Del “quiero agotar” al “me quiero ir”

Desde hace un mes, pese a los mensajes públicos, estaba claro que Griñán se quería ir

Lo único que estaba claro desde hace un mes, cuando José Antonio Griñán anunció la puesta en marcha del proceso sucesorio en la Junta de Andalucía, es que el líder de los socialistas andaluces no iba a seguir muchos meses en el cargo. A pesar de sus mensajes en público de que tenía intención de agotar la legislatura, de la que quedan tres años, era evidente que Griñán se quería ir cuanto antes. Y apenas lo disimulaba. De hecho, cada vez eran más habituales sus comentarios en el sentido de que su etapa política en Andalucía, por no decir su carrera política, estaba llegando a su fin. “Me quiero ir”, decía cada vez a más personas en las últimas semanas.

El indicio más claro fueron las primarias exprés que puso en marcha el PSOE andaluz una vez que Griñán anunció su decisión de no repetir como candidato autonómico. Desde diferentes sectores del PSOE no se entendían estas prisas para designar al sucesor cuanto antes. En la cabeza de Griñán, según las fuentes consultadas, estaba ya previsto el paso que va a dar hoy, es decir, anunciar que dejará a la vuelta del verano la presidencia de la Junta de Andalucía.

En los últimos días, algunas de las personas más próximas al presidente de la Junta han dejado una especie de mensajes cifrados que, leídos hoy, dejan claro que la decisión estaba tomada: “A partir del miércoles (por hoy) estaremos preparados para cualquier escenario, absolutamente cualquier escenario”, afirmó el lunes el vicesecretario general del PSOE andaluz, Mario Jiménez.

Las fuentes consultadas señalaron que Griñán tendrá que dimitir a finales de agosto si quiere que Susana Díaz tome posesión como presidenta en los primeros 10 días de septiembre.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50