Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez obliga al etarra Bolinaga a que lo examinen los forenses de la Audiencia

El etarra había rechazado ser revisado por los médicos del tribunal

Castro asegura que el secuestrador está obligado a hacerlo por su libertad condicional

 Vídeo: Atlas

Josu Uribetxebarria Bolinaga, el etarra enfermo de cáncer en libertad condicional desde agosto del año pasado por su estado incurable, tendrá que ser revisado en persona por los forenses de la Audiencia Nacional, quiera o no quiera. El juez de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, en un auto en el que rechaza el recurso del terrorista contra el nuevo chequeo, advirtió este viernes a Bolinaga de que está obligado al nuevo examen forense porque su constante evaluación clínica es una de las obligaciones contenidas en “el auto de reglas de conducta impuestas en el auto de libertad condicional por razones humanitarias” y porque “fue precisamente la situación de su enfermedad” la que propició su salida a la calle por motivos humanitarios.

Bolinaga se ha negado desde julio a que los forenses de la Audiencia lo vean en persona. Sin embargo, estos ya han apoyado en un informe preliminar “la conveniencia” de que el etarra continúe con su tratamiento “fuera del ambiente penitenciario”. Este dictamen de los forenses de la Audiencia, en el que afirman que el terrorista se encuentra en un estado de “estancamiento del proceso oncológico”, es consecuencia del estudio de los informes elaborados por los médicos del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) que evaluaron el estado del cáncer del etarra a principios de verano. Los oncólogos concluyeron que el recluso padece “metástasis múltiples de un carcinoma renal a nivel de sistema nervioso central” y un “nódulo pulmonar”, y que su estado sigue siendo muy grave e irreversible.

No obstante, los médicos legales afirman que el estado del terrorista “no impide de forma absoluta” que sea tratado en una prisión, siempre que esta cuente con medios personales y materiales que permitieran atender a Bolinaga y derivarle con urgencia a un centro hospitalario con servicio de oncología, según informa Europa Press. Pese a ello, consideran “justificado” que el etarra siga su tratamiento en libertad.

Ahora bien, el dictamen de los forenses es preliminar y para que sea definitivo quieren someter en persona a un chequeo al que fuera el guardián del zulo estrecho y húmedo en el que ETA mantuvo secuestrado a José Antonio Ortega Lara durante 532 días.

Castro encargó el pasado 18 de julio a dos forenses de la Audiencia “un informe detallado” sobre el estado de salud de Bolinaga. Atendía de esta forma a la petición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional de que se hiciera una “nueva evaluación de las circunstancias que concurren en el enfermo, pues ya ha sido objeto de tratamiento” durante los once meses que lleva en libertad condicional. Su liberación fue adoptada formalmente el 30 de agosto de 2012, con gran escándalo por parte de las asociaciones de víctimas del terrorismo, pero su salida efectiva del hospital se produjo el 23 de octubre.

Bolinaga, a través de su abogada, Ainhoa Baglietto, se negó a la revisión en persona por parte de los forenses, pero no a que se revisaran los documentos de las revisiones efectuadas por (Osakidetza). El juez Castro subraya que el examen directo solo pretende “una valoración de los síntomas del enfermo en relación a la libertad condicional”. Castro recuerda que la ley le permite comprobar la evolución del liberado condicional, “sin que ello suponga prejuzgar la situación jurídica en la que se encuentra ni los efectos que se puedan derivar de la misma, máxime cuando la situación de enfermedad fue lo que permitió acceder al tercer grado y posteriormente a la libertad condicional por motivos humanitarios”.

El juez de Vigilancia Penitenciaria, pese a que admite que la situación que se plantea con el chequeo “puede ser inusual”, insiste en que debe conocer todas las revisiones y pruebas a las que es sometido el etarra y que también “debe estar informado del estado de salud del penado, requiriendo para ello cuantos informes estime oportunos”.

Bolinaga sera sometido a finales de este mes y principios de septiembre a nuevas revisiones en el Hospital de Donostia.

Más información