Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pons defiende la militancia de Cobos: “Acabará siendo punible votar al PP”

Los populares arropan al presidente como antes lo hicieron con Enrique López

El Partido Popular no tiene ningún problema en reconocer, aunque no se supiera hasta ahora, que el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, designado a propuesta suya, es o al menos ha sido hasta hace poco militante del PP. Después del primer impacto por la noticia publicada por EL PAÍS, el PP puso en marcha su maquinaria para defender a Pérez de los Cobos, sostener que es perfectamente legal militar en un partido y ser miembro del Tribunal Constitucional, e incluso casi presumir de esa condición. El secretario de Estudios y Programas del partido, Esteban González Pons, fue el encargado de poner la voz del PP para defender la militancia de Pérez de los Cobos.

González Pons se defendió atacando: “En este país, al ritmo que vamos, parece que va acabar siendo punible ser, creer, pertenecer o haber votado alguna vez al PP”, señaló en declaraciones a la prensa en los pasillos del Congreso. El PP no ve por tanto nada extraño en que un militante suyo, con obligaciones expresas de defender los principios, los fines y las líneas estratégicas del PP según sus estatutos, vaya a presidir, con voto de calidad, las deliberaciones de decisiones clave sobre la política de Mariano Rajoy como los recursos contra los recortes del sueldo de los funcionarios. También tendrá voto de calidad en el recurso que el PP presentó contra la reforma del aborto del PSOE, por ejemplo.

González Pons apeló a la ley para asegurar que si legalmente no hay nada que impida que un militante del PP sea miembro del Constitucional, para el partido tampoco hay ningún tipo de problema de imagen o prestigio de las instituciones. “Donde no existe un límite constitucional, mal está que establezcamos todos los demás un límite que no está amparado por la ley”, subrayó. El PP, antes de las elecciones, prometió en el programa electoral que se dedicaría a “despolitizar” las instituciones.

Fuentes del Gobierno señalaron que el Ejecutivo tampoco está preocupado por la polémica. De hecho, el PP defiende ahora a Pérez de los Cobos como antes la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, justificó la elección como magistrado del Constitucional de Enrique López, una persona muy vinculada al PP y con trayectoria polémica, lo que hizo que la mitad del tribunal rechazara su nombramiento por no cumplir con los requisitos, por lo que salió adelante con el voto de calidad del anterior presidente, Pascual Sala.

González Pons apuntó además que en el Constitucional hay ahora tres ex altos cargos de gobiernos socialistas. “No digo afiliados”, matizó. “Estoy esperando que algún día pregunten: ¿Cree usted que alguien que ha votado al PP puede ser magistrado del TC? Si hay tres ex altos cargos del PSOE, puede haber otros magistrados que a lo mejor alguna vez hayan votado al PP”, ironizó.

Mientras, en la misma línea de asegurar que el PSOE hace cosas parecidas, fuentes del PP consultadas por Europa Press señalaron que Luis López Guerra, actual miembro del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), ocupó la vicepresidencia del Tribunal Constitucional y fue vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con el carné del PSOE.

Estas fuentes recalcaron que López Guerra fue secretario de Estado de Justicia con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2007) y antes había sido elegido parlamentario del PSOE en la Asamblea de Madrid en las elecciones de 2003. En este momento en el Constitucional también hay un magistrado, Andrés Ollero, que fue diputado del PP desde 1986 hasta 2003, y es además miembro del Opus Dei, que precisamente es el ponente del recurso contra la ley del aborto del PSOE.