Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bárcenas pedirá un careo judicial con Cospedal

La defensa del extesorero planea solicitar la comparecencia de políticos o empresarios incluidos en la contabilidad b

La defensa del extesorero del PP Luis Bárcenas planea solicitar un careo de los políticos o empresarios incluidos en su contabilidad b como donantes o perceptores para que en sede judicial le desmientan, según fuentes próximas a su defensa legal. La primera víctima de tal estrategia de su letrado, Javier Gómez de Liaño, sería Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, cuyo testimonio solicitó la fiscalía Anticorrupción “para que explique el procedimiento de recepción de las donaciones anónimas percibidas por el partido”. Bárcenas, en sede judicial, ya le ha imputado a Cospedal dos actuaciones irregulares: el cobro de sobresueldos opacos en 2008 y la percepción de 200.000 euros en 2007 a través de su gerente en Castilla-La Mancha del PP, José Angel Cañas, supuestamente procedentes de una comisión por una adjudicación de un contrato millonario de basuras en Toledo por el PP.

La dirigente popular niega haber percibido sobresueldos opacos. Y enmarca los 200.000 euros recibidos de Bárcenas por su gerente en un mero aporte de la tesorería nacional a las cuentas regionales del PP, pero cuyo soporte documental ni aparece en la contabilidad oficial ni facilita.

El letrado Liaño ya ha pedido otras dos diligencias explosivas más al juez del caso. Sobre la contabilidad manuscrita del PP, cuya autoría ya admite Bárcenas, su letrado señala a Ruz que en tales folios aparecen dos firmas: “Una y lo explicó él [Bárcenas] en su comparecencia judicial, es la suya, la otra, pertenece al entonces tesorero del PP, Álvaro Lapuerta”. Y, por ello, solicita que “se compruebe si en efecto esa segunda firma que aparece en los folios fue estampada por Lapuerta”. El PP esgrime que los papeles de Bárcenas contienen datos falsos. Su letrado plantea el interrogante de por qué entonces están visados por alguien fuera de toda duda en el partido como Lapuerta.

Por último, la defensa del extesorero preso exige que el PP “haga entrega al juzgado de los dos ordenadores portátiles que Bárcenas tenía en su sede y que por técnicos cualificados, en presencia de las partes, se descarguen los archivos en la memoria de ambos dispositivos informáticos”. Presuntamente, en tales ordenadores Bárcenas dispondría de información adicional y comprometedora de pagos y donativos opacos del PP.