Rabat frena 20 saltos a la valla de Ceuta en dos días

Ninguno de los 700 subsaharianos ha logrado entrar en territorio español

Dos subsaharianos miran hacia la valla de Melilla desde Marruecos.
Dos subsaharianos miran hacia la valla de Melilla desde Marruecos.FADEL PENNA (AFP)

Las autoridades marroquíes han abortado en dos días unas veinte tentativas de "emigración ilegal" en las que un total de 700 personas trataron de penetrar en territorio español, según un comunicado del Ministerio del Interior marroquí emitido este jueves. El último intento, y el más masivo, se ha producido esta mañana, cuando unos 300 subsaharianos han tratado sin éxito de entrar en Ceuta.

Más información
Siete heridos entre los 70 inmigrantes que entraron anoche en Melilla
Marruecos dispersa a grupos de hasta 300 inmigrantes junto a la valla de Melilla
Un millar de subsaharianos acechan Melilla para saltar la valla fronteriza
Cien inmigrantes saltan a Melilla durante una incursión en masa a plena luz del día

Los subsaharianos han sido repelidos por la policía marroquí antes de alcanzar la valla. En los enfrentamientos siete policías han resultado heridos y un centenar de inmigrantes han sido detenidos, según el documento emitido por Rabat.

Marruecos celebra estos días la Fiesta del Sacrificio (o del carnero), la más importante del calendario musulmán. Este tipo de celebraciones religiosas han sido aprovechadas, en los últimos años, por los emigrantes subsaharianos para tratar de acceder a territorio español, por las fronteras de Ceuta y Melilla o por mar, aprovechando la supuesta relajación policial en la frontera.

Pese a las expectativas, este año las fuerzas policiales habían desplegado un dispositivo especial en previsión de ese asalto masivo. Tras el intento de asalto de esta mañana, las autoridades españolas han cerrado el paso fronterizo durante varias horas, aunque la frontera se ha vuelto a abrir a primera hora de la tarde, según ha explicado la Delegación del Gobierno en Ceuta, que ha registrado el asaltó entre las siete y las ocho de la mañana.

La frontera de Ceuta mantenía una cierta tranquilidad desde que el 18 de septiembre la Gendarmería marroquí impidiera el asalto de un centenar de inmigrantes subsaharianos, que ya consiguió frustrar la llegada a españa de todos los subsaharianos. Un día antes, el 17 de septiembre, otros 350 inmigrantes alcanzaron las aguas de la playa del Tarajal, de los que 91 lograron entrar en Ceuta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Durante el salto de esta mañana, los inmigrantes han vuelto a intentar, en primer lugar, acceder a través de la frontera del Tarajal y, posteriormente, lo han hecho por el conocido como puente del Biutz, habilitado únicamente para el paso de mercancías entre Ceuta y Marruecos. En los dos casos, los inmigrantes han sido interceptados por la policía marroquí que custodia el paso fronterizo, sin que ninguno de los subsaharianos haya conseguido entrar en la ciudad autónoma.

La Guardia Civil y la Policía Nacional, que han sido alertadas del intento, han mantenido un dispositivo especial en el entorno de la frontera. La Delegación del Gobierno ha señalado que se trata de uno de los intentos más multitudinarios protagonizados en los últimos años.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS