Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos centenares de inmigrantes saltan la valla en Melilla

Unos 50 logran acceder a la ciudad

Es el primer salto desde finales de julio, cuando murió un subsahariano

Ampliar foto
Un inmigrante africano cruza la frontera hacia la valla de Melilla en agosto de 2012.

Alrededor de 200 inmigrantes subsaharianos han intentado este martes saltar la valla fronteriza con Marruecos para acceder a Melilla, ha informado la Delegación del Gobierno en dicha ciudad. Las autoridades estiman que al menos medio centenar logró entrar.

Los hechos han ocurrido cerca de las tres de la madrugada en la zona conocida como Río Nano. Un hombre de unos 20 años de edad ha resultado herido y ha tenido que ser atendido en el Hospital Comarcal. Si bien su pronóstico es bueno, tendrá que ser hospitalizado debido a un aplastamiento en las vértebras lumbares.

El resto de inmigrantes han sido puestos a disposición de la Jefatura Superior de Policía. Fuentes del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) han asegurado que 21 hombres ingresaron ayer en sus instalaciones, aunque esperan que la cifra aumentase en las próximas horas, ya que algunos “se esconden primero y no llegan inmediatamente”.

El último salto a la valla fue el 25 de julio, en el que un subsahariano perdió la vida. Los primeros resultados de la autopsia revelaron que no se había detectado “causas violentas en la muerte del joven”, según informó entonces la Delegación del Gobierno. Unos 40 inmigrantes lograron entrar en la ciudad esa mañana. Otros 100 no lo consiguieron.

Unos días antes, unos 500 subsaharianos habían protagonizado dos saltos casi simultáneos en diferentes puntos de la valla fronteriza, pero solo un centenar pudo cruzar a España.

El portavoz de la Delegación de Gobierno en Melilla ha admitido que ha habido un incremento de ataques a la valla durante los últmo meses, por lo que las autoridades han reforzado las medidas para “impermeabilizar” la frontera. Un helicóptero de la Guardia Civil y otro de la Policía Nacional participan en las labores de vigilancia, aunque este último patrulla la zona de forma “puntual”.

Hacinamiento en el CETI

El centro que acoge temporalmente a los extranjeros llegados de forma irregular está habilitado para alojar a 480 personas. Esta semana, no obstante, se ha visto obligado a albergar a cerca del doble de su capacidad. Según fuentes del CETI, actualmente atienden a 861 inmigrantes, aunque se prevé que 40 se retiren esta semana.

La dirección ha instalado tiendas de campaña en aulas y salas multiusos para atender a los recién llegados, aunque, el centro asegura que “la sobreocupación ya es algo habitual".

El mayor ingreso ocurrió hace dos semanas, cuando hubo varios saltos en diferentes jornadas. "En tres días entraron unas 250 personas", han afirmado desde el CETI.