Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía pide archivar la causa por el borrado de los discos duros de Bárcenas

El fiscal de Madrid no ve indicios de delito informático ni de encubrimiento en la actuación del PP

La Fiscalía de Madrid ha pedido el sobreseimiento provisional de la causa abierta por el borrado de los discos duros de los ordenadores del extesorero del PP Luis Bárcenas, según ha informado esta mañana el fiscal jefe José Javier Polo. El ministerio público no ha visto indicios de delito informático ni de encubrimiento por parte del PP en lo actuado hasta la fecha.

El pasado agosto, el PP entregó a la Audiencia Nacional los dos ordenadores portátiles que había utilizado Bárcenas durante 20 años en el partido, pero los entregó sin disco duro o con el disco duro borrado. En esos ordenadores, según el extesorero, había información comprometedora para el PP. La dirección de los populares alegó que se había limitado a cumplir el protocolo de utilización del material informático, antes de ceder los portátiles a otro trabajador. Más tarde se supo que uno de los dos discos duros había sido formateado -y, por tanto, borrada su información- el 3 de julio, seis días después de que Bárcenas ingresara en prisión.

José Javier Polo ha rechazado que haya existido “silencio” por parte de la fiscalía, algo de lo que había sido acusado en algunos foros judiciales. Según ha explicado en declaraciones a EL PAÍS, el ministerio público ya ha dictado su posición, pese a no haber recibido ningún requerimiento por parte del juzgado que instruye el caso. “Algunas informaciones parecían desprender que había inacción o inactividad de la fiscalía. Nada más lejos. De hecho, en este caso no se ha recibido ninguna solicitud por parte de este juez”, ha destacado Polo.

Según el fiscal jefe, se ha pedido el sobreseimiento este mismo mes de octubre. “Entendemos que no existe ningún delito de daños informáticos, porque no existe lo que llamamos la ajeneidad de la cosa; es decir: para que alguien sufra algún daño es necesario que el daño se produzca sobre algo propio, no sobre algo ajeno. Esos discos duros no eran propiedad del señor Bárcenas, por lo que no puede haber ese daño informático”, sostiene el representante del ministerio público.

Respecto al encubrimiento, Polo ha recordado que es un delito subsidiario. Es decir, solo existe respecto de otro delito que se haya cometido, que se llama delito principal o delito madre. “No podemos decir que hay encubrimiento mientras no sepamos que hay un delito principal. Sería absurdo totalmente. Por eso hemos pedido el sobreseimiento provisional”, ha concluido.

Más información