El PP avisa que Rajoy acudirá al Congreso pero no “cuando lo manden de Soto”

Alfonso Alonso considera que Rubalcaba hace un uso "falso" de la moción de censura Durán confía en que el Gobierno sea capaz "de parar la moción" El presidente del Congreso cree que el PSOE se precipita

Nada nuevo respecto a las intenciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, salvo que “al día de hoy” se mantienen “las previsiones”. Estas palabras, del portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso, se traducen en que el presidente no ha dado ninguna señal respecto a que considere atender la exigencia de la oposición de que acuda al Congreso a explicar su relación con Bárcenas. No hay señales en el PP desde Moncloa salvo que se debe mantener la tesis de que la situación es idéntica a la de la semana pasada cuando el Grupo Popular votó en contra de la comparecencia de Mariano Rajoy. Pero el anuncio de una moción de censura si la próxima semana, el miércoles 24 de julio, el Grupo Popular vota en contra otra vez de la comparecencia de Rajoy, ha trastocado el quehacer político.

Los populares al día siguiente del anuncio han lanzado los dardos contra el autor de la iniciativa, Alfredo Pérez Rubalcaba. De nuevo, el portavoz parlamentario, Alfonso Alonso ha vinculado al extesorero de su partido Luis Bárcenas con la oposición parlamentaria. "El presidente del Gobierno vendrá al Parlamento cuanto tenga que venir pero no cuando se lo manden alguien de Soto", ha dicho. Es decir, la petición de toda la oposición parlamentaria la sitúa el portavoz parlamentario del Grupo Popular  en la cárcel de Soto del Real  donde está preso Luis Bárcenas.

Más información
'Caso Bárcenas'
Moción de censura contra el bloqueo institucional
El titular del juzgado de Ruz insiste en la nulidad de los casos si sigue este juez

Hasta saber qué va a hacer Rajoy, el Grupo Popular no puede hacer otra cosa que reiterar las explicaciones que ha dado el presidente hasta ahora sobre este asunto. Rajoy y su partido remiten a las explicaciones que ofreció en el mes de febrero con la publicación de EL PAÍS de los llamados papeles de Bárcenas con la contabilidad B del partido. Alonso ha subrayado que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ya ha podido debatir con Rajoy "en 39 ocasiones" desde el comienzo de la legislatura, muchas de ellas este último año, y no es responsabilidad del PP "que desaproveche todas las ocasiones que tiene", ha dicho el portavoz para salir del paso a los muchos requerimientos que ha tenido en el Senado para que diera alguna pista sobre lo que puede pasar. En principio no hay síntomas de que el grupo vaya a cambiar de opinión y, por tanto, el PSOE no tendrá otro remedio que seguir adelante con su anuncio de presentar la moción de censura.

Una moción que con las primeras explicaciones que ha dado Rubalcaba tendría unas características diferentes a las dos que ha habido en España.  “El señor Rubalcaba plantea un uso falso de la moción de censura, puesto que sus objetivos están muy claros en la Constitución”. Los populares recuerdan que la moción de censura constructiva, además de exponer las razones por las que se invalida al Gobierno lleva aparejada la presentación de un candidato que aspira a la presidencia del Gobierno y que expone ante la cámara un programa. Rubalcaba ya ha aclarado que no quiere “sustituir a Mariano Rajoy sino censurarle por devolver la dignidad democrática” al Parlamento una vez que se han “cegado” las vías en el Congreso de las que oposición puede hacer uso para obligar a Rajoy que comparezca. No pueden hacer otra cosa, insisten, ya que por ocho veces el Grupo Popular ha rechazado la petición de la oposición. "Si la semana que viene en la Diputación Permanente el PP vuelve a votar en contra, presentamos la moción de censura", ha recalcado la portavoz parlamentaria socialista, Soraya Rodríguez.

Solo Rosa Díez, dirigente de UPyD y máxima defensora de la moción de censura como única forma de que el presidente ofrezca explicaciones -aunque no tiene ni siquiera que aparecer en la moción - ha dejado claro que apoya esa iniciativa del PSOE. Los demás portavoces de la oposición mantienen con fuerza la petición de que Rajoy comparezca pero no tienen claro en absoluto que la moción sea lo mejor; es más, confían en que no llegue a producirse. "Espero que el gobierno sea capaz de evitar la moción de censura", ha proclamado el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, a quien se le antoja muy cansino la espera hasta la próxima semana con la permanente especulación sobre si habrá esa moción. Durán, presidente de la comisión de Exteriores del Congreso, tiene muy en cuenta la pésima imagen para España de someter al gobierno a una moción de censura, lo que no impide que solicite la comparecencia de Rajoy.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Mucha cautela muestra también Izquierda Unida, cuyo coordinador general, Cayo Lara, prefiera esperar "al resultado de la diputación permanente" de la próxima semana para abordar la moción de censura. Su grupo no quiere una sustitución de Rajoy sino la convocatoria de elecciones.

El presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, cree por su parte que el PSOE se precipita y "está avanzando un avanzando un poquito demasiado rápido" en relación con la moción de censura. Y expresa un deseo. "Espero que todo termine bien para todos"

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS