Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 35.000 conductores, denunciados por exceso de velocidad en una semana

Durante una semana, la Guardia Civil vigiló casi un millón de vehículos

Cuatro personas han sido puestas a disposición judicial

Un total de 35.479 conductores han sido denunciados por exceso de velocidad en tan solo una semana durante la campaña especial que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha realizado entre el 19 y el 25 de agosto, especialmente en las carreteras convencionales.

En siete días, los agentes de la Guardia Civil han vigilado 952.903 vehículos, de los que han multado al 3,72%. La mayor parte de los controles se han llevado a cabo en las vías secundarias, donde se produce el 70% de los accidentes mortales. En concreto, en este tipo de vías los agentes han revisado la velocidad de 478.142 vehículos, de los que han denunciado a 18.730.

A la campaña de vigilancia se ha sumado desde el aire el radar Pegasus, instalado en un helicóptero. En 18 horas de vuelo ha controlado la velocidad de 360 vehículos, todos en carreteras secundarias, de los que 64 superaban la velocidad permitida.

Durante la campaña, cuatro conductores han incurrido en un delito contra la seguridad vial al conducir a una velocidad superior en 80 kilómetros por hora a la permitida. Uno de ellos, fue cazado en la AP-7, en Valencia, circulando a 252 kilómetros por hora en una carretea limitada a 120. En Málaga, un turismo fue interceptado por un radar a una velocidad de 219 kilómetros por hora, cuando la permitida era también de 120. Además, en Córdoba, una furgoneta circulaba a 184 por hora por la A-45, limitada a 90. Por último, en Pontevedra, en la PO-551, el radar captó un motorista a 188 por hora, en una vía limitada a 50.

Los cuatro fueron puestos a disposición judicial y podrían ser condenados a una pena de prisión de entre tres y seis meses, o a la de multa de seis a 12 meses o a trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y, en cualquier caso, a la privación de conducir vehículos a motor y ciclomotores entre uno y cuatro años.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >