Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Poder Judicial lleva al fiscal las presiones a una juez militar

Ampara a la capitán expedientada por investigar un caso de corrupción

Por vez primera, el Poder Judicial ha decidido dar amparo a una juez militar ante las presiones contra su independencia. Después de valorar las alegaciones de las partes, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó ayer elevar al pleno del órgano de gobierno de los jueces la propuesta de conceder el amparo a la capitán Patricia Moncada, titular del juzgado militar territorial número 12 de Madrid. Aunque la decisión final corresponde al pleno, se da por descontado que este asumirá la propuesta de la permanente, adoptada por unanimidad y presidida por el presidente del CGPJ y del Supremo, Gonzalo Moliner.

El Poder Judicial insta al coronel jefe de la Agrupación del Acuartelamiento de la base aérea de Getafe (Madrid) "al cese o abstención de cualquier acto que perturbe el ejercicio independiente de la actuación judicial" y acuerda trasladar al fiscal los hechos sucedidos el pasado 3 de junio en el acuartelamiento de Getafe, al que acudió la juez para practicar un registro en una investigación por corrupción, por si fueran constitutivos de un delito de obstrucción a la justicia. La juez se enfrentó con el coronel porque este le reprochó que no le hubiera avisado con antelación y ella argumentó que las diligencias estaban declaradas secretas y no podía informarle.

Como consecuencia de este incidente, el Tribunal Militar Central abrió un expediente disciplinario a la juez, pero el coronel no fue sancionado.

El Poder Judicial no dice una palabra sobre el expediente a la juez, pues no es de su competencia, pero traslada su acuerdo al presidente del tribunal militar para que tome nota: donde la justicia militar veía una falta de la juez y ninguna del coronel, la justicia civil aprecia lo contrario.