Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente cobró como líder de la oposición casi el triple que Rubalcaba

El líder de los socialistas hace públicas sus declaraciones de la renta de los 10 últimos años

Las retribuciones de Alfredo Pérez Rubalcaba en 2012, su primer año completo al frente de la oposición y del PSOE, ascendieron a 83.676 euros brutos, según su declaración de renta presentada ante Hacienda. Solo un año antes, en 2011, Mariano Rajoy, como líder de la oposición y del PP, cobró 239.084 euros, casi tres veces más que su homólogo socialista. La enorme diferencia, con prácticamente idénticas responsabilidades, no está en sus sueldos como diputados sino en los complementos que Rajoy (igual que el resto de la cúpula del PP) recibió del partido en concepto de “gastos de representación” pero con 14 pagas, como un salario más.

Alfredo Pérez Rubalcaba hizo públicas ayer las declaraciones de renta presentadas entre 2003 y 2012. La diferencia entre las retribuciones brutas de ambos líderes de los dos principales partidos en ese período de tiempo asciende a 1,1 millones de euros. La mayor distancia se dio en 2011. Rubalcaba declaró 64.023 euros después de dejar la Vicepresidencia del Gobierno en julio, al ser nombrado candidato a la presidencia, y mantener, únicamente su sueldo y escaño como diputado. Tal como ha explicado el propio Rubalcaba, en esa cantidad no se incluye la indemnización como exministro “por haber renunciado a ella”. Rajoy declaró 239.084 euros ese año, el último como jefe de la oposición, antes de ganar las elecciones del 20-N.

En los mismos años, los ingresos netos de Rubalcaba sumaron 574.813 euros, mientras que los de Mariano Rajoy ascendieron a 1.141.086 euros netos. Es decir, en neto, el actual jefe de la oposición ha ganado en diez años la mitad que el actual presidente del Gobierno en el mismo periodo de tiempo.

En esta década, el año que menos ingresó Rubalcaba fue en 2003, cuando declaró 59.576 euros. El año que menos declaró Rajoy fue 2012, como presidente del Gobierno, que ingresó 74.912 euros brutos. El año en que el primero más ingresó fue en 2005, con unos ingresos de 94.940 euros brutos, mientras que la declaración de Rajoy más abultada fue la de 2009, con algo más de 240.000 euros.

Todas las declaraciones, excepto una, son más voluminosas en el caso del dirigente del PP que, con la publicación de sus declaraciones de renta, el pasado febrero, quiso sofocar la polémica que desencadenó la noticia de los sobresueldos registrados en la caja b del PP que manejaba su extesorero Luis Bárcenas.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se comprometió, además, a que toda la cúpula del partido se sumará al “ejercicio de transparencia” realizado por Rajoy. Pero aún no lo ha hecho.

El secretario general del PSOE prometió entonces que también haría públicas sus declaraciones de renta, pero señaló que lo haría cuando se alcanzara un acuerdo con todos los grupos sobre el formato que permitiera presentar las de todos los diputados. El acuerdo nunca llegó y Rubalcaba decidió ayer, a través de un comentario en su cuenta de Twitter, cumplir con su promesa.

“No quiero que los dirigentes populares puedan seguir utilizando mis declaraciones de renta para desviar la atención sobre los graves sucesos que venimos conociendo en los últimos meses. Datos que hablan de la existencia de una contabilidad b en el PP y de sobresueldos pagados así mismo en b, por tanto, no declarados a Hacienda, a los máximos dirigentes de ese partido”, señaló el líder socialista en las explicaciones sobre la decisión de publicar sus datos fiscales en la página web del PSOE.

Así, en la página web del PSOE fueron colgados ayer los certificados del Ministerio de Hacienda sobre las declaraciones que demuestran, tal como señala Alfredo Pérez Rubalcaba, que, como ya dijo en la rueda de prensa del 14 de febrero, había pedido en aquel momento ya la correspondiente documentación a la Agencia Tributaria.

El líder del PSOE ha incluido, además, sus declaraciones de patrimonio de los mismos años. La mayor corresponde al ejercicio 2011, cuando declaró más de un millón de euros de patrimonio. Sin embargo, el líder socialista ha destacado la de 2006 porque refleja un incremento patrimonial que corresponde a la herencia de su padre, tal como explica el socialista. Sobre la declaración del 2011, aclara Rubalcaba, que, aunque no era obligatorio, “se presentó para dar cuenta a Hacienda del incremento patrimonial que se había hecho constar en el Registro de Intereses de Altos Cargos, correspondiente a la herencia de mi madre fallecida en el año 2009”. “Como se puede comprobar en las declaraciones adjuntas, aproximadamente un 70% de mi patrimonio, que consta en la Declaración de Bienes del Congreso, tiene su origen en la herencia de mis padres”, aclara.

Después hacer públicas sus declaraciones de renta y tras la reunión de la Diputación Permanente, Rubalcaba explicó que ha considerado que “este era el momento”, el inicio del curso político, para callar las continuas o casi diarias reclamaciones del PP para que destapara sus ingresos, como ya adelantó que haría en febrero de este año.