y los 10 jueces que han votado a favor de entregar a Pavlov es el mismo que el pasado mes de diciembre asesinó a 16 personas en la ciudad de Zhanaozen durante una huelga de trabajadores de una planta petrolera. Varios dirigentes de los trabajadores detenidos han relatado ante el tribunal que les juzgó toda clase de torturas y vejaciones en prisión. Numerosos informes de ONG internacionales corroboran la parcialidad de la Justicia de Kazajistán y califican de corruptos a sus jueces.

Un informe del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ha sido clave para que se denegara a Pavlov su petición de asilo político. El CNI asegura que "es probable" que su presencia en España "constituya una potencial peligrosidad para la seguridad nacional interior y exterior o el orden público, habida cuenta su presunta vinculación con delitos relacionados con la criminalidad organizada", pero a continuación añade que "debe señalarse que las fuentes y datos consultados no se consideran suficientemente fiables, lo que no permite realizar una valoración plenamente acreditada sobre el grado de esa potencial peligrosidad. En cuanto a la acusación de terrorismo, no se dispone de ninguna información que lo contraste". El documento añade que el guardaespaldas ayudó a Ablyazov a sacar o destruir documentos y datos del banco BTA y que ese puede ser el motivo por el que el gobierno kazajo le ha imputado con el "objeto de lograr una extradición rápida y obtener información sobre el entorno de Ablyazov"

Los caminos de Pavlov, casado con la periodista Shimanskaya y padre de dos niños de 14 y 8 años, y de Ablayzov han convergido. Los dos huyeron de Kazajistán y se refugiaron en Londres, donde el segundo logró el estatuto de refugiado político. Ablyazov se esfumó cuando fue condenado a 22 meses de prisión en un proceso civil celebrado en el Reino Unido por desacato al tribunal al negarse a declarar quienes manejan sus activos en el banco kazajo BTA Bank del que fue su presidente. Su guardaespladas hizo lo mismo hasta caer en el control policial en Madrid. Se le perseguía por una supuesta estafa de 22,5 millones de dólares al mismo banco y por preparar un supuesto atentado terrorista que nunca se consumó. El pasado 31 de mayo, agentes armados entraron en el apartamento de Roma donde vivía la mujer de Ablyazov buscando a su marido. Italia la expulsó a ella y a su hija de seis años y un avión privado de la embajada kazaja las condujo hasta Kazajistán. Esta entrega provocó un escandalo político en Italia y el primer ministro ordenó una investigación.

Mariano Rajoy y una delegación de empresarios españoles visitaron recientemente Kazajistán para abrir mercados a las compañías españolas. Este país es uno de los más cortejados de Europa y varias empresas españolas tienen importantes inversiones y contratos.  Kazajistán, de 17 millones de habitantes, es el sexto país en recursos naturales y uno de los grandes exportadores de uranio, petróleo, gas natural y algodón. Su presidente, de 72 años, tiene una fortuna estimada en 750 millones de euros y ha aprobado una ley que le concede inmunidad hasta su muerte.

Más información