El final de ETA

El juez deja en libertad a 14 de los 18 miembros de Herrira detenidos

Los otros cuatro integrantes de la plataforma de apoyo a presos de ETA ingresan en prisión eludible bajo fianza de 20.000 euros

Catorce de los 18 miembros de la plataforma de apoyo a presos de ETA Herrira detenidos el pasado lunes en el País Vasco y Navarra por la Guardia Civil quedaron este jueves en libertad tras pasar por el despacho del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. Para los otros cuatro integrantes de la asociación, creada en 2012 y considerada por el instituto armado sucesora de las ilegalizadas Gestoras pro Amnistía y Askatasuna, el magistrado decretó prisión eludible bajo fianza de 20.000 euros. La Fiscalía de la Audiencia Nacional había solicitado el ingreso en prisión incondicional para 14 de los 18 arrestados. Todos están imputados de forma genérica por integración en banda armada, financiación de grupo terrorista y enaltecimiento del terrorismo.

Los cuatro miembros de la plataforma que han sido enviados a prisión son Jon Garai (pendiente de juicio por integración en ETA), Nagore García Bohollo, José Manuel Ugartemendía (condenado en Francia por pertenencia a ETA) y Jesús María Aldunberri, con antecedentes policiales. El mismo jueves por la noche, las familias de dos de los cuatro encarcelados ya habían presentado esta garantía monetaria ante la Audiencia. Todos los detenidos en la operación del pasado lunes se negaron a contestar a las preguntas del juez y del fiscal, aunque negaron pertenecer a ETA o su entorno.

El magistrado decreta que las personas que han quedado en libertad comparezcan cada 15 días en los juzgados más cercanos a su casa. Además, les prohíbe salir de España y les retira el pasaporte. También les prohíbe tomar parte en acciones de control de presos de ETA o actos de enaltecimiento del terrorismo, informan fuentes jurídicas. Velasco mantiene la clausura de las sedes de Herrira en el País Vasco y Navarra, el cierre de sus 38 páginas web y redes sociales de Internet (32 perfiles de Twitter y 125 de Facebook) y el bloqueo de las cuentas bancarias. Además, se mantiene el decomiso de los 62.000 euros que la organización tiene en sus cuentas.

Más información
EH Bildu lleva hasta el Parlamento vasco su solidaridad con Herrira
Herrira considera “mentiras” las acusaciones contra los detenidos
Las 18 detenciones de Herrira avalan la mano dura mientras ETA no se desarma

Velasco considera que Herrira, bajo su apariencia de organización humanitaria, tiene por objeto trasladar las directrices de ETA al colectivo de presos, como sucesora de las ilegalizadas Askatasuna y Gestoras pro Amnistía. La Guardia Civil se ha incautado documentos posteriores a 2010 que supuestamente acreditan que ETA continúa, a través de Herrira, incidiendo en el colectivo de los presos.

Los seguimientos efectuados a sus integrantes acreditan más de 30 viajes a Francia para establecer contacto con el entorno de la banda terrorista. Asimismo les acusa de financiar y organizar los homenajes de recibimiento a los presos de ETA que regresan a sus localidades tras quedar en libertad, los llamados ongi etorri (bienvenido, en euskera).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Herrira calificó este jueves de “mentiras” las acusaciones contra sus integrantes. En una comparecencia en Bayona, en el País Vasco francés, miembros de la plataforma subrayaron que la operación ha supuesto “una conculcación de los derechos a la libertad de expresión y a la libre asociación”. “Ha quedado claro que tienen miedo a la capacidad que tenemos de presentar a la sociedad vasca nuestras reivindicaciones. Por eso el ataque ha sido tan duro y directo. Es el reflejo de la debilidad del Estado Español”, reiteraron.

El portavoz de Amaiur en el Congreso de los Diputados, Xabier Mikel Errekondo, manifestó que Herrira “trabaja en defensa de los derechos humanos de los presos políticos vascos y en darle apoyo a las familias”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Fernando J. Pérez

Es redactor y editor en la sección de España, con especialización en tribunales. Desde 2006 trabaja en EL PAÍS, primero en la delegación de Málaga y, desde 2013, en la redacción central. Es licenciado en Traducción y en Comunicación Audiovisual, y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS